EL CORREO WAYÚU , EN SILENCIO

EL CORREO WAYÚU , EN SILENCIO

Pese a que Ursula Epiayú y su familia viven en Media Luna, alta Guajira, en cercanías a Puerto Bolívar; sus relaciones comerciales y familiares con las tejedoras de Alitasia y Guana, en Venezuela, siempre fueron buenas, hasta hace un año.

04 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Desde hace 12 meses, los nexos entre esas y muchas otras comunidades, las posibilidades de negocios, las relaciones familiares y el simple y común contacto que mantenían miles de personas, se rompieron porque la Radiodifusora Nacional, que se encuentra ubicada en Uribia, no funciona en la acostumbrada banda de amplitud modulada (A.M.).

Los miles de kilómetros que separan a las comunidades wayúu de Colombia de las de Venezuela eran suplidos por la efectiva función de la Radiodifusora Nacional, que sin lugar a dudas cumplía una misión de comunicación fundamental en este amplísimo territorio de la geografía nacional.

La función real de la Radiodifusora no es comunicar a los wayúu entre sí, sino su programación cultural, pero para los indígenas ese es su más importante apoyo, ya que es la única emisora que emite programación en su lengua y que además les permite enviar mensajes a sus iguales esparcidos en toda La Guajira y Venezuela.

La razón de la salida de la frecuencia A.M., según Atala Morris, directora de la Radiodifusora Nacional, adscrita a Inravisión en Bogotá; se debe a que el transmisor Harry, principal equipo de la emisora, sacó la mano, y desde entonces y pese a todos los esfuerzos no ha sido posible recuperarlo.

Para nosotros la Radiodifusora Nacional en Uribia es la principal que tenemos en A.M. en el país. Estamos haciendo una gran labor allá uniendo a toda esta gran familia wayúu. Infortunadamente los tropiezos que hemos tenido son graves, uno de ellos es que la mayoría de los repuestos del transmisor que se dañó los hemos tenido que importar de los Estado Unidos. Además, cada vez que mandamos a un técnico para revisar el sistema aparece otro daño y otro y otro, mejor dicho, no hemos estado de buenas con estos problemas , expresó a Tiempo Caribe.

La salida del transmisor, según José María Alvarez, jefe de la estación de Inravisión en Uribia; se debe a problemas con el sistema eléctrico. El funcionario dijo que en Uribia tanto la anterior empresa que manejaba la energía eléctrica, (Corelca), como la actual, (Electricaribe), proveen una energía deficiente.

El transmisor de 50 kilovatios y 160 módulos funciona con una corriente trifásica que no ofrece Electricaribe. Desde hace un año, cuando empezaron los problemas eléctricos, se empezaron a quemar poco a poco los módulos; así, mientras unos se cambiaban, otros se quemaban , explicó el funcionario.

Pero, según Atala Morris, El correo de los wayúu , como se conoce la emisora, también ha sido víctima de los inescrupulosos. Sabemos, y ya las autoridades están al tanto, de que manos ajenas causaron daños a la emisora. A eso se suma también el tiempo, que es nuestro enemigo número uno, ya que cada vez que mandamos un ingeniero a la Radiodifusora le toma muchos días ir y venir. Lo mismo sucede cuando solicitamos los repuestos a Estado Unidos porque tardan meses en llegar , comentó.

Sobre la posibilidad de trasladar la emisora a otra ciudad de la Costa, como se ha rumorado en la misma Uribia, Morris dijo que Inravisión nunca ha considerado esta posibilidad. Para nosotros es nuestra emisora vital porque cubrimos todo el norte de Colombia, parte de Venezuela, las Antillas menores, llegamos hasta Nueva Zelanda. Es el vínculo entre nuestros wayúu y no se va a mover de allí , confirmó.

La potencia de la emisora en A.M. es tan grande que se escucha en los departamentos del Cesar, La Guajira, Magdalena e incluso en el Atlántico, a nivel nacional y en los países antes mecionados.

Mientras se soluciona el problema del transmisor, la radiodifusora está trabajando con un pequeño equipo que permite sea escuchada en F.M. y por medio del cual sólo se comunican los indígenas ubicados a 10 kilómetros a la redonda de Uribia.

La emisora fue instalada en enero de 1995, fruto de un convenio entre Uribia e Inravisión, pero en la práctica el municipio no cumplió los compromisos y todo el manejo lo asumió la entidad nacional.

FOTO: Dede hace un año la radiodifusora nacional ubicada en Ubita, está fures de servicio en la frecuencia A.M.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.