DANZA DEL GUSANO

DANZA DEL GUSANO

Desde que la vio, quedó hechizada. Su deseo era tomarla y llevarla al Carnaval de Barranquilla.La folclorista e investigadora cultural, Carmen Meléndez, sabía que la Danza del Gusano que esa tarde presentaba el grupo folclórico La Llorona Loca , proveniente de Tamalameque (Cesar), debía tener un sitio de honor en las fiestas del dios Momo, no sólo porque la danza se había convertido en un hecho folclórico, sino porque Barranquilla era el principal escenario cultural de la región.

13 de febrero 1999 , 12:00 a.m.

Por eso no dudó un instante en el proyecto que en cuestión de segundos tomó forma en su mente. Esa tarde de 1985 , entre Carmen y la Danza nació un amor a primera vista.

Cuando la danza terminó su presentación en el Encuentro de la Confraternidad, que ella había organizado en el auditorio del Colegio Enrique Nielsen, barrio Paraíso, buscó al director de La Llorona Loca , Diógenes Armando, para que le explicara de qué se trataba.

Esto es el montaje del movimiento del gusano de la hoja del tabaco. En el Magdalena también se llama Danza del Ciempiés , le dijo el Director, mientras la folclorista miraba los hachones que las jóvenes llevaban en sus manos: Ellas estaban vestidas con faldas y blusas parecidas a las que se utilizan en el baile del Mapalé.

Lo que le encantó a Meléndez de ese grupo fue el movimiento corporal que tenía. La danza se hacía en fila y sus integrantes bailaban a ritmo de puya , recuerda la folclorista.

Como en todo amor ideal, en el que el objeto o ser amado puede amoldarse a los gustos e intereses de quien ama, ella decidió hacer algunos cambios en la danza.

Una de esas variaciones fue ponerle cabeza y cola. La primera la constituye el joven más alto y la segunda, el niño de más corta edad. Otro cambio fue organizar la coreografía de tal forma que desde el inicio del baile, se configurara el gusano.

Pero Carmen Meléndez no sólo tomó elementos de la danza de Tamalameque. En los juegos de velorios del Palenque de San Basilio, existe uno que se llama La Culebra . Conocer esos encuentros lúdicos ha sido una de sus mejores experiencias.

Logró contacto con la cultura africana gracias al coreógrafo del grupo Bambazú , Abraham Cáceres, quien la había invitado a asistir a varios velorios en Barranquilla, realizados en comunidades de palenqueros.

En el momento en que vi a la danza de Tamalameque, recordé la experiencia de los velorios. Además de las plañideras, hay dos grupos más, la de los varones que durante la ceremonia refieren chistes y juegan dominó, y el de los niños y jóvenes que hacen varios juegos. Uno de ellos es La Culebra , explica.

En ese juego, las personas se entrelazan por la cintura y bailan de manera acompasada sacando a los lados del cuerpo un pie primero y luego el otro, a la vez que realizan los mismos movimientos con las manos.

Otra danza que enriqueció a la del Gusano fue el mito de la Cuenca del Caribe llamado La Serpiente Emplumada , que a su vez se convirtió en una danza folclórica del Magdalena.

El compositor Gabriel Villa Villón le comentó sobre esta a la artista en 1981, cuando la visitó a su casa... En esa danza mucha gente hace una fila, y encima de ellas colocan un manto de tela de colores vivos, parecido al que utilizan en las danzas del dragón. La danza se forma durante las fiestas de algunos pueblos de la Cuenca del Caribe .

Debieron transcurrir cuatro años para que la Danza del Gusano hiciera su entrada triunfal en el Carnaval de Barranquilla, pues como investigadora y conocedora de los bailes, decidió también agregarle otros elementos coreográficos. Le puse el movimiento ondulante que se forma cuando simultáneamente unos integrantes suben el cuerpo y otros lo bajan porque los reptiles caminan así , dice. El debut fue en la Guacherna. Antes de iniciarse el desfile nocturno, la gente preguntaba que si los niños estaban disfrazados de Tortugas Ninjas, pero cuando comenzaron a bailar, la acogida fue apoteósica y durante el desfile la gente no dejó de aplaudir , dice.

Durante los diez años permanentes en el Carnaval de Barranquilla, la Danza del Gusano ha conquistado el corazón de los amantes de las fiestas y la admiración de los jurados de los concursos. Ocho congos de oro lo prueban. Por eso, Carmen Meléndez siente el mismo orgullo que tuvo en aquella primera gran noche.

Carnaval es mito y tradición, pero también innovación, imaginación, recopilación y mezcla armónica del pasado y del presente, pero ante todo, sabiduría, porque es expresión de la cultura popular.

La Danza del Gusano es la suma de todo ello... Sus integrantes avanzan poco a poco, sus movimientos están acompasados... Un largo camino por recorrer les espera.

VESTUARIO Y COREOGRAFIA El vestuario de los integrantes de la Danza del Gusano está compuesto por un bombacho de color verde adornado con flequillos verdes y amarillos; camisa manga larga, de las que penden flequillos. Llevan cubierta la cabeza con un gorro unido al enterizo.

Los ojos de los integrantes están pintados de blanco en su contorno. La cabeza principal lleva una máscara con antenas que le identifica como la guía de la danza.

La coreografía, según la cartilla de la Fundación Carnaval de Barranquilla, se desarrolla al ritmo de una tambora. Los danzantes forman una fila y ejecutan variados pasos: uno corto y rápido, otro con el que marcan hacia la izquierda con el pie izquierdo y luego hacia la derecha con el derecho, en forma alternada, siempre imitando el movimiento del animal .

Entran separados uno tras otro, se unen y siguen a la cabeza del animal. La danza hace desplazamientos en semicírculo, imitando el cuerpo del gusano y otras veces permanece quieta. Los movimientos de todos los bailarines deben ser coordinados .

Carmen Meléndez explica así su coreografía: Las parejas se organizan en hileras y de manera acompasada dan forma a la figura del gusano, es decir uno tras otro. En la agrupación Palma Africana se proyecta coreográficamente dando forma al cuerpo del gusano desde el inicio de la danza y cuenta con un evento especial: el cuerpo se forma de mayores a menores dando así una configuración animal similar a la especie .

Los treinta integrantes de la danza deben poseer buen estado físico pues el baile exige un esfuerzo corporal especial.

La Danza del Gusano está catalogada como danza especial.

La cartilla mencionada define así las danzas especiales: Son danzas con bailes y coreografía tradicional de la región. Se distingue por no tener versos y presentar un argumento propio y tradicional del Carnaval.

Son juegos coreográficos que al nacer para los Carnavales tienen la licencia de poder agregarle elementos respetando los patrones básicos de la tradición regional .

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.