LIBERTADORES, HASTA PRONTO

LIBERTADORES, HASTA PRONTO

Aunque fue eliminado de la Copa Costeña, el quinteto boyacense no le dijo adiós al campeonato de baloncesto. Fue un hasta pronto porque el año entrante volverá a jugar.

12 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

También, en opinión de Jorge Armando García, presidente de Asoligas y motor de la creación del equipo, se demostró que el baloncesto es autocosteable, ya que la afición respondió -esto era fundamental- y se contó con el apoyo de la empresa cervecera Bavaria, gran patrocinador del equipo.

Gracias a estos buenos resultados es que se creará la Corporación Deportiva Libertadores, con el fin de tener equipo propio. Para el efecto se pondrán en venta acciones a diez mil pesos y se necesitan 500 socios.

El año entrante Libertadores volverá a jugar, aunque no se ha definido -por requisitos del convenio- si tendrá que hacerlo con la ficha de la divisa cartagenera o con la propia. Lo que está claro es que sí participará.

Deporte rentable Nosotros decidimos lanzarnos a la aventura de traer un deporte que como el baloncesto profesional ha dejado buenos dividendos en otras ciudades, pero que en Tunja jamás se había experimentado. Es un deporte caro, hay que traer nóminas con extranjeros y eso cuesta bastante. Sin embargo, la gente respondió, apoyó al equipo y esto fue importante y definitivo. El patrocinador quedó satisfecho y creo que debutamos con éxito en el básquet profesional , dijo García, miembro boyacense de la Federación de Baloncesto.

El quinteto Libertadores contó con una buena nómina y también hizo buenas presentaciones a lo largo del torneo Copa Costeña. En la conformación inicial del equipo hubo fallas, el técnico estadounidense se equivocó en la escogencia de los jugadores extranjeros, el poste no rindió bien (Ferdinand Williams), ya que su aporte estuvo por debajo de los 20 puntos que debe producir ese puesto.

El armador tuvo que reemplazarse y el rendimiento colectivo de Libertadores no fue el mejor. Aun así, fue equipo protagonista, tuvo el tercer encestador del campeonato y una fulgurante actuación del estadounidense Dimitrius Mc Collum, autor de 54 puntos en un solo partido, récord impuesto en el Coliseo de Tunja.

Además, dice García, se mostró a los boyacenses Camilo García y Miguel González, jugadores que tuvieron la oportunidad de jugar en un exigente nivel y de paso, adquirir experiencia y abrir espacios para los basquetbolistas locales.

La afición tunjana tendrá para el año 2000 una alternativa con el baloncesto profesional. La etapa experimental fue positiva. Por eso, Libertadores no se despidió con un adiós de la Copa Costeña.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.