A YAMILE LA VIDA NO LE ALCANZÓ PARA VER A SUS TRILLIZAS

A YAMILE LA VIDA NO LE ALCANZÓ PARA VER A SUS TRILLIZAS

María Tibisai Dáger, de 22 años, y Yamile Zúñiga Arias, de 19, ambas humildes, ambas campesinas, llegaron la semana pasada a la Maternidad Rafael Calvo de Cartagena para que los médicos les chequearan sus embarazos, que empezaban a complicárseles.

04 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Las jóvenes estaban en el trance próximo de ser mamás y al final ninguna contó con la dicha de tener un desenlace feliz. Sus historias conmueven hoy a los cartageneros.

La de María Tibisai, nativa de un corregimiento de Cartagena, ocurrió el pasado viernes. La joven perdió a sus dos bebés, un par de siamesas unidas por el vientre y la cara.

Las niñas vivieron menos de una hora a pesar del esfuerzo que hicieron los médicos por salvarlas. María Tibisai fue sometida a una cesárea. Se le adelantó el parto porque su vida corría peligro. Era su segundo embarazo y ya no podrá tener más porque fue desconectada.

Noventa y seis horas después del fallido parto de María Tibisai se presentó el caso de Yamile. Por cierto, todo lo contrario al de María Tibisai. Yamile murió luego de dar a luz trillizas. Las hijas de Yamile tuvieron la fortuna de llegar sanas y a salvo al mundo, pero condenadas a llevar en el alma la desventura de nunca jamás ver con sus propios ojos a su madre.

Yamile había llegado a la Clínica Maternidad Calvo de Cartagena procedente del lejano corregimiento de Tres Cruces, un polvoriento poblado del municipio de Achí, pleno sur de Bolívar. Una vez le detectaron en la maternidad su problema de corazón la remitieron al Hospital Universitario de Cartagena (HUC). En principio había sido atendida en el hospital de Magangué. Presentaba síntomas de ahogo. Su situación empezaba a complicarse.

Yamile tenía problemas cardiovasculares y murió cuando hacía el trabajo de parto, explicaron los médicos. Los familiares de Yamile tienen el alma atravesada de sentimientos encontrados. Felices por las tres bebitas, pero atribulados por la muerte de la joven. Consideran que en el HUC no le prestaron la atención médica requerida. Creen que tienen algo de responsabilidad en la muerte de la joven.

Alejandro Páez, subdirector científico del hospital, dijo que se iniciaron averiguaciones internas para establecer si hubo responsabilidad del cuerpo de galenos y enfermeras que atendió a la joven.

El informe médico indica que se trataba de una joven con un embarazo de alto riesgo porque tenía un problema subyacente que comprometía su corazón. La paciente estaba entrando en una etapa de insuficiencia cardíaca congestiva que la llevó a su deceso , dijo.

La trillizas, según los galenos, no presentan complicaciones. Permanecen en una encubadora y bajo estricto cuidado médico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.