CANIBALISMO AL FIN Y AL CABOPRIVATE

CANIBALISMO AL FIN Y AL CABOPRIVATE

De los primeros lugares nocturnos que tuve el placer de frecuentar en este pueblo era una especie de bar Ice Cream llamado el triángulo ( 42 con quinta), el que en su momento tuvo tanto auge que terminaron abriendo ahí mismo algo así como seis o siete discotecas. Era prácticamente sitio de reunión de todos los pueblerinos y quedaba en uno de los extremos de Ibagué. Más adelante no estaban sino los amoblados del norte, Karibana, las cabañas españolas etc.

06 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Nos sentábamos todos a ver pasar los carros por dicho lugar, y el que no entraba al triángulo se deducía se dirigía al lugar, bendito para el que iba en el vehículo, y maldito para los pobres desgraciados que se tenían que contentar con mirarlo, y obvio criticarle la falta de moralidad y recato del osado.

Los carros se veían pasar en algunas ocasiones sin copiloto, éste viajaba escurrido en el asiento del lado tratando de eludir la maledicencia implacable que se ejercía de todos contra todos. Este pueblo era igualitico a Cómala, ese famoso poblado Mexicano que inmortalizó Juan Rulfo donde los extranjeros eran anunciados por el ladrido de los perros que se enfurecían cuando veían llegar un extraño.

Antes del triángulo existió otro lugar igualmente famoso llamado Los Cuervos, el cual causó verdadera sensación en la generación de mis padres. No recuerdo exactamente su forma pero si percibo que allí algunas veces iba mi mamá a buscar a mi padre, dado que éste no perdía la ocasión de hacer sus consulticas, aún en altas horas de la noche y hasta en los lugares más recónditos del pueblo.

Y esa tradición de andar trabajando de denodada manera venía desde los años de los abuelos, lo que sucedía era que cuando dichos patriarcas se les escapaban a las abuelas era a caballo, y adicional las mujeres eran como más inteligentes, no preguntaban para dónde iban los hombres, eso era cosa de varones. Y como éstas no sabían manejar caballos, el tráfico era tranquilo y ordenado.

Y a propósito del tráfico, me duele, me enardece y me estremece el no entender porqué siendo aún Ibagué una pequeña urbe, porqué pudiendo ejercerse un buen control sobre el flujo vehicular observa uno caos en horas picos y como que se quisiera imitar esas megalopolis detestables por su anarquía vehicular.

Siendo que no existe mayor cantidad de vehículos, a qué se debe que en ciertos puntos neurálgicos de la ciudad invariablemente siempre se presenten trancones originados única y exclusivamente en el canibalismo de la famosa guerra del centavo; en la falta de civilidad y orden de los conductores y sobre todo y sobre todo, diez veces sobre todo, en la negligencia e incompetencia de las autoridades del ramo que se excusan en todo tipo de argumentos para negarse a hacer cumplir un miserable código de transito.

Qué falta personal?. Absurdo. Lo dudo. Inicuo. Insólito. Es evidente que existen lugares claves tales como la quinta entre diez y once y doce que siempre registran desorden vehicular y que con la presencia ocasional, pero seria de la autoridad se podría controlar.

Si se le exigiera a cada agente ejercer actividad fiscalizadora y sancionadora, similar a la que la grúa viene haciendo de días atrás para recuperar el espacio público, seguro la cosa cambiaría. Porqué tanta incompetencia e ineptitud? Porqué esperar a actuar cuando el asunto sea prácticamente imposible de manejar~? Me niego a aceptar que este aspecto tenga explicación diferente de la inoperatividad al interior de la secretaria de transito municipal. Bien merecido tiene el puesto de la peor dependencia del ente Municipal de los últimos cuatrocientos cincuenta años y creo se le debe extender tal galardón por todo el milenio. Ah y a propósito, cuándo es que se posesiona el secretario del ramo.?. Y cuánto gana~? Porqué no ensayar a pagarle según su rendimiento con eso se obtienen recursos en vez de ese gasto inútil.

* Abogado

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.