EL GUÁJARO QUIERE OTRA OPORTUNIDAD

EL GUÁJARO QUIERE OTRA OPORTUNIDAD

30 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Pese a que el sector pesquero hace parte del programa de modernización agropecuaria y rural del Ministerio de Agricultura, la pesca artesanal ha sido marginada en favor de la gran pesca industrial, denunciaron los pescadores del embalse del Guájaro, en el Atlántico.

Esto es tan verídico que --según el Comité de Usuarios del Guájaro--al Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (INPA) se le presentó un proyecto que buscaba consolidar la organización, capacitar a sus miembros y financiar la actividad a través de la antigua Caja Agraria, pero ésta última entidad les negó la posibilidad de acceder a préstamos.

En la solicitud, aparecía la Caja Agraria como banco intermediario con el apoyo de la Gobernación y la estación del INPA en Repelón. Se buscaba, a través del Plan, que los pescadores tuvieran acceso también a recursos del Incentivos de Capitalización Rural (ICR).

Ha sido la pesca a gran escala, es decir la pesca industrial-- la que ha recibido el apoyo de modernización, mas no la pesca artesanal, que ha sido marginada de este desarrollo , dijo en reciente sesión de la Comisión IV de la Cámara en Barranquilla, Wilfrido García, representante de los pescadores del Guájaro.

Según la cruda descripción que hizo el señor García, los pescadores artesanales, en general, afrontan dificultades en materia de acceso a servicios de salud, escasez de recurso pesquero en los cuerpos de agua --lo que ha ocasionado más pobreza en las comunidades-- y la falta de mínimas condiciones de saneamiento básico ambiental.

Señalan que los bajos niveles de educación se pueden relacionar con la vinculación de niños a las actividades productivas de la zona, actitud que obedece a la necesidad de cubrir las necesidades económicas. Esto es consecuencia de los bajos ingresos de los pescadores , comentó García.

En el caso concreto del embalse del Guájaro, los pescadores dicen que existe un aumento progresivo de actividades ilícitas y una explotación indiscriminada de recursos, lo que pone en peligro la estabilidad de esos mismos recursos.

La disminución de la oferta en el embalse obedece a que --según García-- fue diseñado para satisfacer necesidades de riego en las tierras fértiles ubicadas a su alrededor, pero no se tuvo en cuenta a la gran cantidad de familias de pescadores que viven allí.

Así se castró la posibilidad de repoblamientos naturales a través del sistema de regulación de embalse, y aunque se le entregó la responsabilidad a la estación piscícola de Repelón de cumplir con esta función, los recortes presupuestales lo impidieron , señaló.

Fuera de eso, García denunció falta de control y vigilancia coordinada entre las autoridades de la jurisdicción del Guájaro, lo que debería ir acompañado de programas de capacitación dirigidos a los pescadores para que mejoren su entorno natural.

Para lograr eso, se necesita una infraestructura compuesta por cuartos fríos, embarcaciones con avances modernos, estanques, salas de proceso; lo que debe complementarse con la implementación de un esquema social para que el proceso de desarrollo de la pesca artesanal sea completo y se puedan cumplir el ciento por ciento de sus objetivos.

Por ello, es innegable que para poder afrontar la tarea de ordenar los recursos pesqueros en el embalse del Guájaro y el departamento, es necesario identificar este cuerpo de agua como prioritaria de manejo Estrategia pesquera: *Con la investigación se busca detectar las potenciales que encierra la oferta natural del Guájaro. La información será entregada al profesional encargado de procesas e interpretar los resultados. También se haría un seguimiento a la introducción de nuevas artes y métodos de pesca.

*Con la capacitación se integraría a la comunidad pesquera a las investigaciones. Se buscaría detectar a lo pescadores de más alto nivel académico o con gestión de liderazgo para el procesamiento de la información. Se formularía, también, un plan de capacitación para crear en la comunidad el interés por la conservación y manejo del interno.

*En asistencia técnica, se deben definir dos fuentes de trabajo para el apoyo de las bases tecnológicas en el establecimiento de los planes de acción.

*En transferencia de tecnológica se pretende fortalecer la organización gremial, la actividad pesquera y la inclusión de tecnología para el procesamiento de los productos y la recuperación del medio natural y las poblaciones ícticas.

El proceso, según el Comité de Usuarios del Embalse del Guájaro, debe arrancar en el corto plazo con la adquisición de la infraestructura de embarcaciones a través del proyecto de organización, capacitación, financiación y dotación que los pescadores le presentarán al Banco Agraria.

FOTO: Carlos Capella/TIEMPO CARIBE.

La actividad pesquera en el cuerpo lagunar del Guájaro, en el atlántico, está de capa caída. Los pescadores están pidiendo ayuda para consolidar un proyecto integral de desarrollo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.