TV PIRATA EN LA MIRA

TV PIRATA EN LA MIRA

A comienzos del mes abril pasado la Comisión Nacional de Televisión a través de la oficina de Regulación de la Competencia sancionó con la suspensión del servicio a cerca de 10 empresas distribuidoras de la señal de televisión por antena parabólica de todo el país.

20 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

El hecho, que marcó un duro precedente en materia de persecución a la piratería de los canales de televisión captados vía satélite, incluyó a la asociación de antenas parabólicas de Ibagué, TV Ibagué.

A esta asociación, los cinco meses de sanción se le aplicaron bajo la acusación de estar bajando señales de televisión codificadas (ver nota anexa), y además se le aplicó una multa de más de ocho millones de pesos por no llevar contabilidad.

De inmediato TV Ibagué apeló la sanción y consiguió que la multa fuera reducida. Sin embargo la resolución de suspensión de cinco meses está en espera a ser confirmada o suspendida por los miembros de la Comisión Nacional de Televisión.

Para tratarse de una sanción tan dura el nombre de TV Ibagué resultó totalmente desconocido en la capital del Tolima en cuanto a sus socios, su radio de operación y los canales de televisión que estaba operando.

Sin embargo, según registros de la Cámara de Comercio esta empresa creada desde 1994, sufrió una transformación de sus estatutos en diciembre del año pasado. Reforma a partir de la cual se dispuso el cambio de nombre a TV SAT.

Aunque los nombres de los directivos esta empresa son diferentes, actualmente se un hecho que TV SAT está posicionado como el principal proveedor de señales recogidas por antena parabólica en Ibagué, con el mayor cubrimiento en toda la ciudad, y con una amplia infraestructura que le ha permitido montar un canal comunitario que cada día aumenta su audiencia. Una actividad que sólo puede ser desarrollada sin ánimo de lucro.

La sanción impuesta a TV Ibagué por parte de la Comisión Nacional de Televisión, se convierte en todo caso es un duro campanazo de alerta a todos los operadores de la señal de televisión vía antena parabólica a la hora de escoger el tipo de programas que pueden ver sus suscriptores.

Tolima 7 días quiso conocer la posición de los directivos de TV SAT pero de acuerdo a la secretaria de gerencia era imposible contactarlos.

La tenaza gringa No hay que ir muy lejos para descubrir que una de las estrategias, diseñadas por los tolimenses para afrontar la grave crisis económica consiste en ver televisión durante hora y horas enteras.

Padres e hijos reunidos en tornos a los espectaculares documentales y películas de People & Art, Discovery Channel, Cinefox, Cartoon Network, TNT, CNN y MTV, entre otros, han podido disfrutar de viajes a los mundos más recónditos de la naturaleza, la ciencia ficción, las artes marciales, los deportes y la música internacionales y hasta los dramas de amor más intensos a una reducida tarifa mensual a poco más de 10 mil pesos el mes. Y eso son contar con los canales bolivianos, peruanos, brasileños y hasta españoles.

Todo lo anterior gracias a las numerosas ofertas de señal de televisión que generó más de una década atrás el boom de los canales comunitarios. La proliferación de esas inmensas antenas parabólicas apuntando al cielo y colocadas incluso en barrios de bajos ingresos, fue el mejor síntoma del fenómeno.

Desde entonces los canales aprovecharon la posibilidad de bajar lo que los técnicos llaman las señales de televisión incidentales. Es decir, aquellas señales que siendo emitidas para otros países podían ser captadas en Colombia, tales como las peruanas, ecuatorianas o bolivianas (América, Global TV, Panamericana TV, Meridiano...).

Pero paralelas a esas señales las grandes cadenas de televisión en el mundo habían desarrollado sus propios canales sin comerciales, para ser emitidas a través del sistema de Cable. En ellos la financiación se realiza con base en el pago de derechos de transmisión que son asumidos por los suscriptores. Exclusividad que implica cobros más altos que el de la televisión comunitaria.

Sin embargo muchas de esas señales fueron bajadas por parte de las estaciones comunitarias en forma indiscriminada, para beneficio de los televidentes, más no para el de los productores de dichas señales.

Acto seguido los dueños de los canales para TV por Cable procedieron a codificar sus señales para evitar que fueran pirateadas con tanta facilidad. Con lo que no contaban era con la persistencia de los colombianos, los cuales de inmediato adquirieron aparatos decoficadores de esas señales, aprovechando un terreno en el cual la leyes regulatorias en Colombia eran poco precisas.

Ante al aumento del pirateo de sus señales, las principales empresas de cable de los Estados Unidos se unieron para reclamar a través del Gobierno norteamericano. Presión que se concretó en la inclusión de Colombia en la llamada lista de Observación (Watch list), como en lista de espera a sanciones comerciales. La acusación?: piratería de señales y violación de derechos de autor y propiedad intelectual.

En diciembre del año anterior una delegación de productores estadounidenses representados por la Motion Picture Association y la Asociación de Programadores de Televisión en los Estados Unidos visitó Colombia para conocer qué estaba haciendo en contra de la piratería.

Según la Alianza Internacional de Propiedad Intelectual dio a conocer cifras de pérdidas por la piratería de señales satélite, las cuales ascienden a cerca de 60 millones de dólares desde 1996. En esa cifra el Tolima aporta su grano de arena.

De ahí que la presión norteamericana empieza a tomar forma y se conozcan sanciones como las establecidas contra la Asociación de Antenas Parabólicas de Ibagué TV Ibagué. De seguir el apretón norteamericano los televidentes colombianos y por lo tanto los tolimenses tendrán que aumentar ostensiblemente su presupuesto mensual de televisión, unos 40 mil pesos mensuales. O si no conformarse con el show de la Chola Chabuca, Risas de América, el Show de Magally... O las ventas de remate que invadieron la televisión nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.