ELN VOLÓ EN PEDAZOS PEAJE DE TUCURINCA

ELN VOLÓ EN PEDAZOS PEAJE DE TUCURINCA

Evacúen rápido y póngase a salvo, que vamos a volar esto . Así, en esos términos, el que parecía ser jefe del grupo guerrillero de ataque se dirigió a los empleados del peaje de Tucurinca sobre la Troncal de Oriente, jurisdicción de Aracataca (Magdalena) minutos antes de volarlo en pedazos con una carga de dinamita.

21 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Inicialmente, colocaron tres cargas explosivas en la sede administrativa del peaje, mientras dos de los subversivos se apostaban en ambos extremos para detener el tráfico que a esa hora circulaba en ambos sentido de la vía.

A eso de las 5 y 30 de la mañana, las tres cargas de dinamitas fueron accionadas. La onda explosiva destruyó en su totalidad la sede administrativa, el departamento de sistemas, las dos casetas para el cobro del peaje y la caja fuerte donde habían 11 millones de pesos producto del recaudo de las últimas 24 horas. Los billetes, por efecto de la onda, quedaron reducido a fragmentos.

Consumado el hecho, los seis guerrilleros que llevaron a cabo el ataque se reagruparon con el resto que esperaba y vigilaba desde la vegetación para contrarrestar cualquier ofensiva del Ejército o la Policía. Finalmente, se internaron en la espesa vegetación y tomaron rumbo hacia la Sierra Nevada de Santa Marta por el mismo sitio por donde habían aparecido.

Willian Medina Acosta, empleado de la firma Wackenhut de Colombia que tiene a su cargo la administración del peaje, dijo que ante la orden de los armados, ellos se retiraron unos 100 metros de la edificación, y desde allí sintieron las repetidas explosiones.

A la hora del atentando, estaban Medina, dos recolectoras, dos barreros (personas que manejan las barreras para la entrada y salida de vehículos a la caseta de peaje) y una supervisora que no opusieron resistencia, sino que se limitaron a cumplir las órdenes impartidas por el jefe del grupo.

Todo fue rápido. Yo diría que la acción no demoró 10 minutos , recuerda Medina Acosta, quien indicó que las pérdidas materiales, pese a que no han sido establecidas, podrían ascender a los 20 millones de pesos.

El tránsito vehicular en ambos sentidos de la principal arteria vial que une a la Costa Atlántica con el interior del país estuvo paralizado por varios minutos, mientras se retiraron de la vía elementos sólidos que por efecto de la explosiones obstaculizaron los dos carriles de la carretera.

El coronel Hernán Bonilla Alvarez, Comandante de la Policía Magdalena, confirmó que el atentado fue cometido por guerrilleros del Eln del frente Francisco Javier Castaño . El grupo de ataque y el de apoyo sumaban unas cien personas.

El Ejército y la Policía, al tener conocimiento del atentado terrorista contra el peaje, se desplazó al sitio para contrarrestar la acción de los guerrilleros, pero ya estos se habían marchado con destino a la Sierra Nevada de Santa Marta. Ahora, estamos en la persecución de los mismos , dijo el coronel Bonilla Alvarez, quien aseguró que las autoridades retomaron el control de la zona.

El de ayer es el segundo atentado que la guerrilla comete contra dicho peaje durante los últimos dos años. El pasado primero de octubre de 1997, el 19 frente de las Farc dinamitó las casetas; posteriormente, atacó la estación de Policía del corregimiento de Tucurinca donde asesinó al agente Edinson Rafael Varela Samper e incendió tres tractocamiones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.