LOS DUETOS LE CANTAN A LA VIDA EN IBAGUÉ

LOS DUETOS LE CANTAN A LA VIDA EN IBAGUÉ

Que Ibagué es la ciudad Musical de Colombia es un argumento que muchas voces están poniendo actualmente en duda.

19 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Lo que sí no tiene vuelta de hoja es que el Festival Nacional de Duetos que empieza hoy viernes en la capital del Tolima se convierte con cada nueva versión en una de las plataformas de lanzamiento más importantes de la música colombiana.

Y son varias las razones. No se trata solamente de elegir al mejor entre los 24 duetos oriundos de todos los puntos cardinales de Colombia por su calidad vocal, sus arreglos musicales o porque se lucen en la interpretación de las canciones del compositor Cantalicio Rojas, a quien se le rinde homenaje en esta ocasión.

Estos duetos se juegan también el nivel y el prestigio de la música colombiana como representantes de un estilo marginado de los medios radiales y al que silenciosamente se le ha hecho a un lado. En algunos casos con la convicción de que bambucos, torbellinos, pasillos y rajaleñas no venden y están condenados a morir al lado de quienes crecieron escuchándolos.

Pero hay otros ingredientes que elevan la expectativa por lo que pueda pasar este fin de semana en la concha Garzón y Collazos o en el Teatro Tolima, escenarios claves de la competencia.

Buena parte de los duetos participantes vuelven tras concursar en las versiones anteriores del Festival, con los ímpetus y el nivel renovados. Con el sueño de entrar a una élite a la que hasta ahora sólo pertenecen Lina y Julián, de Cali; Silvia y Guillermo, de Antioquia; Ensueños, de Neiva y Tradiciones, de Bogotá. Todos ellos duetos ganadores del Festival nacido como tributo al consagrado dueto Garzón y Collazos.

Como dice el maestro César Augusto Zambrano, director artístico del Festival, hay dos tipos de música, la buena y la mala. Independiente de los estilos de los duetos, ganarán quienes integren y saquen provecho de sus voces y sus instrumentos en la forma más armónica posible .

De paso, el Festival se convierte en un canto a la vida. Como si hicieran caso al graffitti se me derrumbó la casa pero no los sueños , que apareció en una de las calles de Armenia después del terremoto, los duetos Carlota y Orlando y Nadir y Cenit, hacen parte de los competidores del concurso que termina el próximo domingo.

Dueto Cañas-Carmargo. Es la tercera vez que los hermanos Mauricio, Alex y Héctor Raúl Participan en el Festival de Duetos. Son oriundos de Pamplona- Santander Tenemos 25 años y sabemos que a los jóvenes sí les gusta nuestro estilo. Tratamos de darle a la música tradicional una nueva perspectiva cambiando su forma interpretativa en voces e instrumentos. Sin estruendos pero con gusto. Hay que romper el esquema de hacer la música lo mismo que hace 50 años. Lo que falta es que en los programas de radio, reconozcan por fin a los nuevos autores, interpretes y arreglistas de todo el país.

Maestro César Augusto Zambrano, Director Artístico del Festival Nacional de Dueto Príncipes de la Canción . El propósito del concurso es premiar y mejorar la calidad de la música colombiana y vamos por buen camino. Sobre todo porque con los años, los grupos quieren ganar. Ahora hay un maestro detrás de cada dueto joven. Esto hace que se mejore la calidad de los duetos existentes y que se impulse a los nuevos.

Las dificultades de difusión actualmente la tienen todos, los pasillos, los bambucos, el joropo y hasta el mapalé. Pero alrededor del Festival cada vez hay más entusiasmo, y la prueba de ello es que a pesar de la crisis económica hacemos un evento con dignidad. Ha sido toda una hazaña. Hay un retorno de la gente joven cansada de la música desechable, hacia la música de su país. Cada vez la exigencia es más alta .

Hugo Bautista, del dueto Tradiciones, ganador del año pasado. Además de los intérpretes tradicionales hay jóvenes que utilizan un lenguaje universal, que les gusta a los adolescentes. Pero esta música depende de los medios masivos de comunicación. Me da la impresión de que en la Radiodifusora Nacional piensan que la música colombiana son solo vallenatos.

Hay que salir del esquema del pueblito, del viento y de los ríos, y ya se está haciendo. Vale la pena insistir en el contenido musical y en la variación de la instrumentación para enriquecer la música.

Rodrigo Silva, del dueto Silva y Villalba. El país está lleno de duetos. Para dónde van?, eso solo lo saben los medios de comunicación. Todos se han unido para exterminar la música del interior, pero no lo van a lograr porque son las raíces de un pueblo. Mientras los medios y las disqueras no se preocupen por ellos, pues van a estar siempre entre dos aguas.

El afán de muchos artistas en este momento es vender y esa es la diferencia con producir música. Ahí peligran las letras y las formas. La tierra, el paisaje, la mujer, el amor, de qué más se puede hablar?. Por eso se llama la música tradicional. Qué quieren, que le metan ahora sexo o groserías para vender?.

Lina Valencia, del dueto Lina y Julián. Lina y Julián integraron el primer dueto ganador del concurso de duetos. Ese mismo año fueron contratados por la multinacional Sony Music para lanzar un CD que se llama Colombia Fresca.

Hemos tratado de estar en el medio, ni tan tradicionalistas, ni tan innovadores, guardando los parámetros de instrumentación, aunque la armonía sí ha variado. Gracias a los concursos se están manteniendo los duetos y los jóvenes responden porque demuestran mucho interés. Por ejemplo en el Festival de la Plaza del Mono Núñez, la mayoría de asistentes son gente joven y entusiasmada que gozan viendo cantar bambucos y pasillo .

Los participantes Río y Selva. Putumayo Dominó. Bogotá Cumanday. Manizales Sol y Luna. Tunja Alma Criolla. Bello, Antioquia Senderos. Melgar, Carmen de Apicalá Los caballeros del sur. Bucaramanga Nadir y Cenit. Armenia Sentimiento colombiano. Ibagué Amigos de la Música. Bogotá Rojas y Cervera. Espinal Hermanos Prieto. Bucaramanga Arte y fuego. Bogotá Carlota y Orlando. Armenia Claro de luna. Espinal Hermanos Cañas Camargo. Pamplona, Santander Dueto Raíces. Ibagué Jaime y Eduardo. Medellín Rojas y Ariza. Barbosa, Santander Luz Amanda y Andrea. Tunja Voces Latinas. Medellín Zokara. Neiva Tierra Viva. Bogotá Preludio Azul. Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.