Secciones
Síguenos en:
LOS 7 PECADOS CAPITALES DE LA IGLESIA

LOS 7 PECADOS CAPITALES DE LA IGLESIA

Después de dos mil años, la Iglesia católica ha decidido hacer un mea culpa. El Papa Juan Pablo II le ha pedido a su iglesia que se postre ante Dios e implore perdón por los pecados pasados y presentes de sus hijos con el fin de purificar su memoria antes de entrar al próximo siglo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de febrero 1999 , 12:00 a. m.

Por qué pedirá perdón la iglesia colombiana? Aún no lo ha definido, Se trabajará con algunas universidades para recoger la memoria de su participación en Colombia en los últimos 100 años , dijo Oswaldo Chacón, presbítero de la Conferencia Episcopal y miembro de la comisión que está preparando la celebración del próximo año santo.

Sin embargo, y sin desconocer que en los últimos años la Iglesia ha asumido una posición mucho más crítica frente a los problemas y poderes del país y que a lo largo de la historia han existido cientos de sacerdotes y religiosas al servicio de los desprotegidos, expertos opinan que ella debería arrepentirse por: 1. Haber desconocido los valores culturales de los indígenas durante el proceso de evangelización en la conquista y la colonia, afirma el teólogo jesuita e historiador de la iglesia Fernán González.

Se consideraba que las sociedades indígenas tenían un pacto con el demonio , explica González. Por ejemplo, en 1575, el arzobispo de Bogotá propuso una campaña sistemática de erradicación de santuarios indígenas en Fontibón y Bogotá. Esta acción desembocó en abusos y torturas contra los indígenas que llevó al suicidio de muchos de ellos.

2. Haber guardado silencio frente a la esclavitud.

La Iglesia no excomulgó a quienes robaban el ser de los negros ni se dejó influenciar por las voces que se manifestaban en contra de la esclavitud , afirma Hector Torres, editor de la revista de temas intraeclesiales Utopias.

Aunque sacerdotes como Alonso de Sandoval y San Pedro Claver se pusieron de lado de los esclavos, desde la iniciación de la trata de negros hasta que se decreta la libertad del comercio de esclavos en 1789, fueron introducidos por Cartagena entre 130.000 y 180.000 esclavos con el beneplácito de la Iglesia, según las cifras más conservadoras.

3. Haber discriminado a las mujeres.

La Iglesia ha pecado apoyando las estructuras sociales de opresión a las mujeres , afirma Julieta Lemaitre, experta en temas de religión y mujer.

La Iglesia ha jugado un papel central en la penalización del aborto en Colombia, donde una cuarta parte de las mujeres han abortado alguna vez según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud y el Instituto Alan Guttmacher en 1994 y donde el aborto es la segunda causa de mortalidad femenina.

La ausencia de métodos anticonceptivos también proscritos por la Iglesia explica el 78,4% de los abortos.

La confesión rara vez sirve de consuelo, pues según una encuesta reciente, el 56% de los sacerdotes considera que quien confiesa haber abortado inevitablemente ha cometido pecado mortal y el 20% cree que ha incurrido en excomunión.

El sexismo de la Iglesia también se refleja en el estatus de las monjas frente a los sacerdotes. Durante años se dejo de lado la formación de las religiosas , dice Torres. Y sólo hasta hace poco se les permite participar activamente en la vida de la parroquia . Aunque no de forma equitativa, puesto que no pueden oficiar la misa.

4. Haber defendido durante años posturas opuestas a las reformas sociales.

En muchas ocasiones, un sector notable de la Iglesia entendida como la comunidad de creyentes en Cristo- ha sido insensible al dolor de los pobres de este país , dice el sacerdote Carlos Novoa, decano de la facultad de Teología de la Universidad Javeriana.

Afirma que si viviéramos la solidaridad cristiana en el ámbito económico, el 20 por ciento de los colombianos no recibirían el 50% del ingreso del país y la mitad de la población el 16 por ciento.

5. No promover la participación activa de los laicos en la Iglesia.

Con cuántos laicos se reúnen para preparar el sermón del domingo o para que participen en el funcionamiento de la parroquia como entidad viva? se pregunta Torres.

6. Haber callado ante la violencia y sólo hasta los años 90 constituirse en defensores activos de los derechos humanos.

Se convirtió en una Iglesia que legitimó un sistema que ha causado miles de muertes , afirma el historiador de la Iglesia Ricardo Arias. La Iglesia defendió a las bandoleros conservadores y no dijo nada respecto a la matanza de las bananeras .

El sacerdote Fernán González afirma que al clima de polarización creado por la Iglesia durante la época de la Violencia, le siguió en los 60, la descalificación a la izquierda.

Dice que esta ideología fue vista por la Iglesia como una amenaza y una contaminación del marxismo, lo cual radicalizó a sacerdotes como Camilo Torres y los curas de Golconda y descalificó a los sindicatos y huelguistas.

Y en la década de los 80, la Conferencia Episcopal guardó silencio frente a las violaciones de derechos humanos, dice Torres.

Tenemos que pedir perdón porque en lo referente a la violencia nos callamos en vez de hablar con mayor vigor , dice Monseñor Leonardo Gómez, Obispo de Socorro y San Gil.

7. No haber educado para la tolerancia, a pesar de haber tenido el monopolio de la educación en Colombia durante el siglo XIX y gran parte del XX, afirma el profesor Arias.

La Iglesia debería pedir perdón por ni siquiera sospechar que había algo positivo en otra posición, por encerrarse en sí misma y no captar los valores del mundo moderno , opina Fernán González.

Invita a los colombianos 90 por ciento de los cuales son católicos a preguntarse: Por qué hemos construido un país tan violento a pesar de que los mandamientos dicen no matar? .

No entendimos que la posición del otro tendría algún valor, dice.

PURIFICACION PRE MILENARIA Uno de los elementos más llamativos del jubileo del tercer milenio, que arrancará en la Navidad del presente año, es la purificación de la memoria .

Un concepto que ya en la década de los 60 hizo que el papa Juan XXIII pidiera a los Obispos sintonizarse con el mundo y pedir perdón a la humanidad por los pecados de la Iglesia.

Y que dio pie para que en la Conferencia de Obispos Latinoamericanos en Medellín se discutieran las posibilidades de aplicación práctica de esa disposición en este lado del mundo.

Hoy, y en vista que el llamado papal a un examen de consciencia hace parte de una política que involucra la estructura misma de la Iglesia hacia el futuro, esa suplica teórica de perdón ha pasado a tocar aspectos concretos.

En 1992, la Iglesia Católica decidió aceptar que si bien el proceso de evangelización en América Latina había tenido visos positivos, también había sido escenificación de desmanes y abusos en contra de la población indígena y otras minorías étnicas, durante el período de la colonia.

De la misma manera, aunque no pidió perdón por condenar y obligar a retractarse al científico italiano Galileo Galilei en 1633 por sus conclusiones respecto al sistema planetario, si restituyó su buen nombre en 1992.

Uno de los últimos ejemplos de actitud conciliadora por parte de la Iglesia, se remite a las disculpas ofrecidas al pueblo judío por las múltiples persecuciones a que ha sido sometido por parte de los católicos durante toda la historia y, específicamente, por su complacencia y silencio ante los hechos ocurridos durante la II Guerra Mundial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.