AGUACERO DE APLAUSOS RECIBIÓ

AGUACERO DE APLAUSOS RECIBIÓ

Después de casi dos horas de espera, llegó ayer al estadio Elías Chegwin de Barranquilla la Selección Atlántico de baloncesto que se coronó campeona en la categoría júnior. Allí los esperaba un buen grupo de periodistas y padres de familia bajó un fuerte aguacero que a esa hora caía sobre la ciudad.

07 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En medio del ruido producido por los golpes del agua al caer sobre el techo del estadio de la Calle 72, sonaron los aplausos que anunciaban la llegada del equipo.

Sin que acabaran de entrar, los fotógrafos hicieron destellar sus flashes, tomando por sorpresa a más de uno. Con el trofeo en sus manos mostraban orgullosos el fruto de su esfuerzo y en su cara se reflejaba la emoción del recibimiento.

Pero esto fue mejor cuando al entrar al entablado encontraron al equipo profesional de los Caimanes, quienes en esos momentos se encontraban entrenando. Varios de ellos se acercaron a los jóvenes y los felicitaron, pues saben que algunos de ellos serán su reemplazo dentro de poco.

El que habla poco hace mucho , fueron las primeras palabras de Hernando Sepúlveda, el joven técnico que a los 21 años de edad, y con solo dos de estar en las lides de entrenador, ya consiguió un título nacional y la oportunidad de ser el técnico de la Selección Colombia que disputará el torneo Suramericano que se realizará en Chile.

Expresión con la que recordó que hace dos semana, cuando viajaron a Cúcuta, nadie hablaba de ellos, muy pocos en la ciudad sabían que un seleccionado de Atlántico viajaba con la intensión de poner los colores del Departamento en alto.

En cada partido colocamos todo lo que teníamos. Cuando le ganamos a Norte de Santander, faltando ocho segundos para finalizar el compromiso, les dije: pelaos este torneo es nuestro, de aquí en adelante no hay caída ni pasos para atrás , aseguró el técnico.

Lo mejor del equipo fue el ánimo que le pusieron al torneo y la dedicación con la que se entregaron en cada uno de los juegos, donde fueron guerreros. Con eso ganamos , afirmó mientras se iba acostumbrando a la lluvia de preguntas.

Entre los jugadores del equipo sobresalió William Vargas, uno de los postes que luchó y aportó no solo su fuerza sino su carisma para apoyar al equipo.

Creo que mi virtud fue la lucha por ganar todos los rebotes, aunque me tocó hacer varias cosas como subir balones, calmar el juego, ayudar al armador suplente en el último juego, ya que el titular se había lesionado , afirmó el jugador visiblemente emocionado.

No era para menos, pues además de ser uno de los artífices de campeonato, también estaba en la lista para conformar la preselección que comenzará a trabajar el próximo sábado en Boyacá.

Con este triunfo Atlántico buscará recuperar su puesto como potencia a nivel nacional en este deporte.

fOTO: Alfonso Cervantes TIEMPO CARIBE CON EL TROFEO en alto llegaron los jugadores de la Sellección Atlántico junior de baloncesto, que fueron recibidos por sus familiares en el Elias Chegwin.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.