PAIPA CANTA A COLOMBIA

PAIPA CANTA A COLOMBIA

Para conjurar el tedio de este vivir tan maluco; Dios me depare un bambuco y al punto santo remedio. Buena orquesta de bandola y una tanda de morena de aquellas que son tan buenas y que casi basta una sola .

01 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Hoy Paipa canta a Colombia en los más variados pentagramas, lo mejor de la música. Seguros estamos de que escuchadas sus notas, se despertará del dormido nacionalismo y con ello regresaremos al prestigio del ayer, para restablecer arrogantemente el legítimo mundo espiritual, tal como lo cultivan y engrandecen Argentina, México, Brasil, Venezuela, y otros tantos países de la América hispana, los cuales sin desdeñar los aires de ultramar, elevan orgullosa y conscientemente la bandera de la paz, al pie de su música y de su cancionero nacional.

Dentro de la demosofía boyacense exaltada con tanta riqueza de coplas, refranes, dichos, sentencias, leyendas, ageros y supersticiones, vibra hoy fulgurante el rasgo musical, escoltado con frecuencia por un cancionero en cuyas estrofas se plasman los estados del alma de nuestro pueblo.

Entre las notas de aquel vernáculo diapasón se conmueve el espíritu popular en las apacibles aguas de sus sentimientos y de sus hondos ideales.

Paipa canta a Colombia en su más fina lira un recuerdo amoroso, una evocación de algo querido pero que ya no es, la dulce remembranza de una mujer irascible que no logró comprender nuestros sentimientos; de un amor escondido en el fondo del pecho y que jamás dijo su palabra; suaves reminiscencias de alguna pérfida mariposa que quizás hace sangrar al corazón.

El paisaje policromo que reina en estas evocaciones cuyo centro es la mujer y cuyo eje es el amor, no es el llanto, ajeno al varón, no es la queja de Boabdil cuando en el regazo de la Elvira lloraba como mujer lo que no supo defender como hombre. El castellano carece de ese vocablo gráfico pero el expresivo idioma de Camoens sí existe con el dulce nombre de Saudade, único capaz de interpretar nuestra canción. La Saudade por aquello que fue o pudo ser.

Paipa embruja con los acordes de las bandas musicales, todos los públicos de la Gran Colombia y encanta con sus ritmos a nuestros países hermanos.

Hoy Paipa al conjuro de una batuta mágica, resucita, se levantan y se mueven los genios de todos los músicos, que han venido cultivando el arte nacional, desde el final de la centuria pasada hasta el ayer, no muy lejano, del tiempo destinado que vamos viviendo.

En la historia de Paipa sus páginas serán el recuento feliz de los conjuntos orquestales que deleitan el corazón colombiano y animan la añoranza de sus canciones y la estirpe intelectual de nuestros más insignes juglares, con el juicio crítico sobre sus personalidades y las conclusiones sobre las modalidades que cultivan dentro del jardín canoro. Acá los trazos rápidos y perfectos de los líricos más prestantes.

Los pentagramas de Paipa serán el gonfalón de ese nuevo evangelio y la razón de ser de tan necesaria cruzada y de tan patriótica reacción.

En Paipa año tras año se encontrará la música de mano con los genios y su concierto es canto a nuestra Nación, que continuamente vibra en el corazón de Colombia y que cada año se da cita en la Capital Turística a rendir homenaje a este certamen.

Amigo. Ya están colocadas las bambalinas. El tambor ha hecho su primer redoble. Unos segundos de silencio... Levantemos el telón y recibamos con un viva a Paipa y el XXV Concurso Nacional de Bandas y cantemos como el poeta: Soy Boyacense de pura raza amo a mi tierra como a mi mama siempre de abrigo llevo una ruana hecha en el viejo telar de casa .

*Periodista paipano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.