LA CORRUPCIÓN CAMPEA

LA CORRUPCIÓN CAMPEA

Banderas abatidas y desteñidas las de la lucha contra la corrupción. La propuesta del Nuevo País por el suelo y la del Cambio ahora desaparecida. Todo supuestamente lo han cambiado para que todo continúe igual o peor que antes.

06 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

El reciente escándalo de Coasotolima o Coasopijaos, denunciado por este Semanario son prueba palmaria de los actos indelicados en la administración pública que no han sido superados así se hayan renovado las jefaturas políticas en el Tolima y los colores de símbolo del rojo al azul, por ejemplo.

Nos vamos a abstraer de citas nombres propios y responsabilidades de hechos delictuosos. Hoy pueden ser José, María o Inés, mañana Pedro, Pablo y Juan. Ayer lo fueron Pericles, Crisostomo y Anacleto...En tiempos de la Colonia acordemos de Colón y los bandidos que le acompañaban, pero si vamos a los propios orígenes del mundo tenemos el pasaje bíblico de José, el Señor de los Sueños, el hijo de Raquel y Jacob, a quien sus hermanos vendieron a una caravana de mercaderes, sólo por el hecho de ser el hijo preferido de su padre. Los antecedentes de la corrupción tienen el mismo tiempo que la prostitución y según los especialistas, esta es la profesión más antigua del mundo.

La corrupción no se puede atacar con discursos puritanos en épocas electorales ni con leyes laxas y permisivas. Es un problema complejo que atañe a la cultura y a la formación de nuestros ciudadanos.

Valerosa y rescatable la actitud del Senado Luis Humberto Gómez Gallo, de retirar de sus filas a las personas que resulten implicadas en hechos dolosos, pero no olvidemos que el propio senador, recientemente estuvo untado en el escándalo por tráfico de influencias en la adjudicación de cupos de vivienda de interés social y es fiel representante del estamento donde el delito público continúa campeando como Pedro por su casa.

Mientras los colombianos no hagamos una reingeniería de nuestros valores éticos y morales, seguiremos con las mismas y con los mismo, así cambiemos de caras y de colores. Simplemente continuaremos asistiendo a un cambio de generación con los mismos resabios y malas costumbres de las anteriores.

*Director de noticias Sabor Estéreo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.