SAQUEADORES DE ESCOMBROS

SAQUEADORES DE ESCOMBROS

Mírenlos, no más. Ahí, enquistados en las instituciones, vampiros fiscales, camaleones de la politiquería, abyectos samperistas de ayer, frenéticos neopastranistas de hoy. Cuatro por 4, todoterreno, doble-tracción del clientelismo y el tráfico de votos parlamentarios.

01 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Mírenlos, no más. Consentidos y protegidos por los gobiernos de turno que no han tenido el coraje para ponerlos en su lugar, exhiben sus uñas largas, impunemente, como don demoníaco para seguir vivos en el juego del poder.

Mírenlos, no más. Desafiando a la gente buena, diciendo mentiras, montando peleas de utilería por los pedazos del botín y saturando al país de declaraciones artificiales, de falsas promesas, de retórica trasnochada, de propósitos falaces.

Mírenlos, no más. Con un pupitrazo a flor de piel. Con un proyecto de ley entre pecho y espalda. Con una arenga veintejuliera en la punta de la lengua. Con una cuota burocrática en la mira. Con un contrato en el corazón ... o en el bolsillo.

* * * Ahí van otros, muy tiesos y muy majos, de gira por el mundo, con viáticos oficiales, lagartos con pasaporte, improvisados diplomáticos de pacotilla empeñados en estrechar lazos de fraternidad y amistad con los indefensos funcionarios que encuentran a su paso por los lugares del tour.

Ahí van otros, muy tiesos y muy majos, de gira por sus feudos electorales montados con ministro a bordo en la caravana del bla-bla-bla, haciendo tardías e irregulares audiencias públicas, dizque para oír la voz de la gente sobre una perversa reforma política que siguen cocinando a escondidas.

Ahí van otros, muy tiesos y muy majos, de gira por los despachos oficiales, intimidando funcionarios, atrincherando cuotas, fortaleciendo amistades, reconociendo compadres, preparando campañas, consolidando coaliciones, afilando serruchos, amarrando votos.

Ahí van otros, muy tiesos y muy majos, de gira por los escenarios de desastres, con pésames impostados, lágrimas de cocodrilo. Lobos con piel de oveja, buitres del dolor, mandriles con botas, caciques electorales censando electores afligidos.

* * * Y no parece importarles que llegó la recesión. No se dan por notificados acerca de los alaridos de millones de desempleados ni de la necesidad de reducir el despilfarro, de disminuir el déficit fiscal y de apretar el cinturón del derroche oficial.

Y no parece importarles que nos devoró la corrupción. No se dan por notificados acerca de su responsabilidad colectiva sobre un modelo diseñado para robar al Estado a costa de todos los colombianos.

Y no parece importarles que vayamos perdiendo la batalla contra la miseria. No se dan por notificados de la urgencia que tiene la reformulación de la política social, empezando por quitarles del alcance de sus garras el dinero de la inversión social para los pobres, los hambrientos, los desposeídos, los abandonados.

Y no parece importarles que el proceso de paz esté al filo del abismo. No se dan por notificados de sus implicaciones, pues, al fin de cuentas, si eso fracasa siempre le podrán echar la culpa a Víctor G., o a Tirofijo , o a los medios de comunicación, o a Andrés.

* * * Mientras los gobiernos sigan reproduciendo los esquemas tradicionales de distribución de las cuotas burocráticas, mientras los Ministros sigan empeñados en seducir Congresos a cualquier costo, mientras las nóminas oficiales se manejen en los pasillos del Congreso, mientras los funcionarios públicos honestos no tengan el respaldo suficiente para mandar al diablo a los políticos corrompidos y mientras los políticos corrompidos sigan recomendando funcionarios, esto no se podrá componer.

Y mientras esto se compone, que Dios se apiade de este pobre país y les dé fuerzas a los colombianos para sacudirse de esta clase política egoísta y corrompida.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.