TIEMPO DE VALS

La concepción de que a los quince años de edad las mujeres deben ser presentadas en sociedad se trasladó hace más de 20 años al mundo del turismo.

18 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

En Austria, la propietaria de una agencia de viajes colombiana pensó que el baile de gala que presenciaba sería un sueño para su hija. Luego intuyó que también sería buena idea para las hijas adolescentes de otros y así nació el primer plan turístico para quinceañeras del país, que recientemente recibió la orden Johann Strauss de la Oficina de Turismo de Viena.

Entonces el baile se desplazó de la sala de club, hotel o residencia a un elegante salón en Viena, la capital mundial del vals, y los compañeros de la homenajeada a la hora de El Danubio azul dejaron de ser los familiares de todas las edades y los amigos del colegio o del vecindario, para darle cabida a los cadetes de una escuela militar austríaca. Como un sueño hecho realidad.

La idea de abrirse al mundo con un recorrido tan cultural como juvenil por el Viejo Mundo sedujo rápidamente a muchos padres, que prefirieron invertir en que sus hijas aprendieran a viajar solas y a relacionarse con otras personas durante varias semanas, a la parafernalia efímera pero igualmente inolvidable de las fiestas de 15.

El precio de estos viajes a Europa, hoy por encima de los seis mil dólares, convirtió a la Florida (Estados Unidos) en una opción fuerte para las quinceañeras, seducidas por el magnetismo de los parques de atracciones y el ensueño de un crucero por el Caribe. Un viaje de estos se puede conseguir por un poco más de la mitad del costo de uno al Viejo Continente.

Desde años más recientes las personas de billeteras menos gordas encuentran ofertas hacia destinos más cercanos y por lo tanto más accesibles. Ni siquiera tienen que olvidarse de celebrar la tradicional fiesta, porque la misma compañía organiza la rumba en Bogotá y el viaje al Caribe colombiano por un precio que está alrededor de un millón y medio de pesos.

Para tener en cuenta -Antes de tomar una decisión, cerciórese de que la empresa turística que piensa contratar tenga tradición en el mercado, factor que prácticamente garantiza un viaje sin contratiempos.

-Por lo general, las compañías que ofrecen esta clase de viajes hacen una reunión previa donde explican a padres e hijas lo que estas últimas necesitarán durante el recorrido, además de presentar a las personas que las acompañarán.

-Pregunte por las medidas de seguridad que garanticen la integridad de su hija y confirme que el cupo de la excursión sea limitado y exclusivo para niñas.

-Exija el itinerario detallado del viaje (hoteles específicos, tipo de acomodación en las habitaciones, etc.) y aclare si las viajeras tendrán derecho a cierto número de llamadas por el valor pagado.

-En estos casos las sorpresas pueden no ser muy divertidas. Consulte con su hija los destinos que más le interesan. No decida usted por ella porque correrá el riesgo de una decepción. Una opción intermedia son los planes que combinan la oferta cultural con las atracciones propias de la edad como los parques y restaurantes de comida chatarra.

-Los cheques viajeros minimizan el riesgo de viajar con efectivo. Anote los números de estos, así como los de los tiquetes y tarjetas de crédito. Si algo se extravía será más fácil avisar al consulado, línea aérea o banco correspondiente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.