LAS VÍAS SON PRIORITARIAS PARA QUE BOYACÁ CAMINE

LAS VÍAS SON PRIORITARIAS PARA QUE BOYACÁ CAMINE

MACROPROYECTO La construcción de la doble calzada Briceño-Sogamoso, que tendrá un costo cercano a los 500 millones de dólares, es el macroproyecto más importante en el que está comprometido el departamento de Boyacá para iniciar el Siglo XXI.

15 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Se estima que una vez esté concluida la doble calzada el tiempo de viaje entre Tunja y Bogotá será de una hora y diez minutos. Los ahorros en operación vehicular durante los años que dure la concesión se calculan en 876 mil millones de pesos.

Si a este proyecto se le suma la atención y mejoramiento de la Ruta de Los Libertadores -que se presenta como la vía más corta para unir a Venezuela con el centro de Colombia y el Océano Pacífico- de la carretera del Cusiana, de la Transversal de Boyacá, de la Alterna al Llano y de la Troncal del Norte, carreteables nacionales que atraviesan el territorio boyacense y están bajo la responsabilidad del Instituto Nacional de Vías, Boyacá tendrá asegurada la comunicación con otras regiones del país y el continente.

El Instituto Nacional de Vías, Invías, dejó en claro que para la construcción de la doble calzada Briceño-Sogamoso se necesitan diferentes fuentes de financiación, como el cobro de peajes, la valorización y los aportes de la nación.

Para que el proyecto sea viable se requiere la ubicación de dos peajes adicionales a los tres que actualmente tiene la vía entre Sogamoso y Briceño: uno en la variante de Paipa-Duitama y otro en la vía actual entre Paipa y Duitama, así como acercar el peaje de Tuta a la ciudad de Tunja, de tal forma que estas estaciones de control de tránsito garanticen unos ingresos acordes con los recursos que requiere la magnitud de la obra.

El Gobierno Nacional manifestó que estos cinco peajes deberán empezar a pagarse desde el mismo momento en que se inicien las obras.

En cuanto a la valorización, tema que ha causado diferentes críticas, el ex ministro del Transporte y actual director de Planeación Nacional, Mauricio Cárdenas Santamaría, dijo que ésta es una herramienta fundamental sin la cual no será posible ejecutar el proyecto de la doble calzada y que se cobraría de acuerdo con los resultados de los estudios de factibilidad técnicos y socioeconómicos, para lo cual se conformará una comisión con la participación de gobernadores, alcaldes, parlamentarios y usuarios del proyecto.

Vamos a dar un plazo largo para el pago de la valorización. Vamos a diluir ese pago en un periodo de cinco años, de manera que haya capacidad de cancelarse y que no se le imponga a la comunidad en un mes o dos meses sacar del bolsillo todo lo que se requiere para hacer ese aporte , sostuvo Cárdenas Santamaría.

El ex ministro señaló que en aquellos casos en los que se demuestre que realmente, por las circunstancias propias de los moradores de la región, no exista esa capacidad de pago ni en el primer año, ni en el segundo, ni en el quinto, se va a utilizar una figura innovadora que jurídica y legalmente se está estudiando y que es aquella mediante la cual el pago de la valorización queda condicionado a la venta del predio, es decir que al momento en que se venda la propiedad su dueño deberá pagar la valorización.

Por su parte, el parlamentario boyacense Víctor Manuel Buitrago Goméz afirmó que junto con el gobernador de Cundinamarca se está defendiendo que el componente de valorización se saque de la financiación de la autopista, toda vez que quien va a soportar un gran costo son los usuarios mismos de la vía y adicionarle a ellos la valorización sería hacerles un tanto más pesada la obra y estimular unos mayores rendimientos a los concesionarios , anotó.

Recuadro Proyecto nacional *El proyecto de la doble calzada se encuentra contemplado en la Ley del Plan Nacional de Desarrollo o Ley 508 del 29 de junio de 1999. Según informó el vice presidente del Senado de la República, Ciro Ramírez Pinzón, ya se contrató la banca de inversión.

*De acuerdo con anuncios del Invías, actualmente se preparan los pliegos para hacer la licitación pública en marzo del 2000 y se espera que sobre los meses de agosto o septiembre se haga la adjudicación a la firma o firmas contratistas con miras a que en el último trimestre del año entrante se inicien las obras.

*La construcción de la obra se iniciaría por las dos puntas: de Briceño hacia el cruce de Guateque y de Sogamoso hacia Tunja, en razón a que estos son los dos sitios que en este momento presentan mayor congestión y problemas, tanto en el embotellamiento de tráfico como en el número de accidentes que ocurren.

*El cronograma que han estructurado para la concesión dentro de los estudios comprende un plazo de 20 años estimados, el cual puede ampliarse a 25 años: consta de una etapa de preconstrucción de ocho meses; 48 meses de construcción; y 184 meses de operación.

*La doble calzada Briceño-Sogamoso comprende la construcción de una vía nueva en 162 kilómetros y la rehabilitación de la vía existente en 182 kilómetros. Las variantes principales serán Tocancipá-Gachancipá, 14 kilómetros; Tunja, 26.2 kilómetros; y Paipa-Duitama, 23.3 kilómetros.

*Estas variantes se construirán en su totalidad con doble calzada e incluyen dos túneles pequeños de 2.260 y 500 metros en la variante Paipa-Duitama; tres viaductos principales que son: el río Teatinos, Runta y Termopaipa; 14 intersecciones; 32 puentes principales; un cruce de poliducto; y 20 retornos en nivel en su recorrido.

*Para adelantar los trabajos de la vía se necesitan adquirir 1.306 predios: en la variante de Tocancipá, 46; en la variante de Gachancipá, 58; en la segunda calzada paralela entre El Roble y el Puente de Boyacá, 644; en la variante de Tunja, 167; en la segunda calzada paralela hasta el inicio de la variante de Paipa, 232; y en la variante de Paipa 159, con un costo estimado a la fecha de 143.000 millones de pesos.

Trazado de la vía La segunda calzada de la autopista se iniciará en Briceño, lugar en donde se empalmará con el proyecto vial del norte de Bogotá y con el de la concesión Zipaquirá-Chiquinquirá-Barbosa. Allí se incluirán las variantes de Tocancipá y Gachancipá.

La variante de Tocancipá discurrirá por el oriente de la cabecera municipal, delimitando el área urbana actual. Por su parte, la variante de Gachancipá discurrirá por el occidente de la cabecera municipal, entre el área urbana y el río Bogotá, hasta la hacienda El Roble, en donde se empalmará con la vía actual.

Desde la hacienda El Roble y hasta el Puente de Boyacá la segunda calzada discurrirá paralela a la vía actual, en algunos tramos a la izquierda y en otros a la derecha, depende de la topografía del terreno y de la afectación predial, así como de la infraestructura que se deba producir. Esto implica el paso por la Isla en el municipio de Sesquilé, El Sisga, las zonas urbanas de Chocontá y de Villapinzón y el alto de Ventaquemada.

En el Puente de Boyacá se construirá una variante que discurrirá por el oriente, atravesará el río Teatinos mediante un viaducto de aproximadamente 200 metros y empalmará con la variante de Tunja que actualmente se encuentra explanada. Hasta el final, la variante de Tunja se modificará en su trazado original, debido a la presencia actual de barrios, discurriendo por el oriente hasta la intersección a Cómbita.

Desde este punto y hasta Termopaipa la segunda calzada discurrirá paralela a la vía actual. La segunda calzada se construirá a la izquierda o a la derecha de la vía actual, dejando un separador central. En este sector la carretera pasará por El Barne, intersección a Tuta, Siderúrgica Boyacá.

A partir de allí se prevé la variante de Paipa-Duitama, que empalmará con la carretera Troncal del Norte en Puntalarga. Esta variante discurrirá por el oriente, atravesando el río Chicamocha y entrando en un túnel de 2.260 metros para salir a la altura del Instituto Técnico Agrícola y pasar por detrás del Hotel Lanceros y la pista del aeropuerto Juan José Rondón de Paipa.

Posteriormente bordeará el Pantano de Vargas y mediante un túnel corto -500 metros- llegará a la sabana de Sogamoso, para empalmar con la carretera actual en cercanías del Museo de Arte Religioso.

La carretera actual será rehabilitada en toda su longitud, incluyendo las entradas a Sogamoso por Tibasosa y por Nobsa.

Fuente: Consorcio DIS Ltda.-Enrique Dávila Lozano, Ingenieros Consultores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.