EL RÍO MAGDALENA: PRESENTE Y FUTURO DEL DESARROLLO DE COLOMBIA

EL RÍO MAGDALENA: PRESENTE Y FUTURO DEL DESARROLLO DE COLOMBIA

Considerar al río Magdalena como hito histórico, determinó de alguna manera el pensamiento de los colombianos para mirarle como la arteria fluvial que contribuyó, en su momento, al crecimiento y desarrollo de Colombia.

26 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En los textos de geografía y de historia siempre se estudia al río Magdalena vinculado al crecimiento socioeconómico del país hablando en pasado, de ahí que desde la escuela se ha venido asociando al río con el ayer... al evocar al río Magdalena nuestros mayores recuerdan con nostalgia los expresos de la Naviera Fluvial Colombiana S.A.; Atlántico , David Arango o el Medellín . Allí termina la historia.

Esta consideración del río Magdalena debe cambiar. Es un imperativo para nuestros gobernantes el tener bien claro que el Río Grande de la Magdalena es el presente y futuro del desarrollo de Colombia.

El país debe saber que gracias al transporte fluvial por el río Magdalena, Ecopetrol transporta mas de un millón de toneladas de hidrocarburos entre Barrancabermeja y Cartagena y que la sola Flota Naviera moviliza mas de 300.000 toneladas de diferentes tipos de productos tales como: fertilizantes, carbón y cemento.

Colombia necesita saber que solo es posible movilizar por el río Magdalena las piezas mas grandes y pesadas que se mueven dentro del país con destino al montaje o a la ampliación de refinerías petroleras y de otras instalaciones para el ensanche de variedad de industrias colombianas.

Desafortunadamente a los gobiernos de turno poco interesa la suerte del río y no toman medida alguna para su conservación. El río se está muriendo lentamente ante los ojos de los colombianos, la indolencia frente a la contaminación de sus aguas es el atentado ecológico mas gigantesco que podamos imaginar y desde esta columna clamamos porque se tomen las medidas para evitar el desastre que se avecina Será que necesitaremos que organismos internacionales defensores del ecosistema nos impongan sanciones para que al fin decidamos actuar? Es bueno recordar que las licencias de importaciones en países como Canadá, Estados Unidos y de la Comunidad Europea están sujetas a que el país de origen respete las normas sanitarias y de protección al ecosistema. Hoy estamos corriendo el grave riesgo de quedar aislados del comercio internacional.

Colombia debe saber, y los medios de comunicación contribuir a que se sepa, que los dragados necesarios para la navegabilidad y operación portuaria en el río Magdalena y el Canal del Dique, en sus áreas críticas, se encuentran paralizados por falta de licencia ambiental. El país debe saber que si para el mes de enero del próximo año no hay condiciones de navegabilidad, se paraliza el transporte de hidrocarburos y de las cargas para los proyectos de las termoeléctricas de Termosierra y Termocentro.

La influencia del río Magdalena en el desarrollo socioeconómico del país, no es asunto del pasado, es una realidad del presente con proyección al futuro por las ventajas que representa el transporte fluvial e intermodal desde los puertos de Barranquilla y Cartagena hasta el puerto de La Dorada.

Señores del Gobierno Central, señor Ministro de Transporte, señores de la Corporación del Río Grande de la Magdalena, no dejen que el río se nos pierda.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.