ADOPCIÓN ENTRE CREENCIAS Y MITOS

ADOPCIÓN ENTRE CREENCIAS Y MITOS

- Colombia es un país donde los niños desamparados sobran.

03 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

- Aquí los extranjeros pueden adoptar de manera rápida y sencilla cuantos hijos quieran.

- El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar quita tantos menores a sus padres biológicos que esa es la vía por la que la mayoría de niños llegan a los programas de adopción.

- Es más saludable adoptar siempre bebés y ocultarles su procedencia.

Todas estas afirmaciones tienen un aspecto en común, además de referirse al mismo tema: son mentira. Sin embargo en la cabeza de los colombianos parecieran ser verdades comprobadas que se afianzan en las expectativas de los posibles padres adoptantes y el manejo impreciso de la información referente a la niñez en nuestro país.

María Jesús Dussán Luberth se desempeña desde 1996 como Jefe de la División de Adopciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Su trabajo le ha permitido definir los perfiles generales de quienes esperan recibir un hijo en adopción, ahondar en los mitos que se tejen en torno al proceso y analizar los conceptos imaginarios que se manejan acerca de la labor del ICBF en esa materia.

La idealización paternal Quien espera un hijo biológico idealiza al niño que va a tener. Ese mismo mecanismo opera en la cabeza de quienes quieren adoptar un menor, por eso cuando no se está preparado se desea de manera inconsciente recibir un pequeño que responda al estereotipo de lo que los padres adoptantes consideran perfecto.

Creencia: Es mejor recibir bebés porque es más fácil formarlos a nuestra imagen y semejanza.

Realidad: Si lo que se busca es formar un hijo, esto puede hacerse a cualquier edad. Además la edad de los niños que se entregan es proporcional a la edad de los padres adoptantes. Los niños más pequeños, por ejemplo, se ubican con parejas jóvenes, pues es más sencillo para esos padres responder a las necesidades y los horarios de un bebé. Hay que tener en cuenta que la edad mínima para poder adoptar un hijo es de 25 años.

Creencia: Si se puede elegir, es mejor escoger un niño perfecto. Quienes se acercan a Bienestar operan según ese condicionamiento y exigen que el menor no sea hijo de..., que no tenga ningún problema físico o mental, que no haya sido maltratado, que no haya sido abandonado...

Realidad: No puede esperarse que un hijo sea perfecto porque solo es un ser humano. Hay que entender que los menores que el ICBF tiene a su cuidado no están al lado de sus padres biológicos precisamente porque se les han violado sus derechos y han sido víctimas del maltrato, la agresión y/o el abandono.

Creencia: Es mejor pedir niñas porque son más fáciles de educar y nos van a acompañar en el futuro.

Realidad: Si bien en Colombia las peticiones para adoptar niñas superan en una buena cantidad a las que solicitan varones, no hay razones reales para argumentar que un niño sea mejor o peor por su sexo. En este punto influye mucho el mito de las madres que sugiere que es más fácil dar órdenes a las niñas y hacerlas obedecer. Pero no hay ninguna diferencia real entre formar un hombre o una mujer.

Creencia: A los menores les va mejor cuando los adopta un extranjero. Por eso tienen prioridad las parejas de otras nacionalidades.

Realidad: En igualdad de condiciones, en nuestro país tienen prioridad las solicitudes de los colombianos. Estadísticamente, en los últimos dos años, del 53 al 57 por ciento de niños entregados se han quedado en el país. Lo único que un niño necesita es que lo quieran y el amor no es un aspecto vinculado a la nacionalidad.

Creencia: Es mejor no decirle al niño que es adoptado.

Realidad: El solo negarle la posibilidad a un hijo de saber que es adoptado es una violación a los derechos del niño.

Creencia: En Colombia sobran niños desamparados y en posición de ser adoptados.

Realidad: En este momento el Icbf atiende familias que entraron en lista de espera en abril de 1997. Hay más familias esperando que niños para ser adoptados. A veces, el trámite de entrega se demora también porque hay muchas familias en espera de hijos con las mismas características. Generalmente quienes solicitan niños más grandes los reciben más rápido.

Creencia: Todos los menores que están en los programas de adopción y protección son pequeños.

Realidad: Algunos niños ingresan a los programas cuando son mayores de 13 años. Si cuando cumplen su mayoría de edad aún no han sido adoptados, según la capacitación ofrecida por la institución en donde permanecieron, deben buscar un trabajo o seguir estudiando. Pero ya dejan de ser responsabilidad del ICBF.

El Instituto quita niños En el inconsciente colectivo se mantiene la imagen de un Instituto de Bienestar Familiar fiscalizador y quita niños. Sin embargo, el ICBF nunca actúa si antes no ha recibido una denuncia concreta sobre maltrato de menores e incluso en esos casos debe en realidad cerciorarse de que definitivamente lo mejor para el niño es separarse de su familia.

Por otra parte, algunos de los niños que llegan al Instituto son entregados de manera voluntaria por sus madres, al considerar que diversos factores le impiden quedarse con su hijo. Aún en esta situación, lo establecido por la constitución y lo que debe hacer la entidad es intentar en primera instancia es que el menor permanezca al lado de su madre biológica.

Eso hace que, por ejemplo, una crítica situación económica no sea motivo suficiente para aceptar que una madre entregue a su hijo porque el Instituto ofrece otras alternativas y programas para superar esa etapa de crisis.

Las razones reales por las que una mujer puede hacerlo es porque entrega un consentimiento a un familiar, porque no asumido su relación con el hijo desde que este nació o en casos extremos cuando la madre ha sido violada y se niega a quedarse con el bebé.

De todas maneras, en todos los casos hay un término de 30 días para que la persona lo piense y si es posible se arrepienta. Si se vence ese término el niño pasa al programa de adopción.

Casas de adopción en Colombia La ley colombiana establece que el programa de adopción sea desarrollado por el ICBF o las instituciones debidamente autorizados por este. Hasta ahora solo se han autorizado ocho casa de adopción: cinco en Santafé de Bogotá, dos en Medellín y una en Cali.

Esas entidades trabajan de manera autónoma, pero el Instituto debe supervisar que apliquen las medidas vigentes y cumplan lo establecido por la ley. El año anterior se les renovó la licencia de funcionamiento por cinco años más.

Adopción transnacional Entre el 2 y el 5 de marzo del presente año, el Instituto Interamericano del Niño y el Ministerio de Justicia de Chile realizarán un encuentro en ese país, con el fin de presentar los mecanismos internos que definió en materia de adopciones y la manera en que los está haciendo efectivos con los países de origen de los padres adoptantes.

A la reunión fueron invitados todos los países latinoamericanos que han ratificado la convención de La Haya en ese sentido. Colombia se encuentra entre ellos, pues dicha convención entró en vigor en nuestro país desde el primero de noviembre de 1998.

Lo establecido por La Haya se refiere al concepto de adopción transnacional, es decir al que existan reglas comunes en todos los países del mundo en esa materia. El caso de Colombia no debió realizarse ningún cambio en la legislación interna para conseguir ese objetivo, pues eran totalmente acordes las leyes nacionales y lo establ ecido en la convención.

El programa de adopción colombiano cuenta con diversos reconocimientos a nivel internacional, no solo por su seriedad, sino por su transparencia. Hay, por ejemplo, dos momentos de intervención estatal en diferentes instancias del proceso y el trámite es gratuito.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.