E.U. TEME SE ALTEREN RELACIONES CON BANCO MUNDIAL

E.U. TEME SE ALTEREN RELACIONES CON BANCO MUNDIAL

Los congresistas intentan recobrar 648 millones de dólares de los fondos de Estados Unidos que sirven como un préstamo de garantía al Banco Mundial, una maniobra que la propia administración teme que podría llevar a costos más altos de los préstamos para los bancos internacionales de desarrollo.

25 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Robert Rubin, el secretario del Tesoro, ha condenado la medida de retirar los fondos y se espera un veto presidencial si la moción es aprobada por el Congreso.

El voto de la Cámara de Representantes se centra en una medida presupuestaria que se dirige a tapar el agujero en el presupuesto federal creado por la ayuda a los países de América Central devastados por el huracán Mitch .

Sin embargo, el intento por reubicar el capital amortizable, que es una forma de garantía de préstamo, ha hecho surgir la posibilidad de que el Congreso pueda organizar una serie de asaltos a los 8 mil millones de dólares que Estados Unidos tiene comprometidos con los bancos internacionales para el desarrollo.

El Banco Mundial ha insistido que los fondos constituyen sólo una porción técnica del presupuesto de Estados Unidos que no afectaría el compromiso norteamericano de cumplir con sus obligaciones con capital amortizable.

El capital amortizable -que nunca ha sido utilizado- está concebido como una segunda línea de defensa en el caso de que los países que reciben préstamos incumplieran con el pago de sus obligaciones y de que las reservas del banco resultaran insuficientes para cubrir la diferencia.

El Banco Mundial utiliza el capital amortizable para vender bonos a bajo costo en los mercados globales. Estados Unidos dejó de comprometer fondos con los capitales amortizables a comienzos de los 80.

La semana pasada, Rubin le dijo a un subcomité de comisos de la Cámara: Si se promulga la cancelación del capital amortizable de Estados Unidos podría considerarse como una reducción importante del respaldo político de Estados Unidos a las instituciones .

Una nueva valoración podría aumentar los costos por préstamo a las instituciones; costos que pasarían entonces a los países en desarrollo que ellos tienen el mandato de ayudar , afirmó.

Los republicanos insisten en que la maniobra no afecta al respaldo de Estados Unidos al Banco Mundial, ni a su instituciones hermanas.

Todd Tiahrt, el republicano de Kansas que está detrás de la medida, describió el capital como una reliquia de las ya descontinuadas prácticas presupuestarias . En una carta a los congresistas dijo: Esto nunca constituyó un fondo de reserva para el banco .

Gary Perlinj, funcionario financiero responsable del Banco Mundial, dijo que el voto de la Cámara no afectaría el compromiso legal de Estados Unidos como accionista .

Y añadió: Al estar todo igual, preferiríamos dejar que los perros duerman tranquilos, particularmente en tiempos en que hay pedidos fuertes a los bancos multilaterales para que se mantengan activos en momentos de dificultades para muchos de nuestros países clientes. Es un tema que nos preocupa porque siempre es posible que los mercados y otros malinterpreten la maniobra .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.