ABRAPALABRA TERCERA EDICIÓN

ABRAPALABRA TERCERA EDICIÓN

Cuenta la historia que éste era un matrimonio conformado por Uvaldina y Temistocles quienes ya viejos y a pesar de gozar de muchas riquezas, no tuvieron hijos. De hábitos triviales acostumbraban en las noches únicamente comer huevo y era el derecho que Temistocles siempre comía dos y Uvaldina uno sólo.

13 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Así habían transcurrido tranquilamente sus vidas hasta que un buen día la anciana quiso cambiar dicho estado de cosas.

Se levantó aquella mañana y comunicó al viejo que a partir de allí ella comería en las noches dos huevos y el uno sólo... la reacción de Temistocles no se hizo esperar... ratificó su privilegio y su condición de jefe de hogar y se negó a alterar la tradición. Como Uvaldina insistiere en su exigencia, el anciano se hizo el muerto, a lo que lo increpo su esposa : Temistocles si realmente estas muerto no hay ningún problema, llamaré a los de la funeraria y que procedan a enterrarte .

La amenaza no hizo mella en éste y como aquella tampoco quería declinar, llamó a los vecinos e informó de la supuesta muerte de su marido. Llegados los de la funeraria, alistaron al muerto y lo trasladaron a la sala de velación. Estando en el velorio Uvaldina se acercó al ataúd y le susurró al oído : Temistocles no seas testarudo, ya estamos en el velorio, acepta comer uno sólo que yo comeré dos , el aludido reiteró su negativa. Una vez en el cementerio la anciana fingió una vez más desfallecer y acercándose al ataúd dijo : Temistocles como puedes ser tan obstinado, estamos en el cementerio y te van a enterrar!. Acepta comer uno sólo que yo comeré dos... el mismo mantuvo su decisión.

Puesto ya el ataúd sobre la bóveda se acercó por última vez Uvaldina y con voz trémula y angustiada susurró a su marido.

Temistocles por favor! Mira que te van a enterrar, desiste, cómete tu un sólo huevo que yo comeré dos ... el aludido ratificó su negativa. En éste estado no tuvo Uvaldina más remedio que aceptar y ordenar a su marido salir en forma inmediata del ataúd. Al oír Temistocles el cambio de parecer de su mujer saltó del féretro gritando : Yo comeré dos, yo comeré dos, yo comeré dos . Y oh sorpresa la de todos los concurrentes quienes al ver salir al muerto gritando querer comer dos, huyeron despavoridos.

Fue ésta una de las múltiples y variadas, pero todas hermosas historias que se contaron en el Sexto Festival Abrapalabra, que por demás contó en esta edición con un espacio para los niños. Eventos como éste engrandecen las ciudades y nos sacan de ese marasmo intelectual en el que nos vemos sumidos, entre otros debido al abandono de la cultura por el Estado, eso no retribuye votos. Me muero de la pura rabia cuando oigo hablar de actividades como el festival de teatro de Manizales, el de cine de Cartagena etc. Y no puedo dejar de recordar lo absurdo e inicuo de esta administración que ha querido acabar con el Festival Folklórico de Ibagué con el pueril y baladí argumento de falta de recursos, que carencia de imaginación, de sentido común y de todo. Que canibalismo.

Por lo menos ahora este evento de Abrapalabra podrá sacar la cara por esta ciudad y hay que engrandecerlo. Gracias Ricardo Cadavid, (director del evento). Con personas como usted la vida fluye hermosa e interesante y acontecimientos como estos nos recuerdan que existen muchos motivos, personas y causas que hacen el mundo mejor y nos alientan a seguir adelante. Y avante con todos esos proyectos, estamos ansiosos de escucharlo a partir de este mes en su debut cuentero. Juro que si usted se lanza a la Alcaldía voto por usted y le hago campaña y le aseguro no se atreverán a citarlo al concejo, ya saben lo que les espera, la próxima no me la pierdo. P.D. Le agradezco la dedicatoria que le hizo del evento a mi Sr Padre, dada su condición de primer socio del festival Abrapalabra. Espero contar igualmente con el privilegio de ser socio de este magno evento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.