EL TYRANOSAURUS REX Y LA SUPERVIVENCIA EMPRESARIAL

EL TYRANOSAURUS REX Y LA SUPERVIVENCIA EMPRESARIAL

Comentaba hace unos meses con Néstor Braidot, un gran amigo director del IFEMA (Instituto de Formación y Estudios Multidisciplinarios Avanzados de la Argentina). Igualmente profesor de maestrías en diversas universidades argentinas y profesor invitado de universidades como Salamanca (España), Lyon (Francia) Viena(Austria) y Houston de (USA), sobre la supervivencia de las organizaciones dentro del actual Parque Jurásico empresarial.

22 de marzo 1999 , 12:00 a.m.

Conversaba con Néstor, sobre como el secreto de la supervivencia que descubrió el monje budista, inventor de las artes marciales, se aplica a todas las formas de vida, de todas las épocas y en especial a la actual, por ello definíamos que la flexibilidad, la plasticidad y la adaptabilidad, eran las claves de la supervivencia de las empresas en estos momentos.

Flexibilidad: en la medida que rompan con la rigidez y puedan moverse rápidamente, Plasticidad: para poder conservar su nuevo estado y no regresar a la antigua posición, y Adaptabilidad: para poder amoldarse y consecuentemente supervivir dentro de la nueva ubicación. Este es un proceso circular, o sea continuo, lo que se significa que hay que volverlo a comenzarlo en la medida que las circunstancias lo requieran.

Dentro de esos tres factores, quiero referirme especialmente a la adaptabilidad, ya que este es un factor clave dentro del proceso, debido a que existe una paradoja muy conocida en el mundo de la supervivencia, que dice: Toda ventaja llevada a su extremo, se convierte en desventaja. Esto quiere decir que quienes mejor se adaptan en forma rígida a su ambiente aumentan sus posibilidades de supervivencia a corto plazo, pero no necesariamente a largo término. El problema ocurre cuando la adaptación se vuelve tan rígida que se convierte en especialización. Si la especialización fuera el único criterio para la supervivencia, el Tyranosaurus Rex aún dominaría el mundo ya que criatura mejor adaptada a su medio, quizás jamás haya existido. Pero se encuentra extinto. La pregunta es: Por qué? La respuesta es, que el Tyranosaurus Rex estaba tan bien adaptado al período Jurásico, que era el carnívoro más eficaz que el mundo haya conocido. Era perfecto para las circunstancias de su época, pero no para las variaciones que siguieron, entonces su extinción ocurrió porque estaba tan bien adaptado, que ya no podía adaptarse al nuevo entorno.

De aquí se deriva la paradoja, que se aplica a todos los medios: Entre mas adaptado menos adaptable.

Esto lo vemos no solo en el mundo natural, sino en el mundo de la competencia entre humanos. Es un fenómeno bien conocido y frecuente, que igualmente se aplica al mundo empresarial, por ello es tan importante aprender a adaptarse como a desadaptarse. Las experiencias de los años recientes, indican que las empresas que deseen sobrevivir y sobresalir en este turbulento mundo, de cambios cada vez más vertiginosos, también tendrán que aprender a rediseñarse constantemente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.