PASOS A LA PARTICIPACIÓN:

PASOS A LA PARTICIPACIÓN:

Señores Boyacá 7 días:

24 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Muchos actores coinciden en que el caos que ensombrece al país es consecuencia de la crisis de la participación política, cuya máxima expresión fue la implantación del Frente Nacional como solución transitoria a la violencia política y social generada por el bipartidismo. No olvidemos que la violencia, los desplazamientos, las apropiaciones forzadas de grandes extensiones de tierra, las desigualdades económicas, además del fétido problema de la corrupción, fueron y siguen siendo provocados por las elites bipartidistas a través de la manipulación desde afuera y dentro del poder, de los aparatos ideológicos-represores como son: los medios de comunicación, la educación, la fuerza pública, el sistema judicial, los paras, etc.

Pero como se dijo al inicio, la más terrible afección causada por el Frente Nacional presente hasta la fecha, es todavía la acérrima negación a las alternativas políticas. No es un secreto que en uso de los aparatos ideológicos represivos mencionados, el bipartidismo como derecha o extrema derecha, ha satanizado y extinguido sangrientamente los movimientos de corte izquierdista, laborales y civicos-populares. Acciones que han ensimismado la participación política de la población en el temor, el silencio, la conformidad y la ausencia de solidaridad frente al colapso económico, político y social que los agobia.

En complemento reconocemos las pautas de la participación política. Esta no es como se concibe en Colombia, grupos de lloronas locas que piensan que con recordarse masoquísticamente los problemas, estos se van a solucionar. De tal práctica se evidencia la falta de liderazgo y de cultura política. Para no seguir cayendo en esa práctica de los politiqueros del oficio debemos escuchar y apoyar a aquellos que construyen propuestas concretas, que se pueden realizar (no meras expectativas o promesas), aunque claro, debemos tener cautela con las propuestas que sólo aparecen en vísperas electorales.

Cabe aclarar, en torno de la crítica hecha al bipartidismo que por más viable convincente y elogiable que se presente una propuesta por cualquier simpatizante de uno de esos partidos, la misma en lo concreto será inaplicable por el solo hecho de la élite y el cuadro burocrático, estructurales de esos partidos.

Edifiquemos movimientos totalmente nuevos, sobre todo a partir de las bases con una plataforma política verdadera. Es hora de aniquilar nuestros temores y la apatía.

Cordialmente, Julian Sandoval.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.