UNA ALIANZA ENTRE PEQUEÑOS

UNA ALIANZA ENTRE PEQUEÑOS

Hace 15.000 años, el campo de batalla donde minutos antes el hombre primitivo había conseguido su alimento se convertía en el escenario de la danza de los lobos, ritual que ejecutaban para apoderarse de los desechos.

26 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Con el paso del tiempo estos encuentros entre hombres y canes cada vez fueron más frecuentes, a tal punto que cuando los humanos se volvieron sedentarios comenzaron a adoptarlos en sus nacientes hogares.

Cinco mil años después, cuando los hombres aprendieron el oficio de la agricultura y comenzaron a almacenar granos, tuvieron que enfrentase al problema de los ratones.

Los felinos que acudían a la caza de los entrometidos roedores poco a poco fueron acogidos por los hombres como animales de compañía.

El vínculo que surgió entre hombres y animales se prolongó a través del tiempo, hasta que esta alianza tácita conformó la cultura de las mascotas como se conoce actualmente.

En Estados Unidos dice el sicólogo Benjamín Giraldo Roa se popularizó el uso de la mascota cuando las familias se individualizaron y los niños tuvieron que aprenden a tener sus propias cosas .

La presencia de una mascota durante la etapa de desarrollo del niño le enseña a cultivar hábitos como la responsabilidad y la disciplina. También aprende a dar afecto y a respetar la naturaleza y todas las formas de vida.

Todas las personas deberían tener mascotas, pero sobre todo se recomiendan a los hijos únicos y a los niños con problemas de desarrollo , dice el pediatra Enrique Gutiérrez Saravia, asesor del Ministerio de Salud en accidentes ofídicos y miembro de la Sociedad Colombiana de Pediatría.

Etapas de la relación Durante la infancia, la relación de los niños con respecto a los perros y los gatos va variando de acuerdo con la edad.

De los 0 a los tres años el niño no reconoce al animal como tal, por ejemplo no dimensionan el dolor que le puede causar , explica Néstor Alberto Calderón Maldonado, médico veterinario, miembro de la junta directiva de Vepa y docente de medicina del comportamiento en la facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Fundación Universitaria San Martín.

Durante la etapa que va de los tres a los cinco años continúa Calderón es importante enseñarle al niño que no debe hacer proyecciones sobre la vida del animal (este vive menos tiempo que él). A los padres se les recomienda enseñarles el sentido de la vida y de la muerte .

De los cinco a los siete años el perro se convierte en el compañero ideal para el niño. No solamente reconoce el dolor del animal, sino que se convierte en su responsabilidad y en su compañía. De los siete a los 11 años se debe afianzar la relación del niño con la mascota.

Infortunadamente desde los 11 años en adelante, cuando entran a la adolescencia, muchos niños se alejan de la mascota.

Si durante todo el proceso hay una asesoría por parte de los padres, el animal se convertirá para el niño en una fuente de valores y en una representación del respeto por la naturaleza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.