EN EL GABINETE MINISTERIAL, QUÉ HAY DE LOS BOYACENSES

EN EL GABINETE MINISTERIAL, QUÉ HAY DE LOS BOYACENSES

Por primera vez en varios años Boyacá cuenta con dos posiciones estratégicas con las cuales podría presionar ante el Presidente de la República para la designación de un Ministro boyacense.

13 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

En primer lugar, la Primera Vicepresidencia del Senado, en cabeza del dirigente moniquireño Ciro Ramírez Pinzón.

El Presidente del Senado, Miguel Pinedo Vidal, no despierta una gran confianza del gobierno, a pesar del distanciamiento en los últimos días ha tenido con el ex director del Partido Liberal, Horacio Serpa Uribe.

Es por eso que la posición de Ramírez, como Primer Vicepresidente del Senado, resulta estratégica para el Presidente Pastrana. Ciro Ramírez está catalogado como uno de los senadores conservadores más fieles a la causa oficial. Su posición puede resultar fundamental a la hora de impulsar planes del gobierno como la Reforma Laboral y el paquete económico de apretón fiscal a municipios y departamentos.

Claro que para Ramírez el asunto de los proyectos del Gobierno tampoco es nada fácil, porque tarde o temprano tendrá que ponerle la cara a cientos de concejales y a más de medio centenar de alcaldes que fueron elegidos por su movimiento en todo el país.

En la otra esquina La otra posición estratégica es la de la parlamentaria boyacense Irma Edilsa Caro de Pulido, presidente de la comisión Séptima de la Cámara. Esta comisión resulta clave para el gobierno pues allí tendrá que hacerse la discusión de los proyectos sobre la flexibilización laboral. Caro también es considerado como aliada del Gobierno.

Lo malo es que en las últimas semanas se ha producido un distanciamiento entre Irma Edilsa Caro y Ciro Ramírez. Ante el Presidente cada uno de los dos pedirá por su lado.

Sus respectivos grupos políticos han estado disputándose la dirección de Comfaboy, cargo que en la próxima semana dejará el médico Gustavo Orlando Alvarez. y que era hasta ahora era el único fortín que le quedaba al liberalismo en Boyacá.

Como será el asunto, que el Superintendente, Amauri García, y el secretario privado del Presidente, Juan Hernández, todavía no se han puesto de acuerdo sobre a quién se de debe dar esa cuota. Entonces, lo más posible es que Boyacá no tenga Ministerio, pero que uno de los dos parlamentarios termine feliz de haber conquistado ese pequeño hueso .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.