Secciones
Síguenos en:
FEDERICO FELLINI: APUNTES DEL DIRECTOR

FEDERICO FELLINI: APUNTES DEL DIRECTOR

De no haber sido director de cine, Federico Fellini estaría en un circo, como director, claro. Un circo surrealista, lleno de personajes barrocos. Algo así como a los locos que subió en el barco de su película Y la nave va, aludiendo a un cuadro del Bosco. De cualquier forma, siempre habría sido fiel al riesgo. Lo grandioso de Fellini está en las 24 películas que ha filmadado. No hay mucho de maravilloso en su vida (él mismo lo ha confesado), aunque sí de genial. Al fin y al cabo es un hombre que salió de la provincia, Rimini, entró a la gran ciudad, Roma, y terminó haciendo cine. Pero la suya es una cinematografía que se burla y, a la vez, destaca las pasiones y desafueros de una Italia que sufre la peor de las crisis: de identidad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

Fellini es grande por su presencia en el cine desde los años cincuenta. Entonces fue protagonista del Neorrealismo y más adelante se dejó tocar por otras tendencias. Y es aquí donde está el acierto del director de La calle; Roma, ciudad abierta; El satiricón; y Ocho y medio: superó las corrientes de moda y reflexionó el momento. Fellini siempre ha guardado una distancia prudente. Es igual con los temas que hacen referencia a su país y a su historia particular.

Su cine, por el cual mañana será homenajeado en la entrega de los Oscares con la estatuilla a su vida y obra, es un cine hecho a partir de personajes e historias. Estos son metáfora de su idea sobre el arte, la cultura, los medios de comunicación, el machismo, la política... Hacer una película suele decir significa vivir y, al mismo tiempo, hablar de la vida. Es una combinación del hecho de estar en la vida y del momento de crearla. Estoy solo con mis fantasías que después tengo que materializar .

Fellini, como Luciano Visconti, Michelangello Antonioni e Ingmar Bergman, ha sido considerado creador de un cine serio; sin embargo, son ellos los verdaderos autores de una realidad a partir de la sátira y el humor.

La cara del dibujante En cada una de sus cintas, el resultado no es otro que la escenificación de sus fantasías acerca de un mundo provisto de circo y, sobre todo, las huellas del desapego y la lejanía. Estos, que fueron los lugares típicos de su cine, han evolucionado ante el deterioro de su país y el resto del mundo: hoy los payasos son reales, vacilantes y canallas, y dominan el planeta . Por eso, en su más reciente película, Las voces de la luna, ha confiado sus personajes a dos actores cómicos, Paolo Villaggio y Roberto Benigni, que recitan a cara descubierta .

Roma se volvió una obsesión fílmica, desde cuando entró a ella en un tren de vapor en los años treinta. Dejó atrás la Rimimi católica y fascista, atenta a la voz de Mussolini en la radio. Y en Roma, ciudad abierta contó lo que le suscitaba la capital. Una ciudad vive sobre todo a través de la población que la habita. En todos hay una expresión constante que es como una cicatriz, una señal del destino: el escepticismo que tuerce el labio hacia un lado o que hace la mirada socarrona y pesada. Roma es la única ciudad donde también los niños son escépticos .

Pero tampoco ha ignorado a la mujer. Por eso, en los setenta hizo La ciudad de las mujeres, una cinta que fue a la vez homenaje, laberinto, serenata, confesión de amor...

Son sus mujeres excéntricas y sus hombres portadores del pecado original, quienes le han merecido reconocimiento pero también el título de loco. Fellini, como pocos, ha vuelto fantasiosa y onírica cualquier situación de la vida cotidiana. Una película es siempre una confesión secreta, un documento que revela los viejos sueños. No vuelvo a verlos porque esto sería como ponerse una camisa chica, o por lo menos gastada .

Este director le ha dado a la humanidad una nueva interpretación de sus vicios, pasiones, lujurias y desvelos. Ha exorcizado los fantasmas que la religión y la política intentan conservar. Ahí están los rasgos de su pasado y su presente, ahí está él, pero no su autobiografía, debe ser que todavía no le tengo confianza a este oscuro inquilino mío que es Fellini .

Es constante el juicio descarnado que lanza a Italia. Pero no es Fellini quien se inventa la realidad de un país montado en las ruinas de un imperio milenario. Más bien, le llama la atención a la nación con un cine de intensa belleza, que de pronto saca al espectador de su mutismo y le recuerda que está en una sala como un simple observador de una pequeña mentira.

Para él no hay una línea divisoria entre imaginación y realidad. De ahí le vienen sus películas, como también de una concentración total en su estudio de Cineccitá. Y parten también de la cólera, las travesuras, el libre albedrío... De ahí mismo salen sus innumerables dibujos y los proyectos en donde le acompaña otro ídolo de la península, Marcelo Mastroniani. Fue el cine de ambos el que por años vieron los italianos. Ese país que ha sufrido, en los últimos cinco años, el cierre de cinco mil teatros. Por eso lo difícil de algún patrocinio para sus películas.

Hoy, este director de 72 años busca infructuosamente un productor que quiera arriesgarse a realizar su Blocknotes de un regista (Apuntes de un director), un filme con sus reflexiones sobre el cine italiano de los últimos 45 años.

Un reflejo con las mentiras y verdades de un director que se define como un tipo sincero, un ser que siempre tiene una versión distinta porque es mejor no repetirse. Fellini soprende y hasta desconcierta. Eso pasa cuando se le oye decir, por ejemplo, me inventé todo: una infancia, una personalidad, nostalgias, sueños y recuerdos para poder contarlos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.