MODA EN BLANCO Y NEGRO

MODA EN BLANCO Y NEGRO

Pasó Moda Trópico 2000 en Ibagué. Pasarela, luces, humo, modelos, vedettes, música y mucha ropa se hicieron presentes para arrancar miles de aplausos entre los asistentes que colmaron el Centro de Convenciones los cuatro días que duró la Feria y las tres funciones diarias.

20 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Personajes del más importante calado de la industria textil y confeccionista nacional e internacional se hicieron presentes. Notas referentes a Moda Trópico fueron emitidas y escritas a través de los diferentes medios de comunicación nacional. Todo bajo la consigna que el departamento se consolida como el tercer productor del sector en todo el país, detrás nada menos que de los industriales antioqueños y bogotanos.

Pero mientras tan importante argumento es asumido atentamente por los colombianos y el Tolima empieza a ser equiparado en función de los grandes productores, quedan algunos vacíos frente al nivel alcanzado en eventos concretos como Moda Trópico.

Hay consenso en el hecho que el Centro de Convenciones Alfonso López Pumarejo es el mejor espacio para los desfiles de moda, pero no tiene nada que hacer a la hora de instalar a sus expositores. Espacios pequeños, ubicación de los stands desventajosa para los locales ubicados en sus costados, corredores reducidos...

Inauguración a medias Lo anterior sin contar con que un buen número de sus expositores, a pesar de pertenecer a grandes empresas, montaron sus locales con escasa creatividad, sin mayor inversión y haciendo parecer la Feria como la de cualquier población y no la del tercer productor confeccionista y textil.

Un aparente descuido que se reflejó desde el mismo comienzo de Moda Trópico, cuando en la noche de inauguración de la Feria y con importantes invitados, faltaban más de 10 locales por instalar, otros estaban cerrados y en pocos de ellos se estaba prestando la atención que merece un acto de lanzamiento. Qué es lo que están lanzando entonces? , preguntó uno de los asistentes.

Contadas excepciones, si a lo anterior se suma la queja de personas en cuanto a la fría y en ocasiones hasta indiferente actitud de varias de las personas encargadas de atender a los visitantes, van quedando razones para reflexionar sobre lo que será la Feria del año próximo.

Lo anterior cuando en el mundo entero se impone la cultura del servicio al cliente. Porque además de la competitividad, tanto en el recurso humano como en el tecnológico, es fundamental generar una imagen favorable que permita relaciones a largo plazo.

Una responsabilidad que descarga gran parte de su peso en la forma en que se manejan las relaciones internas y externas de las empresas, y que en este tipo de eventos no debería estar condicionada a la pinta de los visitantes.

A desfilar Destacable la labor de los integrantes de la agencia Model & Talent, quienes salieron a cumplir con su trabajo. Es decir a dar a conocer la ropa de las colecciones de los confeccionistas tolimenses.

Caso contrario de la mayoría de jóvenes ibaguereños que aún llevan el peso de la incipiente escuela de modelaje que está surgiendo en Ibagué. Las mujeres bonitas no necesariamente son buenas modelos. La modelo es un gancho para lucir la ropa, no es la protagonista. En Bogotá usted no desfila que porque es familiar de este o de aquel..., el objetivo es que la ropa se dé a conocer , le dijo una modelo profesional bogotana a Tolima 7 días.

Detalles como mascar chicle en pleno desfile, reírse como si fuera un reinado, mostrar los músculos como en cualquier desnudo masculino o improvisar los movimientos en la pasarela, le bajan el perfil a un evento que después de 10 versiones, está cogiendo un alto vuelo.

Y si a eso se le suma un pobre espectáculo gimnástico o la presencia improvisada de un personaje pintoresco, se puede entender que además de la buena voluntad hace falta preparación.

Y hablando del servicio al cliente, prácticamente no tuvo presentación que los jóvenes modelos de la academia bogotana, la ibaguereña y el personal de logística de los desfiles no contaran con un baño apropiado. El más próximo no tenía puerta. Y se está hablando de un Centro de Convenciones nuevo... De igual forma el público asistentes a los desfiles tampoco tuvo acceso a baños los primeros dos días.

De acuerdo al testimonio de otro de los invitados bogotanos, lo que sacó la cara por la Feria fueron las excelentes propuestas en textiles y la calidad de la ropa que se está confeccionando. Colecciones que brillaron por las numerosas propuestas en colores vivos para el nuevo milenio, y la imparable y sobria arremetida del blanco, el gris y el negro.

Hechos positivos que no deberían interrumpir el entusiasmo y la atención de la numerosa asistencia, para la cual resultaba verdaderamente incómodo estar siendo sacada entre desfile y desfile.

Estos y otros detalles no alcanzan en todo caso a opacar el mérito de los empresarios vinculados a Moda Trópico 2000 y que este año entregaron a Acopi la realización de la Feria, la cual definitivamente tiene ganado un espacio, que bien vale la pena proyectar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.