DE LOS SIETE GRANOS

DE LOS SIETE GRANOS

Ante la crisis que afrontamos todos los colombianos, la comisión de protocolo y recibimiento del municipio de Tunja y de la gobernación de Boyacá, todos ellos buenos catadores, deben haber comprado en Ráquira ya, los moyos y las tinajas en donde las especializadas campesinas boyacenses, ahora con funciones protocolarias , preparan afanosamente la chichita y el guarapo (para Juan Camilo, que debe andar suelto por las variaciones del dólar) con el cual piensan los altos funcionarios agasajar al presidente Pastrana y su comitiva, de visita en Boyacá el próximo 27 de octubre.

05 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Y es que nuestra tradicional bebida, se ha vuelto a poner de moda nuevamente, debido a la lamentable situación financiera de la gran mayoría de los boyacenses y compatriotas.

No es raro recibir ahora, en la fiesta más encopetada el ofrecimiento de la ancestral totuma rebosante del fermentado bebedizo, para ofrecerla a la salud del homenajeado. Y establecimiento que se respete, ha incluido en su carta las diferentes clases de la típica bebida: la de los siete granos, la del soplo y sorbo, la de maíz aliña o, de corozo, de cachipay y no sé cuántas más, cuya receta es guardada celosamente por nuestras juanas, carmelitas y julias.

Claro! que en algunos clubes todavía se ven caballeros de estrato 7 y 8 saboreando una cerveza, inalcanzable ahora por la orfandad monetaria de nuestros bolsillos.

Un amigo tocano, piensa en proponerle a sus paisanos fundar una embotelladora del sabroso líquido, ante la sensible baja en el consumo de cerveza en ese municipio, otrora campeón, pero que como todos, afronta la recesión económica.

Por eso, el brindis en honor del Presidente, será con nuestra chicha! Falta ver, que los efectos no hagan estragos en las promesas presidenciales y otra vez, quedemos los boyacenses con los crespos hechos y la tan comentada reactivación económica? de Jairo Aníbal por el suelo.

El Gobernador, como siempre lo hace, cuando de Tunja se trata, enviará a su delegado , que pedirá champaña , por el habitual despiste de los ejecutivos gubernamentales del departamento.

Sin embargo, esperamos más bien que la salvadora sea la chichita boyacense que nuevamente sirven nuestros paisanos en todo momento y con cualquier pretexto y sea fructífera para Tunja y Boyacá, la segunda visita del presidente Pastrana.

*Ciudadano de Tunja.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.