TERRORISMO EN MAGDALENA

TERRORISMO EN MAGDALENA

La explosión de un petardo en la sede administrativa de Electricaribe en Ciénaga, la voladura de dos torres de la línea de transmisión 806 de Transelca en Salamina y la activación de varias cargas de dinamita en la línea férrea, a la altura de la Zona Bananera, hacen parte de la escalada terrorista que perpetró el Ejército de Liberación Nacional (Eln) en el departamento del Magdalena.

22 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Los atentados, ocurridos el miércoles por la noche y el jueves en la madrugada, dejan pérdidas superiores a los 500 millones de pesos.

Yo estaba en el patio entregando por radio mi reporte de normalidad, eran las 4 de la mañana, cuando sentí la explosión y vi que la oficina de atención al cliente se venía a tierra , dijo en su relato César Jiménez Cabrera, empleado de la empresa de vigilancia Marítima Comercial, encargada de la seguridad en la sede administrativa de Electricaribe en Ciénaga, ubicada en la calle 12 entre carreras 12 y 13.

Afirma que no vio ni escuchó nada en las horas previas a la explosión porque se encontraba en el patio. Cuando llegué a la oficina donde detonó el petardo, que al parecer fue colocado en el sistema del aire acondicionado que da para la calle, ésta se encontraba reducida a escombros , señaló.

El cielo raso está destruido en su totalidad, igualmente la documentación que estaba en archivo, el aire acondicionado, los escritorios y las divisiones que dan a otras dependencias quedaron para no servir más , dijo a su turno Carlos Gasca Montoya, jefe de seguridad de Electricaribe.

La onda explosiva también ocasionó daños en ventanales, cielo raso y techos en las oficinas de Apuestas Permanentes del Magdalena (Aposmar), la Asociación de Comerciantes de Ciénaga (Acoci) y en las residencias de las familias Fernández De Castro, Castillo, Moscarella, Dangond, Ovalle, De la Rosa, Perilla, Fernández y Fandiño, que quedan en la misma cuadra de Electricaribe.

A nosotros nos ocasionó daños en los vidrios de los ventanales de fachada, en las oficinas interiores y en las divisiones del salón de recibo de juego; dejando pérdidas que, a simple vista, superan los 2 millones de pesos , dijo Carlos Correa Gregory, gerente general de Aposmar.

Mientras tanto, Mónica Granados Sarmiento, secretaria general de la Unión de Comerciante de Ciénaga (Acoci), advirtió que la onda explosiva deterioró el techo y los vidrios de su sede.

Eduardo Fernández de Castro, quien tiene una residencia contigua a la sede de Electricaribe, dijo que a raíz del hecho la comunidad va a solicitar que muden a la empresa para otro sitio.

No sabemos a que se debe este atentado, si estamos prestando un servicio eficiente, no hemos recibido amenazas y estamos preparando la puesta en marcha de la nueva subestación Ciénaga para mejorar aún más el servicio en esa localidad , dijo Fredy Angulo Urzola, director de Electricaribe para el Magdalena.

A raíz de esta escalada en Ciénaga, el alcalde encargado, Carlos Larios, convocó de manera extraordinaria un consejo de seguridad con la participación de los organismos de seguridad del Estado y funcionarios de la empresa de energía eléctrica.

Voladas dos torres Paralelo a esta explosión se produjo un atentado dinamitero en dos torres de la línea de transmisión de Transelca, que va de Sabanalarga, en el Atlántico; hasta Fundación, en el Magdalena.

Los hechos se registraron cerca al municipio de Salamina y se trata de las estructuras 133 y 134 de la línea de transmisión 806, de 220 mil voltios, ubicadas a 30 kilómetros de Fundación, en inmediaciones del corregimiento de Media Luna.

No obstante esta situación, el servicio de energía es prestado sin problemas, porque la línea 805, de 220 mil voltio, que va paralela a la afectada, está funcionando normalmente , dijo Fredy Angulo Urzola, director de Electricaribe en el Magdalena.

Dinamitada la línea férrea La escalada terrorista de las últimas horas en el Magdalena también afectó las operaciones de carbón por trenes desde las minas de la Jagua de Ibirico, en el Cesar, hasta los puertos de Santa Marta, al ser dinamitada la línea férrea entre los municipios de Ciénaga y Zona Bananera.

Alberto Carvajalino, director regional de Ferrovías, dijo que la línea férrea, en un tramo de 30 kilómetros, en los corregimientos de Orihueca, Río Frío y Sevilla, en la Zona Bananera, fue objeto de atentados terroristas por personas desconocidas.

Estos daños implican el cambio de rieles, traviesas, operaciones en las cuales se encuentra trabajando un personal desde las primeras horas de ayer , aseguró Carvajalino, quien indicó que en lo que va del año es la segunda vez que atentan contra esa infraestructura.

Sobre esta escalada terrorista, el coronel Hernán Bonilla Alvarez, comandante de la Policía Magdalena, dijo que esa institución, el Ejército y los demás organismos de seguridad del Estado, iniciaron las investigaciones y retomaron el control de la zona.

Foto: La sede de Electricaribe en Ciénaga (MAgdalena) quedó destruida con la onda explosiva.

José López

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.