DIAN, EL COCO DE LOS COMERCIANTES DE TUNJA

DIAN, EL COCO DE LOS COMERCIANTES DE TUNJA

Mientras los comerciantes de Tunja señalan que la Dirección de Aduanas e Impuestos Nacionales es muy rígida y que no perdona nada, el director de esta entidad indica que los dueños de establecimientos públicos se están escudando en la crisis para no cumplir con los requisitos formales de Ley exigidos por la DIAN.

15 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Voceros de los comerciantes explicaron que se están sintiendo perseguidos por la DIAN, pues la entidad los está tratando muy drásticamente, sobre todo en lo referente a la actualización de las facturas, motivo por el que la Dirección ha cerrado más de 20 establecimientos públicos en las últimas semanas.

La DIAN encontró, luego de haber realizado un censo de los comerciantes y empresarios de la ciudad de Tunja y una visita de facturación a cada establecimiento, que casi 50 no estaban cumpliendo con requisitos como la expedición de las facturas tal y como lo exige la Ley , expresó el director de la DIAN en Tunja, Jaime Caicedo Reyes.

Caicedo señaló igualmente que el incumplimiento de la facturación le acarrea al contribuyente el cierre del establecimiento por tres días y si reincide en la falta el cierre será de 10 días más multa. Cuando se da un cierre nosotros tenemos la posibilidad de seguir haciendo presencia, porque sería efectivo dejar de verificar que después de haberle impuesto la sanción el contribuyente se haya puesto al día , comentó el director de la DIAN en Tunja.

Con respecto a la persecución que los comerciantes de la ciudad denunciaron, expresó que lo que él más evita es perseguir a la gente. Aseguró que lo único que él está haciendo es cumplir con lo que le manda la ley, haciendo presencia con el fin de concientizar a todos los contribuyentes de que todos deben pagar impuestos para que el Estado logre su funcionamiento.

La crisis, un escudo Jaime Caicedo Reyes señaló que la mayoría de los comerciantes tunjanos se están escudando en la crisis para no ponerse al día con sus obligaciones y recordó el caso de una funeraria de la ciudad que no pudo cerrar totalmente, porque casi todos los días había velaciones. Yo no entiendo por qué el dueño de la funeraria dice que la situación está muy mal, que su problema es la crisis económica y que por eso no ha podido ponerse al día con la DIAN, si no he podido cerrarle completamente el establecimiento porque todos los días hay por lo menos dos féretros en el lugar, siendo velados , explicó el director de la DIAN.

Comentó también que la evasión es generalizada y que los boyacenses no son conscientes de que la entrega de facturas es un deber ineludible y sin embargo continúan dejando de facturar muchos de los elementos que venden. Caicedo señaló que, por ejemplo, en el restaurante en el que él almuerza normalmente, a la única persona que le expiden factura por su almuerzo es a él, por el cargo que tiene.

Comentó también que se han detectado una serie de almacenes del centro de la ciudad que a partir de las seis de la tarde no expiden factura, debido a que los funcionarios de la DIAN no trabajan después de esa hora. Tuve que designar personal para que haga turno a partir de las 6:00 p.m., con el fin de hacer presencia en los establecimientos, porque los contribuyentes no están exentos a ninguna hora de cumplir con sus obligaciones.

Caicedo Reyes dijo que más que perseguir al comercio formal la DIAN se ha dedicado a protegerlo y a apoyarlo, pues ha hecho presencia y vigilancia en las llamadas televentas o ventas de bodega.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.