CHAGAS, EL MAL DE LOS POBRES

CHAGAS, EL MAL DE LOS POBRES

En alto riesgo de contraer la enfermedad de chagas se encuentran los 189.099 habitantes de 36 municipios del departamento, ubicados en áreas templadas y cálidas. (VER RECUADRO DE UN MILLON DE VICTIMAS EN COLOMBIA).

15 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

El estudio del Programa Nacional de Prevención y Control de la Enfermedad de Chagas y Cardiopatía Infantil-Nodo Universidad de Los Andes (CIMPAT), y la Secretaria de Salud de Boyacá, encontraron este registro que presenta al departamento como un área vulnerable para adquirir este mal.

El pito , (tripanosoma cruzi), insecto transmisor del mal de chagas, se encuentra en todas las localidades fronterizas (Cubará, San Luis de Gaceno, Puerto Boyacá, Pisba, Paya, Labranzagrande, Páez) y municipios de las provincias de Occidente, Norte, Gutiérrez, La Libertad, Oriente, Tenza, Lengupá, Neira y Ricaurte Bajo.

Aparece en áreas rurales con bajo nivel de vida y ausencia de condiciones higiénicas como en tejados de paja, paredes y tablones de adobe, suelos sucios que favorezcan la colonización de insectos. Los pitos realizan vuelos cortos y son difíciles de detectar aunque sea abundantes ya que se esconden en las grietas del adobe o en los tejados durante el día. de noche actúan porque son succionadores de sangre obligados y viven cerca de sus fuentes de alimento.

De los nueve departamentos donde se presenta la enfermedad, los más afectados de los son los Santanderes, Boyacá y Casanare.

Así se transmite La Tripanosomiasis americana como también se le llama, es una infección zoonótica transmitida por pitos o chinches picudas triatómidas a humanos, animales domésticos (perros, gatos, roedores, armadillos y salvajes. Puede ser transmitida de hombre a hombre animal a hombre o viceversa.

El tripanosoma cruci que se encuentra en las heces de los invertebrados es la forma infecciosa del parásito. Ingresa a la piel a través de una herida hecha por la picadura del vector o por excoriaciones que resultan del rascado. También puede ocurrir por transmisión sanguínea.

Se desarrolla en dos etapas, aguda y crónica. La primera dura entre 20 y 30 días y se caracteriza por hinchazón de uno de los párpados, e inflamación de las glándula lagrimal e infarto ganglionar preauricular. En los niños se manifiesta con edema, trastornos cardiacos, nerviosos y fiebre alta. Si se supera la etapa aguda, la enfermedad se hace crónica y dura varios años.

En la fase crónica causa la dilatación patológica del esófago y del colón, se presenta un evidente deterioro cardiaco, en la que puede sobrevenir la muerte repentina. Esta enfermedad es incurable, no permite a la persona laborar y causa la muerte en personas aparentemente sanas.

Una vez detectadas las áreas donde se encuentra el vector, los alcaldes deben profundizar en el diagnóstico a nivel veredal estableciendo el índice de infestación y la calidad de la vivienda. Luego, aplicar medidas de control integrado como son: información sobre la enfermedad, control químico por fumigación y mejoramiento de la vivienda. Este último se puede realizar mediante el acceso a los Fondos de Mejoramiento de Vivienda Rural que la ley permite con el fin de que los ciudadanos puedan mejorar las condiciones habitacionales y erradicar el factor de riesgo.

Recuadro UN MILLON DE VICTIMAS EN COLOMBIA La enfermedad de Chagas constituye una amenaza permanente para casi el 25% de la población latinoamericana, estimándose una incidencia anual de 500 mil casos nuevos, de los cuales el 55 por ciento se presenta en niños, por esta razón la cardiopatía chagásica sea una de las principales causas de mortalidad teniendo en cuenta que la tasa de letalidad se encuentra entre el 10 al 15 por ciento, durante la fase aguda de la enfermedad.

Se estima que en Colombia existe más de un millón de ciudadanos infectados por Tripanosoma Cruzi y aproximadamente 40 mil casos por año. La zona endémica concuerda con la distribución geográfica de los vectores: Valle del Río Magdalena, Región del Catatumbo, y Llanos Orientales. Los departamentos de Santander, Norte de Santander, Arauca, Cundinamarca, Boyacá, Casanare, Antioquia, Bolívar y Córdoba se consideran como las regiones más endémicas. La población de riesgo de contraer la infección son: 3.000.000 de habitantes y entre 0 y 2000 metros de altura.

En Colombia investigan la enfermedad el instituto Colombiano de Medicina Tropical Antonio Roldán Betancur , Centro de Investigaciones en Medicina Tropical (CINTROP), la Universidad Industrial de Santander y el Centro de Investigaciones en Microbiología y Parasitología Tropical (CIMPAT) de la Universidad de Los Andes.

* Fuentes CIMPAT * Parasitología y Medicina tropical

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.