UNIDAS POR LA PAZ DE COLOMBIA

UNIDAS POR LA PAZ DE COLOMBIA

Boyacá elevará una plegaria por la paz de Colombia alrededor de las diferentes advocaciones de la Virgen María, a la que se unirán los miles de católicos que visitarán Boyacá en Corferias del 13 al 18 de octubre en Boyacá.

12 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Nueve imágenes procedentes de igual número de municipios del departamento arribaron a Tunja el pasado lunes y partirán a las once de la mañana de este martes 12 de octubre para la capital de la República, acompañadas por sus fieles, en una romería que por primera vez se realiza en Colombia.

El destino final de las advocaciones serán los pabellones 16,17, 18 y 19, de Corferias, donde estarán hasta el 19 de octubre, en el marco de la realización del segundo evento ferial de Boyacá.

Se trata de la Virgen Morenita, de Chinavita, Nuestra Señora del Amparo; de Morcá, la Virgen de la O; de Tutazá, la Virgen de los Tiestecitos; de Monguí, Nuestra Señora del Campo; en Tunja, la Virgen del Milagro del Topo; de Chiquinquirá, Nuestra Señora del Rosario. También está la Virgen de La Luz, de la Candelaria.

Las imágenes fueron traídas por los fieles para cumplir con una romería que llamará la atención del país, no solo por el llamado a la no violencia sino porque es la primera vez que algo así se realiza en el país.

(Recuadro) Revelaciones Nuestra Señora del Rosario. María Ramos, una humilde mujer de Guadalcanal (España), encontró en una estancia de Chiquinquirá el lienzo de la virgen en 1578, que había sido quitado de la capilla de Suta, por estar sucio y maltrecho.

La mujer lo observó e informó a su patrona Catalina. María Ramos limpia el cuadro y lo colgó en un rancho capilla para la doctrina. María se recoge a la oración y le pide que se manifieste. Tiempo después, la virgen se aparece a una indígena que pasaba con su hijo, a María Ramos y a Juana Santana. El cuadro de la virgen maltrecho como estaba se renovó.

Virgen del Milagro. El 24 de agosto de 1628, a la cuatro y media de la mañana dos religiosas salían del coro luego de rezar el rosario. Al atravesar el patio observaron en el agua de un charco de lluvia, la imagen de María inmaculada. Al levantar los ojos contemplaron la aparición de la imagen suspendida en el aire y vieron como de una celda aledaña salía un torrente de luz, y sobre un lienzo que estaba en la ventana admiraron la misma estampa vista en el agua y el aire. El cuadro destiló un bálsamo.

Cuando se conoció la noticia los habitantes gritaban milagro, milagro, por lo que así fue bautizada la imagen.

Nuestra Señora del Amparo. La parroquia de Chinavita se iba a fundar en el sitio denominado La Zanja, pero debido a la aparición de un meteoro luminoso a manera de crepúsculo de luna en plenilunio, hizo que se trasladara al lugar donde se veía esta luz.

Los fundadores sin conocer la imagen de la virgen del Amparo la nombraron patrona y buscaban su imagen en varios lugares hasta que un sacerdote dijo que el cuadro se encontraba entre una guadua en el altar de la iglesia de San Francisco. Allí estaba el lienzo y cuando pretendía ser renovado en un taller, el cuadro apareció retocado como se encuentra ahora.

La virgen Morenita. En 1756 llegó al Norte de Boyacá el misionero Miguel Blanco, quien hizo levantar un pequeño templo con una imagen de la Virgen María. Sin embargo, a este no asistían los indígenas tunebos porque ellos decían que tenían su propia Reina de la Tunebia. Cuando el misionero acudió a un paraje llamado Cocavo, encontró en la cueva La Cuchumba una imagen de María alumbrada con cera de laurel y frailejones, que por causa de la combustión se tornó morena.

La imagen tenía dos indígenas desnudos a su lado, que fueron borrados por el sacerdote y en remplazo se colocó una media luna.

Virgen de la O en Morcá. La imagen de la Virgen de Morcá fue encontrada en una cueva denominada La Peña de Los Murciélagos por Anita Cáceres, una pastorcita, quien a escondidas de su familia llevaba las ceras de cebo para alumbrar la imagen.

Los vecinos siguieron los pasos de la niña que alumbraba en la gruta y llevaron a la casa la imagen hasta que se le construyó una capilla. Se desconoce la fecha del hallazgo por la pastorcita.

Virgen de La Candelaria. En 1597 fue pintado un cuadro de la purificación de la Virgen de La Candelaria por Francisco del Pozo, artista milanés, cuadro que ha sido venerado desde ese año y en el que aparecen la virgen de pies sosteniendo en su brazo derecho al niño Jesús. La lado inferior está Santo Domingo, y al izquierdo San Francisco.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.