EL BILLAR POOL DE LA PAZ

EL BILLAR POOL DE LA PAZ

Aunque no existe unanimidad entre los jugadores de billar pool, hay quienes piensan que el que taca duro, taca dos veces, y a juzgar por lo que está pasando con las conversaciones de paz, las Farc son de esa teoría.

28 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

En lo que va del juego, el Gobierno ha metido la blanca tres veces, en otras ha quedado enmesado y cuando ha logrado tacar con todas las de la ley, le ha faltado fuerza.

Las últimas dos jugadas son esclarecedoras de cómo va el chico, y qué podemos esperar de este a corto plazo.

Cuando las Farc decidieron congelar la mesa pero dejar abierto el espacio para continuar con la discusión del canje en las fechas acordadas, el Gobierno buscó sentar posición y tomar un poco el manejo de la partida, decidiendo unilateralmente posponer tres días su realización. Las Farc le respondieron entregando al Gobierno un listado de militares que ellos consideraban ligados con paramilitares y posponiendo, además, también de manera unilateral, la reunión de canje por tres meses. Con esta jugada, las Farc metieron el ocho y el 12, y puede que también entren el 13 y el 15, pues las bolas aún se están moviendo.

Por qué digo que aún pueden meter otras dos bolas con la misma tacada? Pues porque al mover las fechas de las reuniones lo que engancharon fue el canje y otra prórroga de la zona de distensión. Veamos por qué.

En este momento el proceso de paz tiene solo dos fechas claras, ambas puestas por la guerrilla. La primera es la del 20 de abril, fecha en que las Farc emitirán concepto sobre la acuciosidad del Gobierno para implementar y aplicar una eficaz política antiparamilitar, y le entregará una nueva lista de miembros de las Fuerzas Armadas aparentemente relacionados con este fenómeno. La segunda es la del 25 de abril, día en que Tirofijo se sentará con la comisión encargada de estudiar las fórmulas del canje.

Al cumplimiento de la primera fecha, la situación no será buena para el Gobierno ni mejorará el ambiente del proceso. La sola entrega de una nueva lista de acusados garantiza de por sí otros temas de confrontación y la reactivación de algunos ya viejos. Ahora, veamos qué puede pasar el 25. Sencillamente, que el Gobierno acepte el canje como le gusta a Tirofijo , por ley y permanente. Esto, porque si el Gobierno no les lleva una fórmula satisfactoria a las Farc (y el Congreso parece está decidido a hacerlo), lo más probable es que la guerrilla no abra de nuevo la mesa encargada de establecer la metodología y agenda para iniciar el diálogo, con lo que todo el proceso quedaría prácticamente metido en un hoyo negro, por no decir que viviendo su peor momento.

Si el Gobierno lleva una fórmula aceptable de canje, es lógico que la guerrilla acepte sentarse a la mesa con los cuatro comisionados. En esta perspectiva, la primera reunión se realizaría, con suerte, a la semana siguiente, que sería la última de abril. Pero terminada esa ronda, que podría ser de dos o tres días, el acuerdo para la próxima cita estaría ligado, necesariamente, a una nueva prórroga de la zona de distensión, pues no olvidemos que el período actual se vence el 7 de mayo. O sea, si la adivinación se cumple, las Farc meterán las bolas 13 y 15 con la misma tacada que metieron el ocho y el 12.

La partida sigue. Taca el Gobierno. Ojo con el paño! Ex consejero presidencial para la Paz

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.