BATALLA CONTRA PIRATERÍA DE MÚSICA EN INTERNET

BATALLA CONTRA PIRATERÍA DE MÚSICA EN INTERNET

La industria de la música está encaminando acciones legales contra compañías de software que desarrollaron tecnología usada por Lycos, una de las más grandes operadoras de motores de búsqueda en Estados Unidos, para encontrar música en internet.

26 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Como parte de su batalla en contra de la piratería que se realiza a través de internet, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica ha iniciado procedimientos criminales por violaciones a los derechos de autor (copyright) en contra de la compañía de software, Fast, en Noruega, donde tiene su sede.

Traspasar música en los llamados archivos MP3 con sonidos condensados, de la manera como la música está almacenada en internet, se ha convertido en una de las más populares actividades en internet, particularmente entre los adolescentes, como una forma alterna para evitar comprar discos compactos o para escuchar música.

El pasado mes de febrero Lycos lanzó el sistema de búsqueda MP3, un motor de música especial, para que los consumidores pudieran encontrar más de 500.000 MP3 archivos de sonido.

De estos adicionales 500.000 archivos, virtualmente ninguno fue colocado en Internet con el consentimiento de los propietarios de los derechos de autor, indicó Jay Berman, presidente de la Federación, quien representa a las compañías productoras de discos en el mundo.

Junto con la Asociación Americana de la Industria de los Discos, la Fundación busca la posibilidad de emprender acciones legales en contra de Lycos, así como contra Fast, en los Estados Unidos.

Berman dijo: Estos archivos no autorizados incluyen material de prácticamente todos los artistas que uno se pueda imaginar, desde los Beatles hasta Madonna . Agregó que no podemos tolerar una situación en la que un sistema de búsqueda tan sofisticado como éste ayude a las personas a acceder a cientos o miles de archivos piratas .

La disputa sobre el MP3 podría provocar un explosivo conflicto de intereses entre los medios diversificados y los grupos de entretenimiento, que están presentes con 38 mil millones de dólares en el mercado global de la música.

Actualmente Lycos está siendo ofrecido por USA Networks, una compañía de televisión cuyo 46 por ciento pertenece a Seagram, la empresa canadiense que también controla Universal Music, el más grande grupo de la industria de la música en el mundo.

Seagram, la cual ha aprobado derechos en la junta de USA Networks, pagó el pasado otoño 11 mil millones de dólares para expandir Universal Music al comprar el grupo PolyGram.

La creciente piratería en internet es considerado como el problema más importante que enfrenta la industria internacional de la música. Si USA Networks tiene éxito en su intento de controlar Lycos, Seagram podría encontrase en una situación embarazosa por ser, en parte, dueña de la compañía, lo cual plantea una seria amenaza comercial a la costosa expansión de su subsidiaria.

Internos conflictos de interés podrían incrementarse por parte de otros grupos con intereses en el mercado de la música, como Time Warner de Estados Unidos y Sony de Japón, debido a que ellos han acelerado su diversificación dentro de las actividades relacionadas con internet.

Hasta ahora esta clase de conflictos se han limitado a disputas cuando las subsidiarias que producen hardware a conglomerados como Sony o Philips, antigua compañía de PolyGram, habían amenazado con poner en peligro los intereses de sus subsidiarias en el renglón de la música al fabricar dispositivos de grabación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.