DE LAS LINEAS ASTRALES DE W.M.

DE LAS LINEAS ASTRALES DE W.M.

Cuando acudí a la linea astral Walter Mercado con el propósito de saber el porque de mi suerte en el amor, la salud y los negocios la respuesta fue tajante. Sr conforme el día de su nacimiento los astros no están a su favor por la confluencia Venuciana con la Plutoniana. Recuerde que siendo usted Tauro, y estando a fin de milenio no le conviene establecer nuevas relaciones. Además tenga presente que Tauro no compaginan con Aries, mejor búsquese un Escorpión, son menos venenosos en el amor. Evite todo contacto con los Géminis. No se preocupe por su debilidad en el amor, eso es un problema temporal de sus astros. Por ahora manténgase donde esta y espere hasta el próximo quinquenio ya vendrán confluencias astrales mejores para su signo. Y gracias por acudir a esta su línea astral, que tenga buen día. Clic.

27 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Quejándome de lo insulso y lo trivial, de lo baladí y lo cursi, no sé si de la propia figura de Walter Mercado o de todo lo que el representa, acudí a un amigo. Armando Gutiérrez Castro, abogado, litigante, contertulio, quien ante mi desespero y requerimiento me envió esta corresponsalía, la cual acompasó este prestidigitador de palabras. Por considerarlo de interés de los lectores doy paso a ella y al correspondiente juro no volver a llamar ni alas líneas astrales, ni a las líneas calientes, ni a las líneas celulares, más ahora que Teletolima anda cobrando doble todas las llamadas.

WALTER MERCADO O LA MULTINACIONAL DEL ENGAÑO : Con asombro cotidiano observamos en la televisión el influjo cada vez más intenso de variadas formas de mercantilismo esotérico de poca monta, invadiendo las telenovelas y los espacios publicitarios. Aprovechando infamemente la necesidad espiritual de una sociedad que no se encuentra así misma, con ungentos y adivinaciones de todas las calañas, brujos y astrólogos como el Señor Walter Mercado, mutante andrógino, con su parafernalia de encajes ha edificado una lucrativa multinacional del engaño. Todos los elementos que configuran su magia no dejan de ser más que lugares comunes, generalidades disfrazadas de misterio, es una versión moderna de las viejas brujas. Instigando a los teleaudientes que débiles frente a los medios, se aprovecha de sus necesidades para por la ruta fácil de una inocente llamada, invitarlos a que en aras de la prosperidad económica y afectiva, para la salud, el amor etc, acudan a la línea astral Walter Mercado.

No ha de extrañarnos que próximamente aún pueda arreglar los dolores musculares y porque no decirlo los lumbagos, artritis y demás y porqué no terminar compitiendo con el propio viagra~?. Con la fecha de nacimiento y la confluencia de estrellas, sencillito establecer el futuro. Nada que ver con aquellas viejas gitanas, agoreras y ladronas cuyo único recurso era la lectura de una mano. Ni que decir de las otras brujas del te y cigarrillo, este moderno chaman ostenta ribetes científicos y su arte esotérico se ampara en la lectura científica de los astros, ciencia que solo le esta asignada a él, ya que quien más puede leer y descifrar los signos del universo al acomodo de cada cliente.

Que muy fácil ganarse la lotería, encontrar al ser amado, resolver los problemas espirituales. En menos de un mes se acabaron mis problemas dice una cándida señora en un comercial. Conseguí marido pregona otra solterona cuyas arrugas recuerdan las últimas guerras del siglo pasado. Logré deshacerme de la suegra señala rebosante un novio aún más afortunado. Con baños energizados, tarot, astrología y otras artimañas se acrecen las arcas del Señor Mercado, seguramente cuentas internacionales en Suiza o cualquier otro paraíso financiero del planeta confirman lo sagaz de Walter Mercado y lo fútil y baladí de sus seguidores..

Inaudito que pueda más el interés económico que el sentido constructivo de la televisión, arma de la tecnología y el desarrollo. La Comisión Nacional de Televisión ignora y favorece una cultura mercenaria y aclimata un grave deterioro espiritual del hombre moderno que se deja arrastrar de lo superfluo. Así es el mercantilismo capitalista que no conoce sino la ética del dinero y vive de lo fútil del mundo. Más allá de la observación sobre la incidencia del fetichismo ( culto a las cosas ) hecho empresa, encontramos en el fondo un Apóstol del cinismo y el mercantilismo, por demás con pinta mas bien de peluquero y claros indicios homosexuales. Vestido de luz semicelestial anuncia un cambio en la vida de sus seguidores con un gesto que muestra su corazón a los teleaudientes y los oropeles de una manipulación mágica indicando~: Ven a mi templo intimo , todo ello en horario triple A de cualquier domingo. Imposible ignorar su intencionada imitación con Jesucristo, sólo que aquel más parece un culebrero anunciando la venta de sus pócimas del engaño en plena plaza de mercado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.