HOTEL LE HACE EL CUARTO A LA PIRATERÍA DE TV

HOTEL LE HACE EL CUARTO A LA PIRATERÍA DE TV

La Fiscalía General de la Nación desconectará en los próximos días las antenas parabólicas y los equipos que proveen el servicio de televisión al barrio Ciudad Salitre, en Bogotá, por haber constatado la piratería de canales internacionales codificados.

20 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

El caso involucra al Hotel Forte Capital, situado en la Avenida Eldorado, que prestó sus instalaciones para poner las antenas y el que, a juicio de los abogados que instauraron la denuncia representantes de la Motion Pictures Association (MPA), fueron cómplices, coautores o, por lo menos, hicieron el cuarto (encubrieron) a quienes cometieron el delito.

La MPA es una organización que aglutina a los principales productores y programadores de televisión de Estados Unidos. El Hotel Forte Capital pertenece a la cadena internacional Travelodge.

En una visita preliminar que realizó el pasado viernes, la Fiscalía pudo establecer que el sistema de televisión del barrio, llamado Salitre Cable, transmitía Disney Channel y CNN SI, por los cuales no pagaba derechos de autor.

Sin embargo, la investigación previa de los abogados de la MPA, respaldadas por testimonios de vecinos del sector, logró establecer que hasta hace algunas semanas también estaban transmitiendo Cine Canal, HBO, Cartoon Network y Discovery y, que en su oferta a los residentes, incluían otro paquete de canales codificados.

Así mismo, la firma de televisión satelital Sky denunció que meses atrás, mediante la utilización de por lo menos uno de sus decodificadores, adquirido por el ciudadano Hoffman Alberto Ríos Ríos, para ser instalado en su vivienda particular en la carrera 40 número 173A-03, interior 3, apartamento 511, de Bogotá, también se estaban pirateando otros canales, desde el mismo Hotel Forte Capital para Salitre Cable. Sky, que inició un proceso diferente al de la MPA contra Salitre Cable, se dispone a entregar a la Fiscalía grabaciones hechas en apartamentos de Ciudad Salitre en los que aparece plenamente identificado el decodificador.

En la diligencia que realizó la Fiscalía en el Hotel Forte Capital, Ríos, el mismo que había comprado el decodificador, se identificó como representante de la firma ASM Ingenieros, que, mediante un contrato suscrito con la Asociación de Copropiedades de Ciudad Salitre (Asosalitre), opera y administra la señal de televisión de Salitre Cable.

Ríos dijo a EL TIEMPO que en cerca de cuatro visitas que han realizado miembros de la Comisión Nacional de Televisión (CNTV), esta ha podido comprobar la procedencia lícita de sus canales.

Sin embargo, EL TIEMPO también estableció que el 15 de diciembre de 1998, la CNTV elevó pliego de cargos contra Asosalitre por incumplimiento del acuerdo 006, que se refiere a la distribución de señales incidentales de televisión, es decir, aquellas que provienen de otro país, emitidas para el público en general y que se reciben en territorio colombiano en forma libre y gratuita, vía satélite, sin que sean necesarios equipos decodificadores. En otras palabras, Salitre Cable estaba realizando piratería de canales codificados. En menos de dos semanas, la CNTV tomará una decisión sobre el caso.

Se hospeda la piratería Entre tanto, Adolfo Sheel, gerente del Hotel Capital, aseguró que Asosalitre hizo un convenio con ASM Ingenieros y que ellos solo prestaban el espacio para que dieran la señal a 221 puntos del hotel, en su mayoría habitaciones.

La responsabilidad legal es de ellos; nosotros cedimos el espacio con la contraprestación de recibir la señal... Yo no sabía si esas señales eran ilegales... Nosotros estamos muy tranquilos porque solo es un contrato de comodato .

De esta forma, el Hotel se economizaba los 12.000 pesos (unos 2 651.000 en total por la señal en todos los puntos del Hotel) que por concepto de mensualidad cobraba Asosalitre a los dueños de apartamentos suscritos. Una cifra escandalosa, más aún si se tiene en cuenta que con ella no se pagaban derechos de autor a los dueños de los canales pirateados. Esto la convertía en la parabólica más cara de Bogotá.

Tomando como base potencial 2.800 apartamentos, Salitre Cable habría recibido en un solo mes 33 600.000 pesos, una cifra que es suficiente para pagar de una sola vez los equipos para montar cualquier sistema de televisión, y estos habrían quedado en poder de la comunidad casi inmediatamente. (Probablemente, no hay tal número de afiliados al sistema de televisión, pero este lleva operando 19 meses.) Sin embargo, Asosalitre extrañamente optó por un esquema en el que transfería a ASM Ingenieros, que aportó el capital inicial para los equipos, la mayoría de sus ingresos en un contrato de riesgo compartido .

Incluso, otros integrantes de Asosalitre constataron la piratería y los sobrecostos. Un peritazgo contratado con el ingeniero Rigoberto Almeida en diciembre del año pasado señalaba que ASM tenía aparatos para decodificar las señales de los canales codificados.

En el peritazgo, además de encontrar que la mayoría de los equipos tiene costos sobrevalorados, Almeida señaló que dentro de los decodificadores estaba uno para bajar la señal de Sky Television.

Finalmente, Ríos, el representante de ASM, aseguró que no sabía que se estuvieran utilizando señales ilegales por lo menos mientras yo he estado . Así mismo negó que se haya retransmitido la señal de DirecTv ni de Sky ni siquiera el que transportó desde su casa al Hotel a través del sistema del proyecto Salitre Cable.

A estas alturas del proceso no se sabe quién va pagar la cifra de 1 200.000 dólares que tentativamente ha calculado la MPA por concepto de la utilización ilícita de la señal de los canales codificados.

Lo cierto es que mientras la firma ASM Ingenieros asegura, respaldada por las cláusulas del contrato, que es Asosalitre quien tenía que entenderse con los derechos de autor, esta última dice que era ASM quien seleccionaba la programación y, obviamente, decidía qué pirateaba o no.

Y en las cláusulas del contrato entre Asosalitre y el Hotel también se consignó que Asosalitre era quien tenía que responsabilizarse de los derechos de autor.

Sentencia anticipada? En enero de 1998, Diego Vivas Tafur, actual representante legal de Asosalitre y quien se desempeñaba como secretario de la Cámara de Representantes, fue uno de los firmantes de una ley, la 422, que será usada por la MPA en su misma contra.

En su artículo sexto, la mencionada ley dice: Del acceso ilegal o prestación ilegal de los servicios de telecomunicaciones. El que acceda o use el servicio de telefonía móvil celular u otro servicio de telecomunicaciones mediante la copia o reproducción no autorizada de señales de identificación de equipos terminales de estos servicios, derivaciones o usos de telefonía pública básica commutada local, local extendida o de larga distancia no autorizadas, o preste servicios o actividades de telecomunicaciones con ánimo de lucro no autorizadas, incurrirá en prisión de cuatro (4) a diez años y multa de quinientos (500) a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales.

Tafur asegura que él asumió el cargo en octubre del año pasado, después de que ya se había iniciado el proyecto de TV de Salitre Cable. Pero, aunque cuestionó el contrato, por lo leonino para Asosalitre, pues la firma de ingenieros se quedaba con el 85 por ciento de los ingresos, no entró a presionar para que no se siguiera pirateando.

Los ofendidos Recientemente, miembros de la MPA visitaron Colombia debido a la preocupación que tienen frente a la piratería y, unida a algunos programadores que le venden a la región, representada por la Asociación de Programadores de Televisión (TAP), se reunieron con el Procurador General, la ministra de Comunicaciones, Claudia de Francisco y la ministra de Comercio Exterior, Martha Lucía Ramírez. A la delegación de la MPA y la TAP se le aseguró insistentemente que la CNTV velaría por el cumplimiento de la legislación contra la piratería.

También se les comunicó que la Comisión no esperará hasta que se otorguen las nuevas licencias para comenzar a encausar a los piratas, como había sido su política en el pasado.

Sin embargo, se requerirán acciones decididas para controlar un problema costoso. Según la Alianza Internacional de Propiedad Intelectual, las pérdidas anuales para la industria cinematográfica en Colombia, debidas en gran medida a la piratería en la señal de satélite, ascendieron a 33 millones de dólares en 1997 y a 27 millones de dólares tanto en 1996 como en 1995.

diligencia de la Fiscalía en el Hotel, Ríos, el mismo que había comprado el decodificador, se identificó como representante de la firma ASM Ingenieros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.