EL RUISEÑOR DEL CESAR LLORA MUERTE DE SU HIJO

EL RUISEÑOR DEL CESAR LLORA MUERTE DE SU HIJO

El cantante vallenato, Jorge Oñate, el Ruiseñor del Cesar, lloraba ayer la muerte de Juan Pablo, uno de sus hijos, registrado en Pamplona (Norte de Santander) el pasado viernes, en confusos hechos.

07 de marzo 1999 , 12:00 a.m.

Según la información de la Policía, el crimen ocurrió hacia las 7:15 de la noche, en una vivienda ubicada en la calle tercera con carrera séptima, frente a la capilla del Señor del Humilladero, donde Juan Pablo junto a un primo y una mujer habían arrendado el tercer piso, mientras adelantaban el semestre de estudios en la Universidad de Pamplona.

La propietaria de la casa, Elvia Roballo, les servía la comida a Juan Pablo y a su primo cuando llegó ebrio su esposo, Cipriano Sandoval Bermúdez, un ex policía de 43 años, dedicado a la ebanistería.

La pareja de esposos discutió por varios minutos. Luego, Cipriano golpeó a la mujer, desenfundó una pistola automática nueve milímetros y comenzó a disparar en el comedor donde también estaban los estudiantes.

El hijo del Silguero de América recibió dos tiros que le segaron la vida de inmediato, mientras Elvia quedó gravemente herida. Segundos después, el ex agente se suicidó disparándose en la cabeza. Los acompañantes de Juan Pablo resultaron ilesos.

La mujer fue trasladada por los vecinos al hospital San Juan de Dios de la localidad y luego remitida a un centro asistencial de Cúcuta, debido a la gravedad de las heridas. El parte médico señaló que el estado de la paciente era delicado.

Según versiones de los vecinos, Sandoval Bermúdez era un buen hombre mientras no estuviera borracho.

Los vecinos comentaron que cuando estaba ebrio le daba por echar tiros. Por eso el viernes nadie gritó por el barrio pues no se les hizo raro escuchar los disparos porque pensamos que había llegado ebrio otra vez , dijo uno de ellos.

Juan Pablo Oñate Palencia tenía 24 años y estudiaba cuarto semestre de educación física en la Universidad de Pamplona.

Ayer mismo, el Silguero de América viajaba en una ambulancia junto a Nubia Palencia, su primera esposa y madre de Juan Pablo, para transportar el cuerpo al municipio de Sampués (Sucre) donde residía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.