VENTAJAS DE LA PRIVATIZACIÓN ENERGÉTICA

VENTAJAS DE LA PRIVATIZACIÓN ENERGÉTICA

La privatización de las empresas del sector eléctrico es un tema del cual se venía hablando desde hace muchos años, cada vez que voceros gremiales o la propia comunidad ponía el dedo en la llaga sobre la deficiente prestación de los servicios de energía.

08 de febrero 1999 , 12:00 a.m.

En su carácter de empresas oficiales, las electrificadoras, los generadores y los comercializadores de energía, servían como fortines políticos --en su mayor parte-- y focos de corrupción, lo que también se traducía en una tensión laboral permanente por el distanciamiento entre la parte administrativa y los trabajadores de base. Todos esos aspectos se tradujeron en una definitiva inviabilidad técnica y financiera que se salió de las manos al Estado.

Tales deficiencias quedaron aún más al descubierto con el famoso apagón de 1992, que motivó, incluso, determinaciones urgentes que en el caso de la Costa dieron origen a proyectos como Tebsa y Termoflores. Lo que se buscaba era garantizar la disponibilidad de energía para eventualidades de este tipo, y aunque se logró, persistían los problemas financieros y técnicos en el resto del sistema.

Ley 143 de 1994 La única salida, entonces, que era la participación del sector privado, fue la Ley 143 de 1994 que abrió en definitiva el camino para que ese capital pudiera entrar a participar con más fuerza en un sector donde apenas lo hacía con minúsculos aportes accionarios, que no significaban nada en la de toma de decisiones.

Esta Ley, incluso, separó las actividades de generación, transporte, distribución y comercialización. Con ello se buscaba especializar las tareas. También se abrieron las puertas para la participación del sector privado en cada una de ellas. Era una tendencia que ya se estaba llevando a cabo con éxito en otras partes del continente.

El sistema que se ideó el Gobierno, con la ayuda de asesores internacionales, fue el de la capitalización, es decir, un proceso en el que la empresa estatal de turno transfiere activos y pasivos a otra entidad creada para tal fin. A esa otra entidad es a la que el inversionista privado inyecta una cantidad de dinero, a cambio de lo cual recibe un paquete mayoritario de acciones. Mientras tanto, la antigua empresa estatal que hizo el paso de sus activos y pasivos, queda con la parte minoritaria del nuevo paquete accionario.

La ventaja de este procedimiento es que el dinero resultante de la capitalización se inyecta a la misma empresa, lo que se traduce en inversiones para terminación de trabajos, cambios de equipos, aumento de cobertura, modernización de redes, y todo aquello que se manifieste en mejoramiento del servicio.

Por el lado del manejo tarifario --que despierta cierto temor al desaparecer la orientación social no rentable-- la regulación corresponde a la CREG, que, entre otras cosas, entrega unos parámetros que terminan redundando en una baja de tarifas cuando la empresa distribuidora es eficiente en su manejo de costos.

En el caso de la Costa, la capitalización operó con las ocho electrificadoras --Electranta, Electribol, Magangué, Electrosucre, Electrocórdoba, Electromag, Electrocesar y Electroguajira--, que pasaron sus activos a Electricaribe y Electrocosta. Ese proceso se cumplió en agosto del año pasado.

También se hizo el mismo proceso con Transelca, empresa a la que habían sido pasados los activos y pasivos de Corelca-transmisor. Falta por capitalizar la parte de Gendelca (Corelca-generador), proceso que se cumplirá, a partir del 24 de febrero en Barranquilla.

Termobarranquilla y Termoflores En Barranquilla la generación de energía eléctrica es desarrollada por las plantas de Termobarranquilla (Tebsa) y Termoflores, que están conectadas a las redes del sistema de distribución regional y nacional.

Termobarranquilla En sus inicios esta planta tenía una capacidad disponible de generación de 240 Megavatios (Mw), representada en cuatro unidades a vapor operando en ciclo Rankine regenerativo. En 1995, se instala una planta completamente nueva compuesta por cinco unidades turbogases operando en ciclo combinado con dos unidades a vapor.

Actualmente esta planta ofrece 750 Mw nuevos, adicionales a los 180 Mw disponibles en la planta existente.

Tebsa aporta el 4 por ciento de sus ventas brutas de energía al municipio de Soledad y a la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA), por concepto de la ley 99, los cuales están destinados a obras de saneamiento básico y mejoramiento ambiental.

De igual forma esta empresa generadora contribuyó al mejoramiento de 125 familias del barrio Divino Niño, ubicado en el área de servidumbre de la línea Soledad-Sabanalarga.

Termoflores Es una planta generadora privada, ubicada en la vía 40, zona industrial y comercial de Barranquilla, cerca a la ribera del Río Magdalena y a pocos minutos de su desembocadura en el Mar Caribe.

Inicialmente generó 150 Mw con ciclo combinado, junto al cual se inició pocos meses después la construcción de Termoflores II, para generar 100 Mw adicionales. En ella se utilizó la implantación a largo plazo del sistema norteamericano conocido como Boom, (Build Own Operate & Maintenence) que significa autoconstrucción, operación y mantenimiento.

La licitación para su construcción fue adjudicada el 23 de diciembre de 1992 a la asociación conformada por el Consorcio Colombiano Industrial S.A., (CCI) y la compañía Sevillana de Electricidad, proveniente de España.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.