MOTOS ENSAMBLADAS, AL EXTERIOR

MOTOS ENSAMBLADAS, AL EXTERIOR

A un año de haberse trasladado a Barranquilla, la ensambladora Jincheng de Colombia (Jincol) ya está colocando sus motocicletas chinas en Centroamérica y se alista para incursionar en el mercado estadounidense. Se trata de un proceso que se ha venido cumpliendo de acuerdo con la programación que los directivos de empresa se fijaron desde cuando desmontaron la fábrica en Bogotá y se la trajeron a Barranquilla.

06 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

La idea era ganar más espacio para crecer, y aprovechar ventajas como la ubicación geográfica de Barranquilla y los servicios portuarios que ofrece.

Hoy, la empresa no sólo está ensamblando siete tipo de motocicletas marca Jincheng, sino, más recientemente, motocarros y moto-remolques con diseños propios. Entre los motocarros se destaca un prototipo para discapacitados, con el que se busca brindar una posibilidad de trabajo para estas personas.

El sistema que se aplicará para este último caso --que será lanzado en un corto plazo-- busca que a través de la compra de espacios publicitarios en la estructura del motocarro, empresas del sector privado ayuden al discapacitado a pagar el vehículo. A su vez, el beneficiado derivará su sustento de la venta de los servicios de transporte.

La planta de Jincol, ubicada sobre la vía Circunvalar de Barranquilla, tiene una capacidad de producción de 75.000 unidades al año entre motos y motocarros, pero tan sólo se han sacado unas 5.000 unidades a manera de comienzo; y se espera llegar a 14.000 el año entrante, colocando la mitad en el exterior.

Es probable que las ventas de 1999 cierren en unos 10 ó 12.000 millones de pesos, pero con los nuevos productos, esperamos ganar más mercado no sólo dentro del país, sino fuera de él , dijo el gerente comercial de Jincol, Juan Alberto Morales Mejía.

Al menos la conquista ya empezó, y cubre Centroamérica, Suramérica y parte de los Estados Unidos a partir de Miami. En esta última, se montó una oficina hace seis meses desde donde se están vendiendo dos modelos de motocicletas.

El crecimiento Jincol de Colombia nació en 1996 de la agrupación de unos inversionistas colombianos con el grupo Jincheng, luego de que resultara exitoso el plan de penetración de mercados.

Jincheng Group es uno de los conglomerados más fuertes de Asia con ventas anuales por 800 millones de dólares. La de Colombia --en la que participa con el 50 por ciento de las acciones-- es una de las seis ensambladora de motocicletas del grupo.

En Barranquilla, Jincol está generando cien empleos directos, más otros cien dispersos en las diferentes distribuidoras.

Ya la empresa tiene distribuidor en El Salvador, hacia donde se comenzaron a hacer unos despachos: También se abrió el mercado de Nicaragua, hacia donde se enviará un primer embarque este mes. Después vienen Honduras y Costa Rica. También estamos tocando puertas en Venezuela, y después pensamos ir a Ecuador y Perú , dijo Morales.

En Colombia se continuarán abriendo puntos de distribución. Por ahora funcionan 57, de los cuales 20 son de la compañía, y los restantes son concesionados. En los departamentos de la Costa, funcionan 20 puntos de distribución.

El objetivo de corto plazo es ofrecer motocarros en todo el mapa nacional, para más adelante, colocar otros en el mercado internacional.

Estos motocarros se han desarrollado para carga en diferentes versiones, como furgón, estacas, latón, en versiones con motos de 125 y 100 centímetros cúbicos. También se está comercializando un motocarro de dos pasajeros que se está promoviendo para zonas turísticas.

Uno de los productos que ha ganado aceptación es el motocarro refresquero, que fue expuesto a la embotelladora Panamco-Indega, y ésta lo adoptó como su vehículo para cargar hasta 22 canastas de productos Coca Cola, y multiplicar la presencia y la atención en los negocios distribuidores, lo que es dificultoso con los camiones.

FOTO: Gustavo Barros/TIEMPO CARIBE.

Desde esta palanta ensambladora ubicada en Barranquilla, Jincheng de Colombia espera exportar una 7.000 unidades el año entrante.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.