DESORDEN EN LA COMISIÓN DE BRUSELAS

DESORDEN EN LA COMISIÓN DE BRUSELAS

Cuando los países de la Unión Europea formaron la actual Comisión de Bruselas, en 1994, los periodistas señalaron allí que el conservador Jacques Santer era de poca riqueza intelectual y de menor personalidad que su inmediato antecesor, el socialista francés Jacques Delors. Entre el Yago o Santiago entrante y el saliente prefirieron al que fue ministro de economía del presidente Mitterrand.

23 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Este tuvo el respaldo de un país con influencia mundial y el otro ha tenido tan solo el de Luxemburgo, su pequeño país.

Entre los otros 19 miembros de la Comisión Europea hay personalidades con mayor relieve político, como Neil Kinnock, que fue líder de los laboristas británicos, con aspiraciones de primer ministro. Está el conservador francés Ives-Thibault de Silguy, que trabajó con éxito en la concepción del euro y en su adopción por once países. El conservador español Marcelino Oreja fue en su país ministro de asuntos exteriores. La italiana Emma Bonino anda hoy de candidata a la presidencia de la república italiana. El austriaco Franz Fischler ha sido un buen comisario de agricultura.

En verdad, la crisis que ensombrece hoy a la Comisión de Bruselas creció por la falta de un presidente con liderazgo y control del trabajo de cada uno de los 19 comisarios, con el fin de no dejarlos actuar como ruedas sueltas.

Todo esto lo tratarán los gobernantes de los 15 países de la Unión Europea en su inminente reunión cimera en Berlín, con presidencia alemana. Tan bella ciudad vuelve así a su señorío, anterior a la dictadura nazi.

Los cinco países de la Unión con mayor población tienen en la Comisión dos comisarios cada uno, de su propia nacionalidad. Los restantes diez tienen uno cada uno. En consejo de ministros, en Bruselas, designan por consenso los 19 comisarios y un presidente. Los 20 actúan con la jerarquía de ministros de Estado y sueldo en euros.

Los nuevos comisarios serán designados con anuencia del Parlamento que los 15 países miembros elegirán el 13 de junio próximo con el voto popular. En los órganos de la Unión Europea se escribe, se habla, se hacen traducciones e interpretaciones simultáneas y se imprimen mamotretos en once lenguas, todo con un costo de espanto. Es una torre de Babel con lenguas cultas dominadas en Colombia por el profesor Manuel Casas Manrique.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.