ASÍ ATACARON SANTUARIO DE LAS FARC

ASÍ ATACARON SANTUARIO DE LAS FARC

Los pasos del soldado Janer Feria Santos, expertos en andar y desandar las trochas del cañón de La Llorona, en los dos últimos años, quedaron a seis metros del primer grupo guerrillero que el pasado martes acampaba cerca de la vieja escuela de Chichiridó.

19 de marzo 1999 , 12:00 a.m.

Antes de disparar y con el mismo sigilo con que había patrullado desde las ocho de la mañana miró a los aproximadamente 50 hombres de la guerrilla que, sin sospechar su presencia, comenzaban a formarse frente a un líder de las Farc..

Esa oportunidad sólo se ve una vez en la vida , aseguró el soldado a quien todavía se le hace difícil creer que tuvo tantos guerrilleros en frente, después de perseguirlos por más de dos años.

Los dos cerros que rodean la escuela y que hasta ese día fueron la guarida de unos 120 hombres del bloque noroccidental estuvieron dominados por la compañía de contraguerrilla Bombarda, entre las 12:30 y las 5:00 de la tarde del martes pasado.

Los ecos de los disparos corrieron por todo el cañón y alertaron a otros 200 guerrilleros de los frentes 5, 34, 57 y 58 que convirtieron en una pesadilla las siguientes horas para los 70 hombres del Bombarda.

En las primeras horas de la noche, tras la reacción de la guerrilla, desde el puesto de mando en el Batallón Cacique Coyará en Mutatá, el comandante de la Brigada 17, general Martín Orlando Carreño, coordinó el ingreso de un batallón de las Fuerzas Especiales que se encontraba en la Cuarta Brigada, en Medellín, del batalló Voltígeros, y el apoyo de seis helicópteros de la FAC.

En la mañana de ayer, otro batallón de contraguerrilla que permanecía en el Nudo de Paramillo, de donde la semana pasada el Ejército sacó a los hombres de Carlos Castaño, fue transportado al sitio de combate.

Cuando nos cogió la noche, nos dividimos y cada quien se replegó como pudo , relató el sargento Iván Guzmán, uno de los comandantes de la compañía Bombarda. El, por ejemplo, llegó a la base de mando en Mutatá, con cinco hombres, en la madrugada de ayer, después de hacerle el quite a dos pequeños grupos de las Farc que buscaban hasta con linternas los rastros de los soldados en la oscuridad de la selva.

El soldado Ferias, junto con 14 hombres llegó a la base cuando iban a ser las 8:00 de la mañana. Nosotros vimos a los guerrilleros por la noche, pero como éramos poquitos y teníamos que abrirnos los dejamos quietos .

El combate que inició la compañía Bombarda, en la quebrada Chichiridó, se multiplicó a los sitios de Pegadó y Vallesí.

Yo sí vi los muertos Para el comandante de la Primera División, general Víctor Julio Alvarez, los cincuenta kilómetros que separan a Dabeiba de Mutatá son claves para la subversión y de ahí su interés por permanecer a lo largo de la carretera a Urabá.

Aunque el Comando del Ejército afirma que son 54 los guerrilleros muertos, hasta ayer sólo se había hecho el levantamiento de 4 cuerpos de presuntos subversivos.

De los otros muertos, solo hay referencias por las noticias que traen los soldados heridos y los pilotos de los helicópteros. El comandante de una patrulla reportó que vio a guerrilleros quemando cuatro cadáveres de sus compañeros caídos.

En cuanto a las bajas militares, el comandante del Ejército, general Jorge Mora Rangel, sostuvo que son tres soldados y un suboficial los muertos, y 18 los heridos.

Las víctimas son los soldados Andrés Guzmán Alvarez, Alonso Avendaño Jiménez, José de Jair Casadiego Eguis y el sargento Ernesto Toscano Fuentes.

Entre los heridos se encuentran Edison Cogollo Mangas, Fernando Martínez Garay, Neusman Iriarte Torres, Omar Sierra Monterrosa, Idelfonso Hernández Hoyos, Clemente Luque Pinto, Jairo Berrío Moreno, Beiter Chavarro Arsenio, Uberney Blanco Paloma, capitán Manuel Moreno Moreno, N. Guzmán de la Hoz, N. Blandón Mena, Alvaro Díaz No, capitán Jairo Ricaurte España, sargento Samuel Flechas Moreno y el capitán Ismael Campo Obando.

Ayer, el Ejército realizó operaciones de registro y control y trataba de desactivar siete campos minados alrededor de la escuela de Chichiridó, lo que demoró el traslado de los muertos hacia Mutatá.

Yo sí los vi. Eran de cuarenta a cincuenta muertos y estoy casi seguro que ellos nunca se dieron cuenta de la magnitud del desastre , aseguró un soldado cuando se le preguntó por la ausencia de los cuerpos de los subversivos.

Hasta anoche las tropas perseguían a las Farc muy cerca del Alto del Inglés que colinda con las selvas del Urabá chocoano. Allí, según información del Ejército se encuentran Iván Márquez , El Cucho y El Manteco , la plana mayor del Bloque Noroccidental de las Farc, conformado por cerca de 1.200 combatientes.

A pesar de las versiones del Ejército, un comerciante de Carepa que se desplazaba entre Mutatá y Dabeiba dijo que a 20 minutos de camino entre las dos poblaciones un grupo no muy grande de guerrilleros montó un retén y bajo víveres de los camiones retenidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.