DE BUCEO EN LA COSTA CARIBE

DE BUCEO EN LA COSTA CARIBE

El buceo con fines deportivos o recreativos es una de las actividades que permiten un acercamiento más íntimo y profundo con la naturaleza y, al mismo tiempo, ofrece la posibilidad de desconectarse totalmente de los problemas y tensiones de la vida cotidiana en tierra firme.

07 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Ya sea que se practique tan sólo con el equipo básico para bucear a pulmón --careta, un par de aletas y un tubo respirador o snorkel --, o utilizando tanques de aire, el buceo es una actividad que resulta muy segura y relajante, siempre y cuando se cuente con los conocimientos y la instrucción adecuada o se lleve a cabo en compañía de expertos.

Con el fin de hacer posible el acceso seguro de la gente de la Costa Caribe a esta actividad, existen varias escuelas en la región que disponen de instructores profesionales certificados internacionalmente para dictar el curso básico de buceo con tanques (o scuba ), que se conoce como Padi .

En la región también existen lugares de muy fácil acceso que son considerados como auténticos santuarios naturales submarinos por los practicantes del buceo y que bien pueden servir como puntos de entrenamiento.

Uno de los escenarios más bellos es el Parque Natural Tairona, con más de 20 kilómetros de hermosas playas.

Varias de estas, como la del Muerto, Arrecife, Granate, Moto, Neguanje, Gairaca, Chengue y Cinto, poseen fondos coralinos en donde es posible apreciar de cerca nutridos bancos y cardúmenes de los más exóticos peces tropicales.

El aprendizaje Una de las escuelas de buceo que además se dedica a enseñar las bellezas submarinas del Parque Tairona y a preservar sus tesoros naturales es Oceano , con sedes en Barranquilla y en el balneario de Taganga, contiguo a Santa Marta.

Esta escuela, con 10 años de experiencia en el ramo, es de propiedad de los buzos profesionales Amanda Trujillo y Roberto Ortiz. No sólo es posible hacer el curso para obtener los certificados internacionales Padi y Naui --por un valor de 320 mil pesos-- sino que también se presta el servicio de alquiler de equipos y embarcaciones para practicar dos inmersiones en distintos lugares, por un valor de 50 mil pesos todo ello.

Las embarcaciones que se utilizan son lanchas para mar de 30 pies de eslora, que ofrecen las condiciones para acceder con seguridad a las playas y caletas de buceo más recónditas del Parque Natural Tairona.

En Santa Marta también funcionan otras escuelas de buceo, como Costazul y Serbuzos, que prestan servicios similares. En Cartagena hay escuelas de buceo como Caribe Dive Shop, La Tortuga Dive Shop y Ecobuzos.

Buena parte del coral que existe en este Parque ha sido sembrado artificialmente y es cuidado con esmero por el personal del Oceanario que funciona en la Isla de San Martín de Pajarales, dirigido por el biólogo y ambientalista Rafael Vieira.

Así que, si usted por fin se decide a conocer los tesoros que yacen bajo las olas de nuestras costas, debe tener muy en cuenta que es necesario sumergirse con una conciencia ecológica alerta y con mucho respeto por el delicado equilibrio del que dependen la flora y la fauna submarina y por el trabajo que vienen realizando las personas dedicadas a preservar el medio ambiente submarino.

Respete las reglas Cualquier escuela de buceo seria del mundo le deja bien claro a sus alumnos que la pesca de cualquier especie con tanques de aire y arpón resulta totalmente ilegal, dadas las desproporcionadas ventajas de que goza el buzo provisto con tanques para permanecer por largos periodos de tiempo bajo el agua.

Además, explicó Amanda Trujillo, esta práctica puede terminar resultando fatal para el mismo buzo, ya que es normal que la persona concentrada en dar caza con su arpón a un ejemplar submarino deje de prestar atención a ciertas normas básicas de seguridad e incluso a las señales de advertencia que suministra su propio equipo de buceo, a través de los indicadores de profundidad y de reserva de aire en los tanques.

La semana pasada, un medio de comunicación de Barranquilla destacó en sus páginas la muerte de un enorme mero a manos de dos buzos que, además de haberlo pescado empleando tanques de aire, le dispararon con arpones de puntas explosivas para matarlo.

Eso no fue pesca ni cacería. Fue el asesinato de un mero y un crimen ecológico que debería ser castigado por las autoridades ambientales , dijo Amanda Trujillo, quien declaró que ya llevaba años de conocer a ese animal, de costumbres sumamente territoriales.

El buceo, bien practicado, ha sido comparado por algunos de sus practicantes como una experiencia de recogimiento espiritual y de comunión con la naturaleza de tipo casi místico.

Los benéficos efectos de esta cautivante actividad están al alcance de todas las personas mayores de 12 años. Uno de los refranes de estos buzos espirituales es: Las más grandes profundidades que se pueden alcanzar, son las profundidades del corazón .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.