CERRADA LA LLAVE DE LOS CRÉDITOS

CERRADA LA LLAVE DE LOS CRÉDITOS

Ni las entidades tienen abierta completamente la llave de los créditos, ni los clientes están afanosos por buscarlos.

18 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

La quietud no podría ser más evidente. La cartera de los establecimientos de crédito, especialmente las corporaciones de ahorro y vivienda y las compañías de financiamiento comercial, está estancada este año.

Un poco de mayor movimiento se observa en los bancos, pero aún así la cartera de crédito de estos ha crecido sólo el 16,3 por ciento anual.

En el caso de las corporaciones de ahorro y vivienda la cartera bruta muestra un decrecimiento en lo que va corrido del año del 14,64 por ciento y en los últimos doce meses del -0.90 por ciento.

El estancamiento tiene varias explicaciones. De un lado, las CAV no han normalizado la apertura de sus créditos, tras los sucesos de iliquidez del año pasado y de otro hay muy poca demanda de parte de los clientes.

Adicionalmente, la expectativa por las medidas tanto de la Emergencia económica del año pasado, como por el plan de alivio a los deudores hipotecarios tiene frenado el mercado de la vivienda.

Las tasas de interés para los créditos tampoco han descendido en forma significativa como para esperar la reactivación de los préstamos.

Y las entidades mismas han redoblado la norma de la cautela en la entrega de nuevos créditos, en aras de evitar un mayor deterioro de la cartea vencida.

Hasta el 26 de febrero, según la Superintendencia Bancaria, la cartera de créditos de las CAV ascendía a 11,6 billones d e pesos. Un año atrás el saldo de esta cartera se situaba en 11,7 billones.

En consumo Los créditos de consumo también están frenados. En las compañías de financiamiento comercial la cartera de créditos, en lo que va corrido del año, ha decrecido un 6,53 por ciento, y en forma anualizada la caída es del 8,27 por ciento.

El saldo de la cartera en estas compañías ascendía el pasado 26 de febrero a 2,12 billones de pesos, frente a 2,31 billones a la misma fecha del año pasado.

Nuevamente en este caso se suman factores como las tasas de interés que para los créditos de consumo se han mantenido por encima del resto y además los factores de poca demanda en general en la economía han frenado esta cartera.

Doble mora Entre tanto, las entidades siguen acumulando deudas vencidas.

El saldo de la cartera en mora suma al 26 de febrero, 6,37 billones de pesos, frente a 3,31 billones hace justamente un año.

Las deudas vencidas han crecido en un año en un 92,7 por ciento. Dentro de la cartera bruta del sistema que asciende a 52,7 billones de pesos, hoy en día el 12 por ciento está vencido. Doce meses atrás la proporción de cartera vencida ascendí a 6,8 por ciento.

En las corporaciones de ahorro y vivienda es en donde se sigue evidenciando el mayor deterioro en los pagos.

A la fecha, el 14,7 por ciento de la cartera total estaba vencida, frente una proporción del ocho por ciento hace un año.

Es decir, se pasó de un saldo de 900.000 millones de pesos atrasados en febrero del año pasado, a 1,7 billones en el 99.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.