GUERRILLA HOSTIGA EN RIOHACHA

GUERRILLA HOSTIGA EN RIOHACHA

La Policía de La Guajira reportó ayer que un grupo de individuos, que se identificaron como miembros del Ejército Popular de Liberación (Epl), atacaron una residencia de un populoso sector de Riohacha.

21 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

A las 11:10 de la noche del martes la familia Ariza Mercado, residenciada en la urbanización Villa Mareygua, se encontró en medio de una balacera. Según Wilmar Sardoth Blanchar, uno de los moradores de la casa, al sentir la ráfaga, las seis personas que viven en ella, entre ellos tres niños, se sobresaltaron y esperaron a que pasara el momento de zozobra. Posteriormente bajaron al primer piso de la residencia y encontraron la sala totalmente destruida.

Una descarga de arma pistola 9 milímetros, de más de 20 tiros, impactó en la fachada de la casa del arquitecto Alvaro Ariza Martínez e hizo estremecer a los moradores de la misma. Toda la sala quedó acabada, el equipo de sonido, mecedoras, el juego de comedor, las ventanas, un juego de mármol que adornaba la casa, hasta una lavadora que se encontraba en la cocina fue alcanzada por los tiros , dice Sardoth Blanchar.

Los presuntos subversivos se dedicaron a poner letreros alusivos a su organización y uno muy disiente que esboza paga o qué , luego de la cual emprendieron la huida.

Los vecinos del sector acudieron de inmediato al lugar de los hechos, ubicado exactamente en la carrera quinta número 27-12, a donde llegaron también las autoridades.

De acuerdo con la Policía de La Guajira, estos presuntos guerrilleros no son tales. El coronel Julio César González Forero dijo que investigaciones de inteligencia, que aún no concluyen, dejan entrever que se trata de delincuentes comunes.

Sin embargo, versiones extraoficiales indican que el atentado no iba dirigido a ningún miembro de la casa que fue atacada, sino que los delincuentes se equivocaron de residencia, y que el hostigamiento tenía como destino la residencia de Luis Rafael Moscote, quien está secuestrado hace mes y medio.

Los vecinos del sector, incluso miembros de la familia Moscote Amaya, confirmaron esta versión al aventurar hipótesis para explicar la equivocación, diciendo que estas casas de Villa Mareygua son iguales y que la ubicación de las dos residencias es la misma pero en diferentes bloques. Gracias a Dios que no nos pasó nada, pero el susto fue mayúsculo , recuerda Wilmar Sardoth, quien se desempeña como funcionario del Departamento Administrativo de Salud de La Guajira, así como el arquitecto Alvaro Ariza.

Ayer en la tarde la Policía de La Guajira confirmó que las investigaciones se encuentran adelantadas y que las posibilidades de que este ataque sea verdaderamente de la guerrilla son mínimas. También descartó que se trate de retaliaciones contra la familia Ariza Mercado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.