ES HORA DE DEJAR LOS PAÑALES

ES HORA DE DEJAR LOS PAÑALES

No hay una edad plenamente determinada e ideal para que los niños ingresen al colegio. Muchos factores hay que tener en cuenta, los años del infante, su desarrollo motriz y emocional, la relación con los padres y el jardín, colegio o maternal a donde van a ingresar.

29 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Mucho más importante que la edad adecuada, es la perspectiva que deben tener los padres de familia, sobre el objetivo de estos primeros años, los más importantes en su vida . Es la oportunidad que tienen los niños para la socialización , la lúdica, la exploración de un mundo aún incomprensible, la oportunidad de compartir e ir enfrentándose a pequeños y cotidianos retos.

El objetivo del preescolar, incluso del primero primaria no debe ser que el niño salga leyendo y escribiendo. Según el Dr. Sergio Lastra, actualmente nos preocupamos demasiado por la parte conceptual, olvidando la parte emociona que es más importante. En otras latitudes, China, por ejemplo, el sistema le da mayor importancia al desarrollo emocional.

Para algunas sicopedagógas a los tres años los niños están en el momento adecuado para iniciar su proceso de socialización en el colegio. No obstante hay que tener en cuenta que no todos los niños se desarrollan al mismo ritmo, pues la estimulación que se les ha dado desde antes de nacer, el amor de los padres y su medio ambiente y factores genéticos entre otros, determinan su desarrollo físico, sicológico y emocional.

Antes de la matrícula Visitar los maternales y jardines infantiles antes de matricular a su hijo es un ejercicio que deberá hacer si está realmente interesado en la educación de sus hijos. Unos buenos cimientos permitirán edificar con solidez y altura.

Durante la visita que haga tenga en cuenta los siguientes aspectos: 1. Ubicación: Es bueno que el maternal, jardín o colegio estén ubicados cerca a su residencia, ya que es más fácil dejarlo en las mañanas y recogerlo en las tardes, asistir a las reuniones, estar en mayor contacto con las maestras o maestros. Sin embargo no debe ser la mayor motivación para matricular a un hijo.

2. Personal calificado: durante los primeros años el niño aprende básicamente por imitación. Inicialmente de sus padres, hermanos, primos y grupo que le rodea. Al llegar al jardín seguirá este proceso, por lo tanto la figura del maestro, su preparación, empatía con los niños y capacidad para el desarrollo de la creatividad en el niño son lo más importante. El maestro se convertirá en el modelo para nuestros hijos.

3. Instalaciones locativas: el jardín deberá tener espacio suficiente, buena iluminación y circulación de aire, salones dotados con los elementos necesarios y material didáctico que facilite la labor de los docentes.

4. Programa: El programa de actividades desde el maternal hasta el quinto de primaria deben ser coherentes, ya que si es repetitivo, el niño perderá interés en el estudio y su desarrollo se retrasará, si por el contrario está saturado, el niño se saturará e igualmente le tomará fobia al colegio, sus compañeros y sus maestros.

5. Legalidad: No menos importante es verificar que la institución esté debidamente registrada ante la Secretaría de Educación. contar con los respectivos permisos y tener sus papeles al día. Si lo hace ahora, se evitará muchos dolores de cabeza en el futuro.

Aprender jugando y haciendo Las matemáticas son toda una aventura, un juego y una diversión para muchos jóvenes, mientras que para otros son el coco y lo más aburrido de las clases. La diferencia entre unos y otros no es el coeficiente intelectual, ni la pilera, ni el tiempo que se le dedica a esta labor, está en la forma como se les enseñó. Profesores creativos, interesados en que el niño y luego el joven aprenda haciendo, aprender jugando logran este milagro. Si los expertos coinciden con los maestros en que la lúdica es tal vez la mejor y más efectiva herramienta pedagógica, Porqué se utiliza tan poco?. La respuesta está en el trabajo que exige por parte de los docentes, la creatividad y toda la energía que le deben imprimir a este método.

Este método de aprendizaje no debe estar relegado al jardín o al colegio, en el hogar el padre de familia puede a través de los juegos con sus hijos enseñarles muchas cosas. Pero ojo, así como puede aprender cosas buenas, puede aprender cosas no tan buenas. El ejemplo de un padre perezoso, descuidado y falto de responsabilidad, será mucho más fuerte que toda la teoría que se le suministre al estudiante sobre el sentido de la responsabilidad, la diligencia o el ser piloso.

Recuerde señor padre de familia que la educación es un proceso en el que el hogar, el establecimiento educativo y hoy en día la fuerza de los medios de comunicación, aportan conjuntamente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.