SEMBRAR NUEVOS SUEÑOS

SEMBRAR NUEVOS SUEÑOS

Todo en la vida depende de un sueño. El alcance de los sueños que trabajamos nos da la medida de las metas que conquistamos. Los inventos que han mejorado nuestra calidad de vida no fueron más que un sueño en el espíritu de personas apasionadas por sus ideales y decididos a lograr la excelencia.

02 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Nosotros mismos somos el fruto de un sueño en el corazón de nuestros padres y son los sueños los que nos mantienen vivos. Quien deja de soñar está muerto en vida así como lo está el que sólo se contenta con soñar. Qué hacemos con los sueños para que no se diluyan como vanas ilusiones? Cinco acciones: 1.-Revivir sueños del pasado. Recuperarlos, infundirles un soplo de vida y dejar que ellos nos llenen de entusiasmo. Es bueno sentarse a recordar objetivos que siempre quisimos alcanzar y que un día enterramos. Picasso decía que a los 70 años realizaba sueños de su juventud.

2.-Cuidar los sueños del presente. Entregarnos a ellos porque las grandes metas sólo se consiguen con pasión y con fe. Ni siquiera las crisis hunden a aquellos que vibran con sus sueños, aunque se estrellen durante tres años como los Hermanos Wright. Algún día ese sueño los lleva a las alturas y les permite volar.

3.-Sembrar nuevos sueños para el porvenir. Confiar en un mejor mañana y construirlo aunque los pesimistas quieran pintar manchas en la acuarela de la vida. Los líderes son aquellos que ven, que creen y que esperan hasta que concretizan su visión en una misión. Somos tan jóvenes como nuestros sueños.

4.-Apasionarse por los sueños. Colón no era el mejor marino de su época pero si era el más entusiasta con su sueño. Las empresas y las entidades buscan personas capaces de dar la vida por sus metas, ya que nada detiene a alguien que persigue sus ideales con fuego en el corazón. Quede claro que apasionarse implica capacitarse y dedicarse a algo con esmero y constancia.

5.-Compartir los sueños. La empresa más rentable de la vida es dedicarse a irradiar entusiasmo, despertar fe y sembrar esperanza. Llenar la vida de experiencias arco iris con el amor y el optimismo. No robarles sus sueños a los demás y darles confianza debería ser una prioridad en todos los lugares de trabajo porque un sueño compartido derriba muros y abre caminos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.