PARECEN EUROPEOS

Los antioqueños Santiago Botero y Marlon Pérez se han convertido en los ciclistas colombianos de mayor proyección internacional. Pero lo que más llama la atención es que no han dependido de la aparición de la alta montaña para figurar. Ambos poseen una consistencia física atípica para el país: miden más de 175 centímetros y su peso supera los 65 kilos.

20 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

La topografía nacional y los largos trayectos de carretera en ascenso han moldeado a los corredores colombianos con un biotipo promedio de poca masa muscular y estatura mediana. De ahí se desprende que tengan mayor agilidad en las cuestas y un nivel menor de agotamiento o asfixia. Por eso hombres como Luis Herrera o José Patrocinio eran admirados en la cuesta.

Pero es bien sabido que el secreto no estaba solo en subir bien. Y ahí fue donde falló el famoso boom colombiano que se desató en Europa en los años 80 y que llevó al título de una Vuelta a España a Lucho Herrera, en el 87. El tiempo que Herrera sacaba de ventaja en el ascenso, se lo cobraban, y por partida doble, en los descensos.

Además, los europeos aprendieron a subir. Lo primero que hicieron fue importar escaladores colombianos, pero sin darles el papel de líderes o capos. Su misión principal era llevar a los europeos a rueda para superar las cumbres, con el menor desgaste y retraso posibles.

Mientras los colombianos terminaban reventados, los europeos ganaban las carreras trabajando menos y fuera de eso aprendían a subir.

Para nadie era un secreto que el triunfador de un Tour de Francia era la suma de un pedalista equilibrado en todos los terrenos. Pero Colombia seguía anclada en los escarabajos .

Haga el cambio Con los años, la tendencia ha cambiado en Colombia. Si bien los escarabajos no se han extinguido, está surgiendo el nuevo biotipo y ya se ven los primeros frutos.

Botero fue segundo en la Vuelta Andalucía, quinto en la Vuelta de la Comunidad Valenciana y tercero en la Clásica París-Niza. Ganó dos etapas con final en terreno plano, algo impensable en los años 80.

Marlon, que ganó una medalla de oro en el Campeonato Mundial de Pista (prueba de puntos), en Quito, anda en su primer año en la categoría elite y ya ha triunfado en la Vuelta del Valle por encima de pedalistas de la talla de Rubert Albeiro Marín y Julio Bernal.

El cambio se está notando. Basta comparar el biotipo de un todo terreno como Pérez con el de un escalador como Herrera (ver gráfico). Si bien ambos tienen similitudes en el trabajo de gimnasio y en el fondo físico, la estatura y el peso los hacen muy diferentes.

Caso Botero A sus 26 años, Botero es uno de esos casos raros porque sus comienzos estuvieron en el ciclomontañismo tres años y, luego, en la pista por ocho meses.

La sugerencia de su médico en Medellín, Juan Darío Uribe, lo llevó a Europa a debutar de una vez en la ruta con Kelme Costa Blanca a comienzos del 96.

Fue tenaz ese primer año. Desconocía tantas cosas básicas como el peso, saber alimentarme en las etapas y regularme en pruebas muy extensas. Me daba la pálida , recordó Botero vía telefónica desde España.

Botero comenzó a correr en 75 kilos. Pero ya se reguló en 69. Soy consciente de la necesidad de las dietas y escucho con mucha atención al doctor Uribe en Medellín y a Eufemiano Fuentes aquí en España .

Sin embargo, destaca que siempre hay excepciones en los biotipos. Mire al italiano Marco Pantani, que el año pasado ganó Tour de Francia y el Giro de su país. Es un escalador nato, muy similar a Lucho Herrera. Pero ahí está entre los mejores del mundo .

El salto de Marlon Tal vez el éxito de Marlon radica en su paso por la pista desde los 16 años. Ahí en los óvalos, donde las bicicletas carecen de frenos y los piñones son fijos para que los pedalazos sean regulares, aprendió la habilidad y agresividad necesarias para embalar.

Ya la temporada pasada corrió en un equipo aficionado de Italia durante seis meses. Y por eso le apuesta a regresar en unos años. Allá en Europa siempre hay nivel de competencia. En el equipo en que estuve, mínimo nos exigían correr tres pruebas a la semana para mantener la forma. Acá en Colombia no se ve eso y solo se depende de los entrenamientos para no perder la forma .

La potencia en los embalajes planos y las contrarreloj hacen que en el medio del ciclismo no suene extraño que Marlon sea comparado con Martín Emilio Cochise Rodríguez. Solo sé que tengo mi estilo propio. Y si nos parecemos en algo, debe ser en que somos ganadores .

Para el experimentado entrenador Raúl Mesa, que estuvo al frente varios años con Café de Colombia, Manzana Postobón, y hasta el año pasado con Telecom Avianca, los escaladores nunca faltarán.

Siempre van a ser necesarios los que suban. No se puede pensar en una carrera con solo hombres todo terreno, pues se acabaría el espectáculo. Un grave error que cometimos en nuestra época fue intentar acondicionar al mejor escalador del mundo (Herrera) en pruebas a cronómetro. La consecuencia fue que su masa muscular aumentó, pero perdió la agilidad en la montaña y los progresos con el reloj fueron mínimos .

Botero, Marlon y el reducido grupo de pedalistas de mayor constitución física superarán las proezas de los escarabajos ? Solo el tiempo y las carreras lo dirán. Pero lo cierto es que el ciclismo, que anda de capa caída en la Vuelta a España y en el Tour de Francia, se la está jugando por los hombres con pinta de europeos.

Los datos de Santiago Botero Estatura: 1,76 metros Peso: 69 kilos MENTALIDAD: lo mejor que tiene es su disciplina. Es todo un profesional. Le falta ser más agresivo y tener mayor confianza en sus capacidades. Solo arriesga lo justo. Le encanta la vida española y la cultura europea.

GRASA: Tiende a pasarse de su peso de 69 kilos. Su porcentaje de grasa corporal es del 8,1 por ciento. Lo ideal es que baje a un 7 por ciento.

FRECUENCIA CARDIACA: En reposo presenta 42 pulsaciones por minuto. En su máximo esfuerzo llegó a tener 185 pulsaciones por minuto.

CAPACIDAD PULMONAR: puede almacenar 7,7 litros por cada kilo TRABAJO DE GIMNASIO: tres sesiones a la semana de dos horas. Trabaja cuadriceps, gluteos, gemelos y aductores.

POTENCIA: tiene fibras musculares gruesas. No es embalador, pero si resistente. Su éxito radica en el paso regular y en el desgaste a largo plazo en las etapas.

FONDO: hizo 45 mil kilómetros la temporada pasada. Tiene una gran capacidad de soportar largas travesías. Tiende a sobreentrenarse cuando intenta buscar la perfección.

OTROS DEPORTES: Natación y patinaje.

*FUENTE: Juan Darío Uribe Uribe, médico deportólogo del Centro de Medicina Deportiva del Ejercicio de Medellín.\ MARLON PEREZ\ Estatura: 1,78 metros\ Peso: 66 metros.\ Mentalidad: Es lo mejor que tiene. Siempre ha querido ganar en todos los campos. Es ambicioso y quiere llegar a Europa.\ Grasa: Tiene 6,2 por ciento. Lo ideal es bajar a 5,3.\ Frecuencia cardíaca: En estado de reposo presenta 40 pulsaciones por minuto. En su estado de máximo esfuerzo alcanza las 197 pulsaciones por minuto.\ Capacidad pulmonar: Almacena 83 mililitros de oxígeno por minuto.\ Trabajo de gimnasio: Realiza dos entrenamientos a la semana. Cada sesión dura una mañana. Trabaja cuadriceps, glúteos, gemelos y aductores.\ Potencia: Sus fibras musculares intermedias hacen que sea explosivo en los embalajes en terreno plano y rinda muy buenos resultados en pruebas cortas a cronómetro.\ Fondo: Tiene una buena resistencia. Cuando entrena perfectamente puede cubrir 160 kilómetros con cuatro premios de media montaña todos los días. Tiende a sobrecargarse en kilómetros. El año pasado hizo 22 mil.\ Otros deportes: Natación.\ *Fuente: Luis Eduardo Contreras, médico deportólogo egresado de la Universidad Río Grande Do Sul de Brasil. Es el médico de Empresas Públicas de Medellín.\ LUCHO HERRERA:\ Estatura: 1,72 metros\ Peso: 55 kilos\ Mentalidad: Siempre fue muy tranquilo. Cuando llegó al punto más alto de su carrera no pudo soportar la presión del público de querer que siempre ganara.\ Grasa: Se mantuvo en un porcentaje de 9,5 por ciento y casi siempre los almacenaba en su abdomen.\ Frecuencia cardiaca: En reposo marcaba 38 pulsaciones por minuto. Y en su estado de máximo esfuerzo alcanzaba las 190 pulsaciones por minuto.\ Capacidad pulmonar: Almacenaba 67 mililitros de oxígeno por minuto. En tres semanas de entrenamiento comenzaba a la altura del mar y finalizaba su preparación en el Nevado del Ruiz, a 3.600 metros de altitud.\ Trabajo de gimnasio: De lunes a viernes hacía dos horas de pesas. Reforzaba lo que era gemelos, el músculo tibial (la canilla), y los cuadriceps.\ Potencia: Era un fuera de serie en ataques explosivos de larga duración, pues incrementaba su fuerza en el menor tiempo posible. Era fácilmente superado en los embalajes masivos.\ Fondo: Era uno de sus puntos a favor. Trabajaba con chalecos de 10 libras en bicicleta y luego trotaba con ellos encima para subir a Monserrate. Terminaba la temporada con 45 mil kilómetros encima.\ Otros deportes: Atletismo de medio fondo.\ *Fuente: Roberto Oso Sánchez, codirector técnico y preparador físico de Herrera entre 1986 y 1990. Actual entrenador del equipo Santa Fe Ron Añejo.

HOJA DE VIDA Nombre: Marlon Alirio Pérez Arango Fecha de Nacimiento: Enero 10 de 1976 Lugar: Támesis (Antioquia) Equipo: Empresas Públicas de Medellín Entrenador: Gabriel Jaime Vélez 1993: Campeón Nacional persecución por equipos ruta. Bronce persecución por equipos en Campeonatos Centroamericanos de Cuba. Campeón Novato de Oro. Líder y Campeón de la Vuelta al Porvenir. campeón departamental de puntos y persecución.

1994: Campeonato del Mundo de pista en Quito: campeón en la prueba de puntos; sexto en la prueba de persecución individual, y quinto en la prueba de persecución por equipos. Campeón Vuelta al Valle Juvenil. Campeón Vuelta Juvenil de Antioquia.

1995: Campeón nacional prueba por puntos y por equipos. Campeón panamericano juvenil de equipos en pista.

1996: Campeón panamericano por equipos en Puerto de la Cruz (Venezuela). medalla de bronce en prueba de puntos y por equipos en Copa del Mundo de Cali. Subcampeón nacional persecución por equipos en Bucaramanga. Tercero en la general de la Vuelta a Grecia.

1997: Campeón nacional de persecución individual y por puntos en Medellín. Campeón panamericano de ruta en Cali y medalla de bronce en la prueba de contrarreloj individual en el Panamericano de Cali. Subcampeón de la Vuelta de la Juventud. Campeón bolivariano de contrarreloj equipos. Dos victorias en carreras de un día en Bélgica.

1998: Campeonato Mundial de Holanda de ruta: puesto 12 en la prueba de ruta y puesto 22 en la contrarreloj. Campeón de la Vuelta de la Juventud. Campeón de la regularidad de la Vuelta de la Juventud. Campeón panamericano de ruta en Ciudad Americana (Brasil). Campeón nacional en las pruebas de contrarreloj individual y de ruta en Cartagena. Campeón Clásica de Girardot, categoría Sub 23. Campeón Clásica Integración Nortevallecaucana Sub 23.

1999: Campeón Vuelta al Valle.

Otros ciclistas todo terreno Marlon Pérez y Santiago Botero no son los únicos exponentes colombianos dentro de los todo terreno.

Se encuentran en el exterior hombres de la talla de Carlos Contreras (compañero de Botero en Kelme Costa Blanca), Víctor Hugo Peña (del Vitalicio Seguros en España) o Iván Parra (compañero de Peña y que se recupera de una operación en su rodilla derecha).

En Colombia se pueden mencionar en este grupo al experimentado Jairo Hernández (ganador de una Vuelta de la Juventud en el 93 y con un título en la Vuelta a Guatemala) o el curtido bogotano Raúl Montaña, que fue desaprovechado en Europa por el desaparecido equipo ZG Mobile.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.