CÓMO COMBATIR EL DESESPERO

CÓMO COMBATIR EL DESESPERO

- Que Fibratolima se va para Medellín .

24 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

- No. Lo que pasa es que simplemente la van a cerrar .

- A lo mejor es que la van a liquidar .

Las anteriores especulaciones se han escuchado por todos los rincones de la ciudad durante los últimos días. Pero no son más que eso: especulaciones producto del desespero y la angustia que genera en la gente la idea de perder sus empleos o el temor de que la situación empeore.

Pero este caso viene como anillo al dedo para ilustrar lo que ocurre cuando la gente se desespera y comienza a pensar negativamente.

Primero que todo la empresa no se va para Medellín, ni la van a cerrar y mucho menos la van a liquidar. Simplemente Fibratolima es en estos momentos otra víctima de la crisis que ha golpeado duramente sectores como el textilero. Para tener una idea de lo anterior, la reciente encuesta de la Andi, señala que en Enero las ventas de las textileras de todo el país crecieron un -26,4 por ciento.

Incluso hace poco el gerente de Concalidad, Iván Ocampo, dio unas declaraciones por la radio donde palabras más, palabras menos, afirmaba que tenía 300 personas sin empleo en su fábrica y que nada que aparecía trabajo para reactivar la producción de la empresa. Y es cierto, según el presidente de Acopi, Alirio Rivera, por lo menos 50 microempresas que le trabajan a los grandes confeccionistas están paralizadas por la crisis.

Cómo está Fibratolima? Pero una cosa es que las cosas no anden bien y otra que vayan a liquidar la importante textilera que genera mil empleos. La verdad es que se nos subieron los inventarios y para no licenciar a los empleados, optamos por una fórmula creativa que consiste en adelantar los festivos del segundo semestre , señaló el presidente de la factoría, Gustavo Bernal.

Y fíjense como son las cosas. Justamente en este momento la empresa está aumentando su nómina ya que duplicó su fuerza de ventas. Es más, de acuerdo con Bernal, las empresas textileras del Tolima son las que mejor están aguantando el chaparrón de la crisis .

Pero existe otro elemento que en estos momentos tiene en alto el optimismo de los accionistas de Fibratolima y el grupo Concalidad.

Resulta que hace unos días las dos empresas participaron en un evento en los Estados Unidos denominado Magic Show de las Vegas. Allí los representantes de las compañías tolimenses llegaron a un acuerdo preliminar con la empresa más importante de ese país en prendas de tejido de punto.

Se trata de la firma Sara Lee una de las más grandes comercializadoras de los Estados Unidos. De acuerdo con varias fuentes de la empresa, un sólo pedido de Sara Lee bastaría para copar la capacidad instalada de las dos empresas.

Pero si fuera por el primer párrafo de este informe, hoy Fibratolima estaría en Medellín o a punto de liquidarse.

Qué gana con desesperarse? El caso de Fibratolima nos enseña que en medio del desespero, las personas son capaces de cerrar empresas o hasta de liquidarlas.

Ahora bien, se ha puesto a pensar qué consigue con desesperarse. Paga las cuentas atrasadas, consigue empleo o le puede dar una buena sopa de desespero a sus hijos?.

La respuesta es no. Si usted se desespera está dando un primer paso para empeorar la situación. Por ejemplo, qué sacaron las personas que se suicidaron por problemas económicos. Acaso su muerte sirvió para que su familia solucionara los problemas financieros. No será que por el contrario lo que hacen estas personas es sumarle otro problema a la delicada situación de sus familias.

Desesperándose, como en el caso del agiotista que casi mata a un carnicero de Ibagué por cobrarle una plata, lo único que conseguirá es hundirse más el cuchillo .

Justamente es en este momento cuando usted necesita más calma para ponerle la cara a la crisis y comenzar a solucionar el problema.

Porque eso sí, la mejor forma de solucionar la crítica situación no es sólo esperando que las tasas de intereses bajen, si no enfrentando el problema, enfrentando una realidad: estamos en recesión y es hora de adaptarnos a ella.

Y como les cuesta a las personas apretarse el cinturón. En plena crisis quieren seguir gastando su dinero en cosas que no son tan necesarias. En días pasados el presidente de Acopi decía algo muy cierto estamos en una economía de guerra y debemos tomar medidas de guerra .

Pero no basta con que usted enfrente la realidad. A lo mejor ya lo está haciendo. Ahora sólo le falta concientizar a su esposa y a sus hijos de la situación. Pero no lo haga a gritos ni en medio de una discusión. Hágalo en un momento de calma y con todos los argumentos que tenga a la mano. Si todos en la casa se concientizan de la crisis, habrá resuelto gran parte de sus problemas pues ahora tendrá varios aliados que le ayudarán a apagar los bombillos que permanecen prendidos sin necesidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.