DE ESTE AÑO QUIERO RECORDARLO TODO

DE ESTE AÑO QUIERO RECORDARLO TODO

Dicen que las reinas de belleza un año después de su elección es cuando más lindas se ven, quizás por la tranquilidad o toda esa aureola real que las rodea en cada uno de sus días de reinado.

20 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Ello encaja perfectamente en la barranquillera Marianella Maal Pacini, quien en tres semanas hará entrega del título de Señorita Colombia, que hoy ostenta con un orgullo que le sale por todos los poros y transmite a su paso.

Así se ve Marianella un año después de su reinado, más que bella que nunca, pero con la misma sencillez, dulzura y carisma que cautivó primero a los atlanticenses y luego a los colombianos.

Una mujer triunfadora, llena de agradables experiencias y mucho más comprometida con la causa social del país.

La linda soberana habló con Tiempo Caribe y le contó sobre esta experiencia, sus viajes y planes a partir del 16 de noviembre cuando pase a ser ex señorita Colombia.

Qué le significa el año de reinado? Fue una experiencia que me hizo madurar, crecer muchísimo. Aprendí bastante de Colombia, de la gente que uno no conoce por más que vea televisión y lea periódicos. No es lo mismo vivir las cosas desde un punto de vista mucho más cercano, la satisfacción es muy grande.

En cuántos sitios estuvo? Muchos, desde grandes ciudades hasta pueblitos bien humildes. Estuve alrededor de 85 fundaciones aquí en Colombia y fuera. Ayudar a ese tipo de gente y conocer a quienes trabajan con esos organismos fue increíble, porque ver a toda esa gente que lo sacrifica todo por una obra tan linda es de admirar y conocer a estas personas, saber que las estoy ayudando, de alguna u otra manera, me ha dado muchísimas satisfacciones.

Qué quiere recordar del reinado? De este año quiero recordarlo todo, Siento que hice lo mejor, no me arrepiento de nada y eso es básicamente el hecho de que me sienta feliz y tranquila de entregar mi corona, sencillamente porque nada de lo que he hecho lo haría diferente.

Hubo un sitio o una persona en especial? No podría decir que hubo alguien en especial, porque yo estuve con la gente que trabaja con los niños que sufren del corazón, con la gente que trabaja con los niños enfermos de cáncer, estuve viendo los médicos que trabajan con las uñas en los hospitales de Quibdó, por eso no podría nombrar a alguien en especial, porque cada fundación, cada sitio tiene su gente y gente que sacrifica su tiempo, su familia, su trabajo, por una causa tan linda, que no es dos o tres veces, sino de todos los días del año.

De esos casos, uno que recuerde en especial? La verdad conocí a un padrecito en Bogotá que lo ha dejado prácticamente todo y está trabajando con unos ancianitos en una humilde casa y lo hace en medio de todas las estrecheces, pues no tiene ningún tipo de ayuda. Pero la verdad, insisto, una sola persona no la puedo nombrar, porque toda esta gente me ha ido enseñando un poquito. Pienso que yo más nunca voy a estar totalmente desentendida de alguna causa benéfica.

Le alcanzó el año para todo lo que quiso hacer? No pienso en eso, hice tantas cosas, fui a tantos lugares que me encuentro totalmente satisfecha con el trabajo realizado.

El sitio que más le impactó? Quibdó, porque la pobreza allí es absoluta, porque es increíble ver una región tan olvidada de Colombia, porque es la capital de un departamento y yo me imagino que si así es la capital cómo serán los demás municipios del Chocó. Allí conocí niños desnutridos, el hospital está en medio de un basurero, es algo realmente deprimente.

Incumplió algún compromiso? Jamás, la Señorita Colombia fue a todos. Recuerdo el día que dijeron en un noticiero que yo no había ido a una parte de inmediato hablé con Raimundo Angulo, él a su vez llamó a rectificar, porque el colmo que uno se sacrifique, su familia, los días de cumpleaños, las fechas especiales para estar en todas partes y gente que por usar el nombre de uno lo haga quedar mal, eso me dio mucha rabia.

Países visitados? Prácticamente vivía en una maleta, Estuve en Ecuador, República Dominicana, Estados Unidos (dos veces en Houston, Nueva York y Tampa, y una en Miami) y posiblemente el 24 de octubre iré a Chile.

La prioridad de la Señorita Colombia son las obras sociales? Por supuesto. He notado que muchas veces no se le da tanta difusión a la misión social de la Señorita Colombia, Un 99.9 por ciento de los viejas que hice siempre fue en función de obras benéficas, casi ninguna reunión social, al menos que fuera con los patrocinadores.

La Señorita Colombia vivió un año para obras sociales. Qué le dejó esta labor a Marianella simplemente? Me dejó crecimiento, muchísima madurez. Yo pensaba que yo no había cambiado, pero definitivamente tengo una manera diferente de ver la vida, soy mucho más consciente de los que tengo, porque después de haber visto tantas cosas, le doy más gracias a Dios por lo que tengo.

Se siente diferente? Sí, en el sentido que tengo una nueva conciencia social de ayudar a las otras personas. Creo que más nunca voy a desprenderme de las obras sociales, así sea que me dedique a una, como sea, pero es algo que uno vio todas las necesidades que hay en Colombia y por más que se ayude, uno sabe que puede dar un poquito más..

Una frustración? Ninguna. Yo me siento ganadora, he sentido que todo lo que ha pasado, desde que fui elegida Señorita Atlántico ha sido ganancia.

Volverías a repetir la experiencia? Si, siempre y cuando sea de cero, porque después de un año ya uno quiere comenzar hacer otras cosas, pero de volver a repetirla si, porque todo lo que me ha pasado hasta ahora ha sido muy bueno.

Ha cambiado su concepto sobre el reinado? Totalmente, porque no tenía ni idea de lo que se hacía como Señorita Colombia y fue una sorpresa para mi muy agradable al ver que de verdad tenía una misión social, que no era solamente como decían, un maniquí, sino que era una imagen que se utilizaba con un fin benéfico muy importante.

Se siente orgullosa? Claro, esto es algo increíble. Pienso que el cariño espontáneo de la gente en la calle es lo que más me llena y de lo que más me puedo sentir orgullosa, nunca en mi vida hubiera podido sentir esto de no haber sido Señorita Colombia Las continuas muestras de cariño de la gente cuando salgo a la calle o llego al aeropuerto, eso nunca lo voy a poder olvidar. Gracias a toda Colombia, especial a Barranquilla, que es mi ciudad y ha sido super conmigo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.