TEMOR POR RETORNO DE ILIQUIDEZ

TEMOR POR RETORNO DE ILIQUIDEZ

Los tesoreros bancarios que día a día salen al mercado a conseguir fondos para mantener la liquidez ó colocar los excesos de recursos de sus respectivas entidades de crédito, alertaron nuevamente sobre los peligros de volver a repetir la historia que se vivió el año pasado, cuando por la falta de recursos, casi se asfixian muchas instituciones financieras.

25 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Las cifras que manejan diariamente estos operadores reflejan un evidente cambio en el comportamiento de este mercado en Colombia. Esta variación se produce desde el fallo de la Corte Constitucional, momento a partir del cual todas las operaciones interbancarias quedaron gravadas con una tarifa del dos por mil.

Y precisamente es este mercado en el que se compensan los excedentes y faltantes de liquidez del sistema financiero, el que está en máxima quietud. Tanto en el mercado de dólares como en pesos.

En pesos un promedio de 230.000 millones por día se pasó a 80.000 millones de pesos, mientras que en dólares de un volumen de 200 millones de dólares se bajó a 40 millones en promedio en los últimos días. Y esto, contabilizando intervenciones del Banco de la República.

Mayores costos Lo cierto de todo es que por los recursos que se están consiguiendo en el mercado entre bancos se está pagando costos mucho mayores, lo que se trasladará necesariamente a las tasas de interés de los todos los clientes.

Así lo advierten los tesoreros.

Pero además, la liquidez, que el año pasado se convirtió en el tesoro más preciado de los banqueros, está otra vez siendo administrada con máxima cautela por las entidades. Esto significa que el crédito que está bien bajo de demanda, tenga ahora una mayor restricción por parte de las entidades financieras.

Cada entidad de crédito, dependiendo de la disponibilidad de recursos que maneja ha sorteado la circunstancia del dos por mil.

A instancias de la Asobancaria, tesoreros de importantes bancos alertaron sobre las dificultades que están teniendo para garantizar recursos a sus entidades.

Guillermo Puentes, tesorero del ABN Amro, un banco con una importante participación en el negocio de tesorería advierte que el cobro del dos por mil está causando un grave daño en el mercado cambiario.

Para que un mercado cambiario sea eficiente se requiere de muchos oferentes y demandantes para que se creen varios precios de oferta y demanda, pero esto es justamente lo que no está sucediendo en este momento.

Por esto el dólar está oscilando más rápidamente en su precio.

Las operaciones con dólares, afirman, están impactadas dado el sobrecosto que implica el impuesto. Este mayor precio se estima en 3,12 pesos por cada dólar negociado. No hay que olvidar que las operaciones en dólares se hacen en pesos, y son objeto del tributo.

Por esto los exportadores también afirman que recibirán el impacto. Javier Díaz, presidente de Analdex, señaló que a los exportadores les representa un sobrecosto la operación al reintegrar las divisas. Pero también, anotó impactará a los importadores.

Daniel Cortés, tesorero del Banco Santander, señala que los sobrecostos por efecto del impuesto, puede representar un 146 por ciento, para la entidad que sale al mercado interbancario a conseguir pesos.

Advierte que mientras más cortos los plazos, mayor es el impacto del impuesto.

En este sentido, afirma que hasta el recaudo de impuestos a través de los bancos se desestimulará, porque estas entidades tenían como incentivo unos días para colocar estos recursos, pero ahora, justamente ponerlos en el corto plazo no solo no les es rentable, sino que terminan perdiendo plata.

El Emisor Aunque el Emisor ha estado canalizando las operaciones que permiten darle liquidez al mercado financiero, esto, afirman, no es lo ideal, pero además está limitado.

Muchas entidades no tienen los títulos necesarios para acceder a los recursos de liquidez que tiene el Banco de la República.

Los títulos que califican para estas operaciones con el Emisor son los TES, los títulos de desarrollo Agropecuario y en general los administrados por el banco de la República.

Pero si bien algunas entidades tienen títulos no cumplen con los requisitos, como es el caso de la Caja Agraria. El tesorero de la entidad, Gabriel Ruiz señala que en este momento no hay graves problemas de iliquidez, pero en parte es porque las operaciones de colocación están restringidas al máximo y se limitan a cupos de redescuento con Finagro y Findeter básicamente.

La Caja, por ejemplo, no podría acudir al Emisor por iliquidez por su situación patrimonial.

CONSECUENCIAS Serios problemas se han generado al interior de las tesorerías de los bancos y en especial en las mesas de cambios. Bien vale la pena identificar dos sistemas de negociación diaria con monedas extranjeras. En primer lugar los bancos más grandes o con mayor red de información y negociación en los mercados internacionales trabajan a mayor escala con empresarios del sector real, se podría hablar de una participación en el volumen total de operaciones cambiarias del 60 por ciento.

El restante 40 por ciento esta dedicado a las operaciones netamente interbancarias, es decir las que aparecen registradas en los indicadores del Citinfo. Como es natural no todos los bancos le dedican el mismo volumen a los negocios con el sector real, y son ellos quienes están con los problemas más graves de nulidad de transacciones. En varias instituciones han tenido que recurrir a otras actividades a fin de evitar la inactividad de la mayoría de los miembros que se encuentren en la mesa de cambios. Las alternativas más comunes es trabajar a mayor escala con otras monedas, se han inclinado también al trabajo de asesorías y banca de inversión entre otros.

Pero la preocupación aumenta tanto para los grandes como para el resto de los banqueros, porque ante la poca actividad diaria este fenómeno se refleja de cualquier forma en los negocios con el sector real. Los empresarios han salido a cubrir sus necesidades más inmediatas, pero ya han comenzado a enfrentar el coletazo que se ha presentado con mínimas operaciones y bajos montos en las operaciones interbancarias, ya que en los últimos días el banco que maneja sus cuentas no ha logrado cubrir su demanda de divisas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.