SECUESTROS DE ELN GOLPEAN A CAMPESINOS

SECUESTROS DE ELN GOLPEAN A CAMPESINOS

El Eln tiene al borde de la parálisis un ambicioso programa de apoyo a pequeños campesinos de la Costa Atlántica dedicados al cultivo de plátano, yuca y ñame. El secuestro de tres técnicos de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) por parte de esa organización tiene en agonía este proyecto de biotecnología agrícola.

19 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

El 2 de octubre del año pasado, el frente Camilo Torres del Eln plagió a los técnicos Carolina Cifuentes, César García y Andrés Laignelet cuando, en la vereda Monte de las Mujeres, del municipio de Curumaní (Cesar), realizaban una labor pedagógica con labriegos de la zona.

Estos tres profesionales engrosan la lista de las 2.216 personas secuestradas en 1998, a las cuales se suman otras 86 privadas de la libertad en enero de este año.

Hasta el momento, después de cuatro meses y medio de cautiverio, se desconocen los móviles de este episodio, pues el Eln no se ha pronunciado si obedece a motivaciones políticas, económicas o sociales.

Este hecho ha merecido el rechazo de miles de campesinos beneficiarios directos del programa, de las entidades de investigaciones agropecuarias, de apoyo a la ciencia y la tecnología, de los gremios del sector agropecuario y, por supuesto, de las autoridades colombianas.

El programa, financiado parcialmente por el gobierno holandés, podrá beneficiar a unas 80.000 familias campesinas de la Costa Atlántica El proyecto, cuya fase de desarrollo se inició en octubre de 1997, busca que los últimos avances científicos, como es el caso de la biotecnología, lleguen a los campesinos más pobres y sean aprovechados por ellos, en lugar de ser un monopolio de los productores más grandes y ricos.

La labor de los técnicos, enriquecida con la participación directa de los labriegos, ha servido para aplicar tratamientos a cultivos afectados por enfermedades y plagas. Aproximadamente 30.000 familias se dedican al cultivo del plátano; 40.000 al de yuca y cerca de 10.000 al ñame.

Todo este trabajo puede frustrarse si como lo señalan los mismos campesinos, los gremios agropecuarios y las asociaciones científicas los tres técnicos continúan en poder del Eln. A propósito del episodio, más de 100 cultivadores de plátano de Curumaní (Cesar) expidieron un comunicado. Estos son algunos de sus apartes: A los captores de César García, Andrés Laignelet y Carolina Cifuentes, técnicos de Corpoica que están al frente del Programa de búsqueda de variedades de plátanos mejorados y tolerantes a la Sigatoka Negra: Nosotros, los abajo firmantes, productores e interesados en que el plátano vuelva a ser nuestro primer renglón económico y de esta manera poder salir de la situación de pobreza y desorden social, a la cual nos llevó la presencia de la Sigatoka Negra en nuestras plataneras.

Conscientes del trabajo que vienen adelantando algunas instituciones en nuestro sector, como son Corpoica y Cega, entre otras, mostrando algunos manejos culturales como también la búsqueda de variedades tolerantes a dicha enfermedad, las cuales nos permitirán que en nuestra zona florezca nuevamente el oro verde que tanto anhelamos.

Es por eso que rechazamos el acto de detención de estas personas, hecho sucedido el pasado dos de octubre en la parcela demostrativa situada en la vereda Monte de las Mujeres, parcela El Naranjo, de propiedad del señor Fabio Gutiérrez. Como técnicos del campo que son, solo pretenden darnos voces de aliento, mostrándonos alternativas para que nuestro sector pueda salir de la difícil situación socioeconómica que es la que nos ha generado la presencia de la enfermedad en nuestras plataneras.

Es por eso que pedimos a Dios y a sus captores que la liberación de Andrés, César y Carolina sea inmediata, y con ella renacería nuestro optimismo en continuar en el campo produciendo, para nuestro bien y el de toda nuestra nación, de lo contrario veríamos esfumados nuestros esfuerzos por salir de la pobreza que cada día nos azota más y más, dado que a esta situación puede alejar futuros programas y la presencia de técnicos, que como ellos preocupados por el desarrollo del campo nos visiten trayéndonos soluciones a nuestros problemas que es lo que queremos y no que nuestra situación se agudice día tras día.

A Corpoica y a Cega, que una vez liberados, continúen con el mismo entusiasmo, el cual reinaba en los rostros de Andrés, César y Carolina el día dos de octubre, dado a los resultados obtenidos por los productores de la zona platanera de Curumaní.

Queremos soluciones a nuestros problemas, no más detenciones de técnicos del campo.

Libertad para Andrés, César y Carolina.

Clamor de los plataneros de Curumaní .

Siguen 106 firmas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.